martes, 25 de febrero de 2020

La vida sin maquillaje - Maryse Condé


Título: La vida sin maquillaje
Autora: Maryse Condé

Páginas: 320

Editorial: Impedimenta

Precio: 22,50 euros

Año de edición: 2020

Me encanta esta escritora guadalupana, es decir, francesa. Después del brillante libro de memorias «Corazón que ríe, corazón de llora», en el que la autora rememora y novela su infancia,  en este segundo cambia de registro y nos entrega una aguda e inteligente panorámica de la política y la historia africana del siglo XX, a base de pinceladas que cuentan sus peripecias por el continente negro. Porque esta obra trata en realidad de sus intentos por comprender e integrarse en África.

Condé, quizás siguiendo un viejo proverbio de su tierra que dice que «Mejor mal casada que solterona», tuvo cinco maridos y cuatro hijos, las tres niñas y el niño que aparecen en la portada, que jalonan una vida llena de aventuras y avatares. Criada en Guadalupe en una familia negra de élite, culta y refinada, que se llamaba a sí misma «los supernegros» y con un carácter demasiado fuerte, siendo la menor de diez hijos y dos esposas, despreciada por mujer y sabihonda, salió de su casa para estudiar en París y, después de sufrir la crueldad del racismo más xenófobo, aceptó una plaza de profesora en Costa de Marfil, un país prometedor en el que una nueva África independiente pugnaba por nacer.

Así empezó un periplo lleno de aventuras personales que la llevó a Guinea, Ghana, Londres y Senegal. Fué profesora y periodista, conoció a los seguidores de los grandes líderes de la negritud, Amílcar Cabral, Séoku Turé, Frantz Fanon, Aimé Césaire... conoció el tribalismo, el machismo, la pobreza, el clasismo, la injusticia y la exclusión. Porque a pesar de enamorarse de las ciudades en las que vivió, de instalarse allí y tratar de integrarse, nunca lo logró del todo.

Por un lado, se dice que los africanos odian a los antillanos, por otro lado muchos antillanos exhiben su pretendida superioridad en África y por último, el multilingüismo es una barrera dificilísima de superar. Para entrar de verdad en una sociedad, el idioma es la llave. Pero ¿qué idioma aprender cuando se pasa por cuatro países con varias etnias cada uno? ¿el moniké,el foulani, el soussou...? Vivió mil peripecias, le pasó de todo, fué violada, detenida, encarcelada y expulsada por espía... esta es la historia de una superviviente y de una madre que saca adelante a sus hijos como puede.

Una obra fascinante y multicolor, agridulce, llena de hallazgos felices y desgracias cotidianas, la narración de las aventuras de una antillana forma en la Sorbona en el África profunda. Una oportunidad para conocer los entresijos de las sociedades africanas y la política de esos países a través de su infuencia en la vida cotidiana de la población. Un reportaje sociológico-politico-histórico-cultural impagable, escrito con maestría y un estilo que va directo al grano en cada frase, con sensibilidad y ternura, pero también con genio y espíritu crítico.  

Cada uno de los capítulos lleva por título una cita de un autor famoso, una curiosa solución que establece un fuerte contraste entre el mundo de la cultura más refinada y la dura realidad de los países del tercer mundo que se debaten y luchan por autoorganizarse y salir adelante. Un libro extraordinario, que resume varios tratados sobre el continente, convirtiendo además el resultado en brillante literatura. Una vida muy peculiar contada con toda sinceridad, sin maquillaje. Muy recomendable.
  
Maryse Condé

Maryse Condé (Guadalupe, 1937) es una escritora francesa, activista feminista y autora tan polifacética que ha tocado prácticamente todos los géneros con éxito.

Nacida en una familia acomodada, fué la menor de ocho hermanos. Tuvo una cuidada educación y fué enviada por sus padres a la Sorbona de París, donde se licenció en Literatura Comparada.
Fué profesora en Áfricadurante años. Obtuvo una beca Fullbright para estudiar en Estados Unidos y durante décadas has sido profesora en la Universidad de Columbia.

Presidió el Comité por la Memoria de la Esclavitud en Francia (2001), cuyo trabajo dió lugar a la aprobación de que tipifica la esclavitud como un crimen contra la humanidad. Creó el Premio de las Américas Insulares y Guyana, que recompensa anualmente al mejor libro escrito en las Antillas. Desde hace unos años, una enfermedad degenerativa le ha obligado a establecerse en un pueblo de la Provenza francesa. Allí le dicta sus escritos a Richard Philcox, su esposo y traductor al inglés.

Las novelas de Condé exploran asuntos raciales, de género y culturales en una variedad de eras históricas. Comenzó a escribir y publicar a los 42 años, ha publicado 16 libros y en 2018 recibió el Premio Nobel Alternativo de literatura.
  
Maryse Condé
  
Publicado por Antonio F. Rodríguez.