miércoles, 20 de diciembre de 2017

Imperofobia y leyenda negra - María Elvira Roca Barea


Título: Imperofobia y leyenda negra
Autora: María Elvira Roca Barea

Páginas: 460 

Editorial: Siruela

Precio: 24,70 euros

Año de edición: 2017

Este ensayo histórico ha adquirido cierta fama durante este año que ya acaba, hasta convertirse en un pequeño superventas. La verdad es que la historia, cuando se presenta de manera amena e interesante, es realmente apasionante y despierta una afición que nada tiene que ver con la sensacion de sopor y aburrimiento que nos causaba (a mí por lo menos) la Historia tal y como nos la enseñaban en el colegio.

La obra se dedica a dos temas. Uno de ellos se aborda de manera más superficial, el de la imperiofobia, que puede tener una componente de envidia y mezquindad y otra parte muy humana, porque siempre parece más sano situarse en la oposición al poder, siempre que sea sensata y constructiva. Y el otro, el de la leyenda negra, con más profundidad.

Varias cosas llaman la atención en este tema, la primera de ellas que al hablar de leyenda negra todo el mundo piensa en la de España, la leyenda negra por antonomasia, así que efectivamente sus enemigos hicieron un buen trabajo de imagen, de imagen negativa claro está.

También es curioso lo tardío del término, que parece que surgió en el siglo XIX y fué tratado in extenso nada menos que por Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez, al hilo de la decadencia del imperio español y el desastre del 98. Desde luego, la labor de difamación de lo español había empezado mucho antes, al menos en tiempos de Felipe II, cuando los ingleses, que parecen los grandes responsables del asunto, nos criticaban a mansalva y, sencillamente, nos asignaron el papel de malvados de la película (véase la reseña de «¡Rumbo a poniente!»). A lo mejor porque éramos los grandes rivales en el dominio de los mares.

Por otro lado, no nos hemos librado totalmente del sambenito. Todavía quedan tópicos, prejuicios, clichés y hay mucha desinformación. Está claro que la labor de los conquistadores en América tuvo sus sombras, fué una conquista militar al fin y al cabo, pero teñida de ideales religiosos y no demasiado cruel para lo que se estilaba en la época. En la mayoría de los países hispanoamericanos hay población descendiente de los indígenas, muestra de que no fueron exterminados; desde un principio se alzaron voces en favor de los indios, como Fray Bartolomé de las Casas; la Inquisición española no fué ni la primera ni más cruel que la alemana o la inglesa, y sus procesos fueron precursores de los modernos procesos judiciales; se expulsó a los judíos, igual que la mayoría de grandes potencias...

En fin, que el comportamiento histórico de los españoles no ha sido siempre ejemplar, pero tampoco peor que el de otras grandes potencias y en muchos casos, menos malévolo que el de otros.

Un ensayo histórico muy interesante, bien documentado, lleno de datos y anécdotas, de lectura obligada para el que quiera conocer nuestra historia.

María Elvira Roca Barea ha trabajado para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y enseñado en la Universidad de Harvard. Ha publicado varios libros y artículos en revistas especializadas, también ha dado conferencias dentro y fuera de España. 
               
María Elvira Roca Barea

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario