sábado, 25 de febrero de 2017

Jartible, muy jartible - Isabel Coixet

http://www.economiadigital.es/es/notices/2015/09/isabel-coixet-explota-la-idea-de-espana-no-nos-fascina-pero-no-nos-repugna-76131.php
Isabel Coixet (foto Economía digital)

Isabel Coixet (Barcelona, 1960) es una de mis directoras de cine favoritas desde que ví en la pantalla grande su maravillosa película «La vida secreta de las palabras» (2007).


Pero, para mi sorpresa, también es una buena articulista y procrastinando un poco en la red, me he topado por casualidad con una pieza suya estupenda, en la que he aprendido dos palabras nuevas, «jartible» y «encimoso», que me han encantado:


Coixet empezó a hacer películas cuando a los nueve años le regalaron una cámara de 8 mm por su primera comunión. Se licenció en Historia por la Universidad de Barcelona, luego se dedicó a la publicidad y a la redacción de anuncios, con lo que consiguió varios premios.

En 1988 estrenó  su primera película, «Demasiado viejo para morir joven». Desde entonces ha realizado 21 películas y se ha llevado 5 Premios Goya a casa en varias categorías.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 24 de febrero de 2017

Pentamerón - Giambattista Basile


Título: Pentamerón
Autor: Giambattista Basile

Páginas: 288
 

Editorial: Siruela 

Precio: 25 euros 

Año de edición: 2006

Este libro, llamado también «El cuento de los cuentos», es en realidad una recopilación de 50 cuentos hilvanados por una pequeña historia, al estilo del «Decamerón». Son cuentos tradicionales y populares que Basile recogió sobre todo en Creta, Venecia, Basilicata, la Campania y Nápoles, una antología fabulosa, que todavía proyecta su influencia sobre toda la literatura occidental. 

Publicada en cinco tomos, después de su muerte, en 1634 por su hermana, tuvo al principio una difusión muy limitada por estar escrito en dialecto napolitano, demasiado local, pero tras dormir en un discreto olvido durante más de un siglo, se tradujó al italiano y al francés, con lo que nada menos que los Hermanos Grimm la mencionaban como una fuente de información fundamental para ellos y una de las mejores colecciones nacionales de cuentos que conocían. 

Perrault, Andersen y otros cuentistas se dejaron también influir por estos relatos y aquí encontramos las versiones originales de cuentos tan famosos como «Cenicienta», «El gato con botas», «La bella durmiente», «Caperucita», «Rapunzel», «Hansel y Gretel» y muchos más.

Son versiones más duras, directas, crudas y políticamente menos correctas que las que conocemos y tomamos por auténticas; en ellas hay incestos, sexualidad, necrofilia, zoofilia, parricidios, madrastras malvadas, ogros feroces, violencia, pasiones desatadas... una serie de cosas que los Hermanos Grimm edulcoraron para no perturbar a los niños.

El estilo es rabiosamente barroco,lleno de metáforas y frases tan ampulosas que hay división de opiniones: unos dicen que es una sátira irónica sobre ese estilo y otros sostienen que no, que es intencionadamente rebuscado. Como ejemplo, al final de esta edición se incluye una recopilación de las metáforas usadas para referirse a la salida de sol, compuesta de diecisiete variaciones sorprendentes («...a la hora en la que la Aurora sale a arrojar el orinal de su viejo, lleno de arenilla roja, por la ventana de Oriente...»), otros ejemplos de alusiones poéticas al ocaso («...cuando la Noche salió a extender sus ropajes negros para preservarlos de la polilla...») y algunos ejemplos más («...por aquellos labios había pasado Venus con sus carmines dando color a la rosa para que pinchase con sus espinas a mil almas enamoradas...»). Como podéis ver, una juerga. No os asustéis que no todo el libro es así.

Entre tanto cuento, los hay divertidos, otros resultan muy curiosos y también hay algunos delicados y tiernos, como el bellísimo «El mirto», uno de mis favoritos. El tono es muy natural, algo plebeyo, directo y con un encanto muy especial que hace que parezcan cuentos modernos, escritos hace poco.

Por otro lado, hay muchas cosas curiosas, como el uso profuso del número 3 y del 7, las dos cifras mágicas por excelencia, que la expresión «dar con la tecla» es napolitana o que entonces ya se cataban los melones antes de comprarlos.

