Mis librerías y editoriales

En esta página escribiré sobre mis librerías favoritas, las que visito más a menudo porque me quedan cerca de casa, me gustan y me siento cómodo en ellas. Es una pena que en Madrid queden cada vez menos librerías de barrio, esos sitios maravillosos donde se pueden hojear libros, preguntar al librero, ver novedades y leer las solapas. Si el libro digital triunfa y cierran las librerías, se perderán muchos títulos minoritarios que no interesa digitalizar. Así que si tenéis una buena librería cerca, de casa visitadla, comprad en ella, cuidarla, porque son templos de las letras en peligro de extinción.

Como hay varias editoriales que también colaboran con este blog y además tienen tienda virtual en su página web, me he tomado la libertad de ampliar esta sección y convertirla en un rincón dedicado a mis librerías y también a mis editoriales.






La Librería Lé están en Castellana nº 154, en Madrid, un poco más al Norte del Estadio Santiago Bernabeu y un poco más al Sur de la Plaza de Cuzco. Es una librería grande, anplia, con planta baja y sótano, moderna y funcional, que ha sustituido en el mismo local a otras dos grandes librerías, Crisol y Aguilar.

Es cómoda y tiene mucho libros a la vista, dispuestos en mesas y expositores, para ver, hojear y consultar antes de comprar. Los empleados entienden de libros y en seguida te ofrecen un servicio de encargo para los títulos no disponibles que me resulta muy cómodo, porque me avisan con un SMS cuando lo reciben. 

Tienen una editorial y un autor recomendados cada día, con sendos expositores dedicados, una sección de libros de bolsillo, una tarjeta descuento, organizan presentaciones de libros y muchas actividades.

Un sitio luminoso, agradable, en el que disfrutar de los libros, con muchos títulos y un amplio horario, de 10:00 a 21:00 de lunes a sábados.

Publicado por Antonio F. Rodríguez. 






Libros Alcaná es otra de mis librerías favoritas. Un establecimiento muy grande, lleno de estanterias de volúmenes de segunda mano, amenizado con música clásica de fondo, donde se pueden pasar las horas muertas hojeando, viendo libros y buscando maravillas a precio de saldo.

Tiene dos locales, ambos en el barrio de Tetuán, cerca de la estación de metro de Valdeacederas: uno en la calle Ana María nº 30, el más grande, y otro a la altura de Bravo Murillo nº 152, en la entrada del Mercado de Tetuán.

Es un estupendo ejemplo de cómo aprovechar las posibilidades de Internet para sobrevivir. Posee un catálogo en su página web, con fotos de todas las portadas, que permite búsquedas complejas y encargar el libro deseado para que nos llegue a casa por correo. Están especializados en libros raros y descatalogados y tienen precios muy razonables, creedme.

Un remanso de paz, lleno de libros, que resiste gracias a su visibilidad en la web.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.



                                                                                Foto © Google

VISOR es una librería y a la vez una editorial de poesía, que realiza una labor espléndida de recuperación de olvidados, reedición de clásicos, descubrimiento y difusión de nuevos valores...una mina para los lectores de poesía. 

La librería se encuentra en Madrid, casi en la esquina de Isaac Peral con Donoso Cortés, en ese barrio maravilloso, lleno de librerías, pequeño comercio y bares de tapas, un ecosistema que sobrevive probalemente a la población de estudiantes de la cercana universidad residentes en la zona. es un establecimiento estupendo, con una oferta muy bien seleccionada, muchos libros a la vista y un personal de trato abierto y amable.

Un lugar acogedor, luminoso y atractivo en el que vale la pena perderse hojeando libros y buscando títulos poco frecuentes. El plan se completa fácilmente haciendo una visita a algún bar cercano y con un paseo por el cercano Parque del Oeste.  

Publicado por Antonio F. Rodríguez. 



                                                                               Foto © Google

¡Ay, qué pena! Ha cerrado la librería papelería ARTE, una de mis favoritas y una de las pocas que quedaban en el barrio de Tetuán-Plaza de Castilla. Algo se muere en un barrio cuando cierra una librería.

Un poco más al norte de la Plaza de Castilla, en Madrid, escondida detrás de las Torres Kio, en el número 11 de la calle Mauricio Legendre y haciendo esquina con la calle de San Ramón Nonato, se encontraba la Librería ARTE, integrada en el vecindario de esa isla comprendida entre la Castellana, la Estación de Chamartín, Mateo Inurria y Pío XII, el llamado Barrio de Castilla, plagado de pequeño comercio y donde la gente todavía se conoce de vista.
  