Cada cuento incluye al principio un resumen y la reacción de los oyentes al relato anterior, con cierta intención moralizante. Además, esta edición está magníficamente arropada por un prólogo de Benedetto Croce (1866-1952) y un epílogo de Italo Calvino (1923-1985).

Una recopilación genial e inspiradora, barroca y algo brutal, llena de arquetipos y símbolos que el lector reconoce como conocidos desde tiempos inmemoriales. Un clásico estupendo y asombroso, que viene a demostrar que los cuentos infantiles, como los belenes, la pizza, los camafeos, el guiñol y tantas otras creaciones culturales, nació en Nápoles. Imprescindible.

Giambattista Basile (Giugliano, 1575-1632) fué un escritor nacido en la Campania italiana. Nació en una familia media napolitana, luchó como soldado para varias de las repúblicas italianas y para el Dux de Venecia. Allí comenzó a escribia poesía, con cierto éxito, ya que consiguió la protección de un noble. A partir de entonces pasó mucho tiempo en las cortes de los nobles venecianos, como versificador por encargo y hasta cierto punto, vivió bien.

Giambattista Basile

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 23 de febrero de 2017

La invención de la Naturaleza - Andrea Wulf


Título: La invención de la naturaleza
Autora: Andrea Wulf

Páginas: 578

Editorial: Taurus

  

Precio: 23,90 euros
 
Año de edición: 2016

Este estupendo libro sobre la vida y obra del gran Humboldt, el padre de la Geografía, es como un pequeño tratado de casi todo el conocimiento del siglo XIX, que hereda de su autor un caractér enciclopédico y la vocación de abarcarlo todo.

Alexander Von Humboldt (Berlín, 1769-1859), hoy relativamente sumido en un discreto olvido, fué el personaje más famoso de su época después de Napoleón; un hijo de la Ilustración que viajó por medio mundo, tuvo mil ideas interesantes, influyó en toda la comunidad científica del momento y desplegó un energía inagotable como naturalista.

Polímata consumado, humanista y científico, se especializó en etnografía, antropología, física, zoología -especialmente en ornitología-, climatología, oceanografía, astronomía, geografía, geología, mineralogía, botánica y vulcanología

Nació en una familia aristocrática berlinesa, cuando Berlín era solo una pequeña ciudad prusiana. Su padre murió cuando él tenía nueve años y junto a su hermano, el notable lingüista Wilhelm von Humboldt, fué educado por preceptores ilustrados. Atraído desde niño por el trabajo de campo, cuando su madre falleció y recibió la herencia familiar, se la gastó en expediciones científicas interminables, de manera que murió prácticamente en la pobreza, sostenido por sus mecenas.

Recorrió medio mundo observándolo todo, vestido de impecable etiqueta, cargado de instrumentos de observación, tomando notas y recogiendo muestras minerales, vegetales y animales. Visitó prácticamente todo el continente americano, Rusia y Asia Central, y no viajó más porque no le dejaron. Es el personaje que da nombre a un mayor número de entidades geográficas: ríos, montañas, lagos, corrientes marinas... 

Fué el primero en muchas cosas: en subir el Chimborazo (6263 m), que pasaba por ser la montaña más alta del mundo, dejando atrás a los porteadores con la lengua fuera; en hablar del efecto de la huella del hombre en el entorno y del cambio climático; en concebir el medio ambiente como un ecosistema; en pensar en la Naturaleza como un todo, tal y como la concebimos hoy en día; en ver el planeta como un único sistema, al que estuvo a punto de llamar Gaia, como Lovelock, y finalmente llamó Cosmos; en darse cuenta de que África y America encajaban y antes habían estado unidos; en pensar que los volcanes estaban unidos por debajo de la corteza y el centro de la Tierra era de fuego; en darse cuenta de que las plantas y animales se distribuían por alturas en montañas distantes; en ser precursor de la Teoría de la Evolución; en dar conferencias divulgativas abiertas al gran público, y mil cosas más.

Mapa de la corriente de Humboldt (1943)

Descubrió la gran corriente marina que lleva su nombre, el ecuador magnético, las isotermas, los mapas del tiempo, las tempestad magnéticas y miles de nuevas especies vegetales y animales; escribió treinta volúmenes y 50 000 cartas. Algunos de sus libros acompañaron e inspiraron a Darwin en su viaje en el Beagle, conoció a casi todos los grandes hombres de su época, sobre todo a los científicos y su influencia fué enorme.

Dibujo original de Humboldt que compara la distribución de plantas según la altitud en el
Chimborazo, Popocatepéi, Mont Blanc, Mont Perdu y Sulitelma (Japón)

Hablaba varios idiomas con soltura, peroraba a toda velocidad y era un hombre hiperactivo, un obseso del trabajo que no podía estarse quieto ni un minuto y, como él mismo decía, gustaba de hacer dos cosas a la vez y si podía, tres.

Un sabio único, con una personalidad arrolladora y una capacidad de trabajo envidiable, que tocó casi todas las ciencias relacionadas con la Tierra y las revolucionó. Un personaje admirable y apasionante, idealista, antiesclavista, a favor de compartir conocimiento libremente y el primer hombre globalizado, porque se comunicaba con medio mundo. Uno de los últimos grandes hombres, quizás el ultimo, que era a la vez de letras y de ciencias, como su gran amigo Goethe, al mismo tiempo un científico y un escritor de primera línea.

Este libro sobre su vida es muy ameno, está estupendamente documentado y creo que retrata muy bien al protagonista, su tiempo y su obra. Un texto que es una buena muestra del estilo de los superventas periodísticos o best-sellers reportaje, género que me parece que inauguraron Dominique Lapierre y Larry Collins con «¿Arde París?» (1964).

Esta edición está además enriquecida con un buen número de ilustraciones, sobre todo fotografías y grabados de la época, gran número de notas, un índice analítico y una extensa bibliografía.

En fin, un libro con el que se aprende muchísimo y una de las obras realmente grandes publicadas en el año 2016, tan completa que todos deberían leerla y disfrutarla.

Alexander Von Humboldt

Andrea Wulf (Nueva Delhi, 1972) es una historiadora y periodista británica, nacida en la India, que se ha hecho famosa con este libro que ha ganado en el 2016 el Premio Aventis y el Ness Award de la Royal Geographic Society.

Actualmente vive en Londres, da clase de Historia del diseño en el Royal College of Art, es autora de varios superventas y colabora en un buen número de periódicos y revistas. Tiene un página personal muy interesantehttp://www.andreawulf.com/.

http://chestertownspy.org/2016/10/22/adkins-arboretum-hosts-author-andrea-wulf-for-the-invention-of-nature/
Andrea Wulf (foto Antonina Gern)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Boquitas pintadas - Manuel Puig


Título: Boquitas pintadas
Autor: Manuel Puig

Páginas: 288
 

Editorial: Seix Barral 
 

Precio: 10,82 euros
 
Año de edición: 1992

Esta novela, seleccionada por el periódico «El mundo» en su lista de las 100 mejores novelas del siglo XX, se presenta como un folletín en 16 entregas y no va muy descaminada esa definición, porque cuenta las peripecias de un joven argentino, Juan Carlos, guapo y atractivo, y tres mujeres que le amaron, con multitud de historias y personajes secundarios que se entrecruzan con los principales. Literatura sentimental y novela romántica, es la historia de unos fajos de cartas y de un amor que dura toda la vida, hasta mas allá de la muerte.

Una historia que parece más propia de un serial radiofónico o de un culebrón de esos que se programan para después de comer, y os preguntaréis ¿se puede hacer alta literatura con ese material? Esta obra demuestra que sí, que es posible, y la curiosa transmutación del plomo en oro literario se consigue gracias a varias cualidades muy notables:

- La polifonía de la novela, que da voz a muchos personajes, a veces mediante el monólogo interior, lo que impregna de modernidad al texto y desconcierta un poco al lector, cosa que siempre es de agradecer.

- La autenticidad de los personajes, tan reales y conseguidos que parecen sacados de la realidad y grabados con micrófono. El lenguaje es de una naturalidad pasmosa y los diálogos parecen transcritos de la calle. 

- El carácter de las técnica narrativa de cada entrega, cambiante, sorprendente y siempre acertada. Hay capítulos epistolares, otros construidos sólo con diálogos, estos con oraciones de varios personajes, aquellos con estilo de acta notarial, unos pocos como diarios personales, dos que contienen la sucesión de imágenes que pasan por la cabeza de los protagonistas, algunos en forma de sincronía, contando lo que hacían y pensaban los personajes el mismo día y a la misma hora, unos cuantos con la descripción detallada de varios objetos (agenda, álbum, mesita) a lo Perec... Así hasta formar un espléndido ejercicio de estilo que parece sacado del OuLiPo (Ouvroir de Littérature Potentielle), un collage fantástico y admirable, llevado sin que el lector se pierda ni se aburra y haciendo progresar la trama con decisión.