Se trataba de una librería-papelería de barrio, con una selección de libros excelente que abarrotaba unas estanterías muy bien surtidas de clásicos y novedades, atendida por un personal encantador, que entendía de libros porque eran grandes lectores. Una librería pequeña que sobrevivía a duras penas, donde se podía coger un libro cualquiera con los ojos cerrados y comprarlo, porque valía la pena. 
   
Un lugar al que iban los chavales a comprar lápices y cuadernos y se acostumbraban a los libros casi sin darse cuenta; un sitio en el que a la segunda visita, ya te conocían y te trataban con deferencia. Era un establecimiento para entrar sin prisa y dedicarse a hojear volúmenes, a preguntar qué opinaba la dependienta de las últimas novedades y a comprar ese libro ya descatalogado que encontrábamos por casualidad. Una librería para visitar un sábado por la mañana, antes de acercarse a calquiera de los bares cercanos a tomar el aperitivo.

Otra librería de barrio que cierra, otro bosque de libros que desaparece, otra fuente de placer y sabiduría que perdemos. Cuida las librerías de tu barrio, si es que queda alguna, y si no, cuida a la librería del barrio de al lado, porque te necesita, porque la necesitas. Cuídala y compra cuando puedas porque si el lenguaje es la memoria y la identidad de la persona, las librerías son el alma y la sabiduría de una ciudad.

Publicado por Antonio F. Rodríguez. 





En el número 40 de la madrileña calle de Huertas, desde hace algún tiempo convertida en paseo peatonal, entre templos del jazz en vivo, refugios del blues y locales de música en directo, en pleno Barrio de las Letras, se encuentra la espléndida Libreria Iberoamericana. Una isla abierta a los autores de todos los países de habla hispana, especialmente interesante porque permite conocer buena parte de lo que se publica al otro lado del charco.

Parece mentira que quepan tantos libros y tan variados en un local que, aunque amplio y espacioso, no es una gran superficie. La oferta de títulos es tremenda, en calidad y cantidad. El personal del establecimiento entiende realmente de literatura y del negocio editorial, y sabe tratar a los clientes. Están pendientes de uno, pero no agobian si lo que se quiere es echar un vistazo. Un sitio ideal para quien esté interesado en ampliar sus horizontes culturales y conocer títulos iberoamericanos que no llegan a las librerías convencionales. 

La librería fué fundada en 1996 y la editorial Iberoamericana - Vervuert Verlag en 1975. Publica libros sobre America Latina, Portugal y España, y la librería ofrece, además de los libros de la edtorial asociada, una de las mejores ofertas de todo lo publicado en español.

Un auténtico filón para devoradores de libros. ¿Aún no la conoces?

Publicado por Antonio F. Rodríguez.



                    
Rayo verde es una joven editorial de Barcelona que publica sobre todos libros de narrativa, novelas y cuentos, de autores poco conocidos o sin editar en España, manteniendo un nivel de calidad muy alto. Según sus propias palabras «quieren dar más espacio a obras inquisitivas, comprometidas, audaces, inconformistas y exigentes en las librerías y en las bibliotecas».

Tuve la suerte de coincidir casualmente en un viaje con un colaborador de esta editorial y charlando sobre libros es como conocí a esta interesante empresa, que como casi todas las editoriales es más vocacional que otra cosa.

El nombre es todo un acierto. Rayo verde alude al no muy conocido y asombroso efecto atmosférico que hace que en raras ocasiones pueda verse al contemplar la puesta del Sol en el mar cómo el último rayo, el borde del disco solar vira al verde durante un instante. En este enlace puede leerse una explicación detallada del fenómeno.

Es algo poco habitual y muy impresionante, tan poco habitual como que aparezca una nueva editorial tan interesante.

Publicado por Antonio F. Rodríguez. 


http://www.ardiciaeditorial.es/

Ardicia es otra editorial muy joven, esta vez de Madrid, fundada en 2013 que tiene también la intención dar a conocer grandes autores que, por una razón u otra, son poco conocidos en nuestro país y permanecen olvidados a pesar de sus valores literarios. Hasta ahora se han dedicado a publicar volúmenes de extensión media, alrededor de las 100 páginas o 140 como mucho, cosa que a veces se agradece en estos tiempos de prisa y ajetreo en los que  aveces cuesta sacar un ratito de tiempo libre para leer.

Creo que si se echa un vistazo al catálogo, puede verse que hasta ahora están manteniendo un nivel excelente. ¡Ah! casi se me olvida, ardicia significa deseo ardiente de alguna cosa y en su página web los responsables de este sello editorial declaran su pasión, su deseo de ardiente de rescatar obras fundamentales que en su momento no consiguieron la difusión que merecían y de satisfacer a un buen número de lectores y lectoras.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.