El resultado es una de las mejores novelas del siglo pasado, a la vez experimental y cotidiana, moderna y de andar por casa, entretenida, muy lograda y bella. Una barbaridad de novela que no hay que perderse, rematada con varias sorpresas y desenlaces inesperados. El libro de vanguardia más inteligible. Una maravilla.

Manuel Puig (General Villegas, 1920-1990), escritor argentino de fama mundial, nació y paso su infancia en su pueblo natal, una localidad de 18 000 habitantes al noroeste de la provincia de Buenos Aires. Luego se trasladó a la capital para estudiar Arquitectura, pero acabó licenciándose en Filosofía y Letras. Viajó a Roma y allí estudió cine en el Centro Sperimentale di Cinematografia

Vivió en Londres y Estocolmo ejerciendo como profesor de italiano y español. Luego, entre 1961 y 1962 trabajó como asistente de dirección de cine en Buenos Aires y Roma. Y ya en 1968, estando en Nueva York, publicó su primera novela, «La traición de Rita Hayworth». Suguió viajando, pasando por Buenos Aires, Nueva York de nuevo, Río de Janeiro y Cuernavaca (México), publicando novelas y dando clase de escritura creativa.

Publicó en total nueve novelas, cuatro obras de teatro y varios guiones cinematográficos. Está considerado como uno de los autores más originales del siglo XX.

Manuel Puig

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 21 de febrero de 2017

El tío Tugsteno - Oliver Sacks


Título: El tío Tugsteno
Autor: Oliver Sacks

Páginas: 360
 

Editorial: Anagrama 
 

Precio: 11,90 euros
 
Año de edición: 2007

Algunos colegas criticaban a Oliver Sacks, el gran divulgador médico autor de «Despertares», aduciendo que era mejor escritor que neurólogo. No sé si es cierto, pero lo que creo que sí es verdad es que es un estupendo narrador y en este libro sobre su infancia en el norte de Londres, lo demuestra con creces.

El texto arranca cuando el autor, nacido en una numerosa familia judía, tenía 4 años y acaba cuando llega a los 14. Su abuelo ruso tuvo nueve hijos y nueve hijas, imaginaos el número de primos que eso supone, así que la gran mansión familiar era en realidad la enorme choza en la que vívia el «clan Sacks», formado por una marabunta de tías, primos, hermanos... en alegre mezcolanza y algarabía.

Su padre era un gran nadador y un gran médico, por cierto nuestro hombre heredó ambas cosas, pero en la familia había otros médicos, además de quimicos, geologos, músicos... hasta formar un elenco impresionante que bien podría haber montado un museo de ciencia recreativa. No es extraño que el pequeño Oliver se aficionase primero a las matemáticas, luego a la Geología y por fín a su gran pasión durante muchos años: la Química.

El título alude a un tío fabricante de bombillas y enamorado del Tungsteno, hoy llamado Wolframio, que se emplea para hacer los filamentos de las lámparas por su elevado punto de fusion (3410 ºC), fervor que supo transmirle a su sobrino. Pero el libro está lleno además de anécdotas y hechos curiosos: antes se usaba el carbón vegetal contra los gases y había personas con la lengua negra; un director cruel puede convertirse en un montón de átomos o en un esqueleto; la horrible dieta de los internados ingleses basada en nabos suecos y remolachas forrajeras; una prueba irreutable de la inexistencia de Dios; la receta de los bollos de cemento; cómo en aquella época podía ser excomulgado un miembro de la familia por casarse con una gentil; que el padre auténtico de la Química fué Robert Boyle (1627-1671); cómo se abandonó la teoría del flogisto; que hubo poetas-quimicos; la invención y evolución de la Tabla periódica; la Historia de las cerillas; que realmente un pulpo puede ser un animal de compañía; que los calamares son de sangre azul; qué es el espintaroscopio, y muchas cosas más.

En fin es la narración amena y atractiva de la infancia de un niño inteligente y sensible, lector voraz y casi superdotado, que se dedicaba a hacer en su pequeño laboratorio experimentos de química recreativa desde su más tierna edad. El texto mezcla casi a partes iguales la historia de su niñez y su familia con un repaso divulgativo estupendo de la Historia de la Quimica. Con lo que se demuestra que este simpático médico judío no era de ciencias ni de letras, sino de las dos cosas a la vez, como Dios manda.
 
Un libro estupendo, que vuelve a demostrar lo fácilmente que los buenos médicos pueden convertirse en humanistas, llevados de la mano de su interés por las personas y la vida en general. La lista de ejemplos de médicos-escritores es larguísima y vale la pena disfrutarlos como se merecen. Oliver Sacks, por ejemplo, es de lo mejorcito y siempre deja en el lector la reconfortante sensación de haber estado hablando con un amigo.

Oliver Sacks (Londres, 1933-2015) es un escritor y neurólogo de prestigio afincado en Nueva Yorkdel que ya hemos hablado varias veces en este blog. Desde los años 90 se ha hecho conocido por el gran público gracias a que ha sabido publicar libros amenos, bien escritos y muy lúcidos sobre algunas de las dolencias que aquejan al ser humano: la encefalitis letárgica, el síndrome de Asperger, el de Tourette, el Parkinson o las agnosias. Todos sus libros son muy recomendables.

Estudió medicina en el Queen's College de Oxford y se hizo cirujano. A los 27 años se trasladó a Montreal (Canadá) y luego a EE. UU., donde se hizo neurólogo. Era homosexual y tan tímido que no tuvo pareja hasta que los 44 años. Se definía a sí mismo como «un viejo judío ateo».

Oliver Sacks

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

lunes, 20 de febrero de 2017

Número cero - Umberto Eco

                 
Título: Número cero
Autor: Umberto Eco

Páginas: 224
 
Editorial: Lumen 
 

Precio: 20,90 euros 

Año de edición: 2015 

«Los perdedores y los autodidactas siempre saben mucho más que los ganadores. Si quieres ganar tienes que concentrarte en un solo objetivo y no perder el tiempo en saber más. El placer de la erudición está reservado a los perdedores

El protagonista de esta novela es un hombre de unos 50 años, periodista en grado de tentativa, fracasado reiterativo, al que su exmujer califica de perdedor compulsivo, que firmaría la frase del inicio. Un antihéroe que es contratado como redactor jefe junto con otros seis periodistas de un nivel profesional parecido por el director de un periódico, Domani, con la finalidad de preparar el numero cero del periódico.  

En realidad, el proyecto es preparar sucesivos números cero que no están destinados a publicarse, sino que estarán llenos de información comprometedora sobre personajes públicos, dirigentes políticos, militares, eclesiásticos, empresarios, etc. y que servirán al propietario para intimidar y extorsionar a las clases dirigentes con la publicación de información sensible. La amenaza de su divulgación le serviría al propietario para favorecer sus negocios y sus intereses en los medios de comunicación y medrar en lo social y lo político. A la vez, el protagonista tiene que evitar cuidadosamente preparar cualquier noticia por relevante que sea, que sea contraria a los intereses y la imagen del commendatore/cavalieri  propietario del periódico.

En la plantilla hay un reportero paranoico, que en sus investigaciones ve siempre la mano de una conspiración internacional, de la CIA, el Vaticano, el general Perón…, que aparece en todos los acontecimientos relevantes que suceden en Italia desde el fin de la guerra; todos los sucesos importantes que ocurren en Italia (como atentados terroristas, la muerte de papa Luciani o el secuestro y asesinato de Aldo Moro) son episodios de una trama gigantesca que maneja el poder en Italia, según la interpretación desmadrada del periodista. 

«Número cero» es la séptima y última novela de Umberto Eco. Muy amena, fluida, de lectura muy agradable, es una sátira mordaz sobre el periodismo de investigación, la política y las peregrinas teorías conspirativas. Está llena de humor, ironía y mucha retranca (© Antonio): una parodia de las investigaciones periodísticas que, en los personajes de Eco, se hacen delirantes. 

Umberto Eco (Alessandria 1932 – Milán 2016) ha sido escritor, filósofo, ensayista y profesor universitario. Estudió Filosofía y Letras, trabajó como editor cultural en la RAI y fue profesor en las universidades de Turín, Florencia y Milán. Ha escrito crítica literaria y ensayos. A los 50 años inició su brillante andadura como novelista con «El  nombre de la rosa», con la que alcanzó fama internacional. También alcanzó gran éxito con «El péndulo de Foucault» y «El cementerio de Praga».

Su reconocimiento es universal, ha sido doctor honoris causa por 38 universidades. Fue caballero de la Legión de Honor francesa, caballero Gran Cruz de la Ordendel Merito italiana y premio Príncipe de Asturias de comunicación. También fue propuesto en varias ocasiones al Premio Nobel.

Umberto Eco

Publicado por John Smith.