lunes, 2 de marzo de 2015

Desayuno en Tiffany's - Truman Capote


Título: Desayuno en Tiffany's
Autor: Truman Capote

Páginas: 160

Editorial: Alfaguara

Precio: 7,90 euros 

Año de edición: 1990 

Esta deliciosa novela gira alrededor de Holy Golightly, una joven de provincias que tras rechazar un trabajo de actriz en Hollywood se instala en Nueva York dispuesta a vivir su vida saltándose todas las normas sociales, viviendo intensamente el presente de forma alocada, frívola, desenfrenada, sin preocuparse por el futuro ni por ordenar su vida. Se convierte en una estrella de la noche neoyorquina, dejándose invitar por todos los hombres que pasan por su vida, amigos o conocidos. 

No tiene ocupación clara salvo visitar a un gángster en la cárcel, hacerle compañía y hacer inocentemente de correo informativo a cambio de una buena remuneración. Una forma de vida que le va a originar una serie de problemas con sus vecinos, amigos…y con alguien más, hasta complicarle seriamente la vida. 

Cuando está de bajón, su remedio consiste en ir a Tiffany’s en la Quinta avenida y disfrutar del ambiente de lujo, glamour y distinción de la famosa joyería, bien en el local o bien desayunando en alguna cafetería cercana. 

Una novela entretenida, envolvente, que se lee casi de un tirón, una estupenda muestra del realismo americano de los años 50. 

Sobre ella se hizo una magnifica película de amor y lujo en 1961, dirigida por Blake Edwards, con una encantadora Audrey Hepburn en el papel protagonista. 

Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes (1961)

Truman Capote (Nueva Orleans, 1924 - Los Angeles, 1984) vivió su infancia y juventud en el profundo sur de los Estados Unidos, en medio de continuos viajes y cambios de domicilio debidos a que sufrió con 4 años la separación de sus padres. Eso le marcó como un chico solitario y retraído. Para huir de su soledad empezó a escribir muy joven, de adolescente, y a los 18 años empezó a trabajar en «The New Yorker».

Trabajó como periodista, escribió relatos cortos, cuentos y novelas. Conoció el éxito a los 21 años con «Miriam», uno de sus primeros relatos. Posteriormente escribió un buen numero de cuentos, relatos y novelas, la más famosa «A sangre fría», relato periodístico de un brutal asesinato; con ella inicia un nuevo genero: la novela de no ficción escrita según la investigación periodística de documentos policiales y entrevistas personales.

Truman Capote ha quedado como uno de los grandes narradores americanos del siglo XX.

 

Publicado por Cris de la Fuente.

domingo, 1 de marzo de 2015

El hombre que entendió el corazón humano: Paco Torrent Guasp


Hoy quiero contaros un caso real, verdaderamente increíble, que muestra una vez más que a menudo la realidad supera a la ficción. Es es la historia de Paco, ese hombre de la fotografía con aspecto de galán maduro que recuerda a Robert Redford

Nació en Denia (Alicante) en 1931 y se fué a Salamanca a estudiar medicina. En la facultad mostró un gran talento para el dibujo y pronto se convirtió en ayudante del profesor de Anatomía. Estando en cuarto curso, un día el profesor le encargó abrir un corazón para enseñárselo a los alumnos al día siguiente. Extrajo un corazón de uno de los cuerpos que tenían preparados, lo abrió mediante un corte longitudinal y se quedó fascinado viendo su estructura organizada en cuatro cavidades, dos válvulas y una poderosa capa muscular alrededor. 

Algo no encajaba. No entendía cómo aquel músculo tan pequeño podía contraerse con la fuerza suficiente como para mantener en movimiento el flujo sanguíneo. Siguió dándole vueltas a la cuestión del funcionamiento de corazón. Desde que otro español, Miguel Servet, describiese la circulación de la sangre en 1546, hacia cinco siglos, nadie había logrado explicar de manera convincente la mecánica de aquella pequeña bomba maravillosa.

Hasta que a Paco se le ocurrió una idea genial: el corazón no podía funcionar como una mano que apretase, que estrujase, eso era muy poco eficiente; tenía que funcionar como un trapo que se retuerce, así sí que se logra sacar de él todo el líquido que contiene con un esfuerzo moderado. Empezó a diseccionar corazones de vacas, cerdos, otro muchos animales y también personas. Comprobó muchos otros detalles y perfeccionó su modelo de corazón. Descubrió que hay una banda de fibras musculares arrollada alrededor del corazón de forma helicoidal. La llamó banda miocárdica ventricular.

Su descubrimiento, la estructura helicoidal del músculo cardíaco tendría múltiples aplicaciones. Los cirujanos harían incisiones que respetan la dirección helicoidal, varias técnicas se podrían mejorar teniendola  en cuenta, se podrían idear otras nuevas... 

Publicó algunos artículos, trató de difundir sus ideas, pero nadie la hizo mucho caso. Por aquel entonces era un simple médico de familia en su Denia natal y no tenía el apoyo de ninguna universidad. Tenía dificultades en que le admitiesen en los congresos de cardiología simplemente como Francisco Torrent Guasp, su nombre completo y sin ninguna institución detrás. Pasaron los años y su teoría se covirtió en una mera curiosidad sin mucha repercusión. Hasta que en el 2005 se celebró en Madrid un gran congreso internacional de la especialidad y Paco consiguió que lo invitasen a presentar una comunicación. 

Nuestro hombre realizó una demostración espectacular. Se presentó en el auditorio con un corazón humano entre las manos, explicó cómo funcionaba y finalmente, simplemente presionando con los dedos en el sitio adecuado y rompiendo unas pocas fibras musculares, desenrolló el corazon en una larga banda helicoidal. La ovación fué apoteósica, los mejores cardiólogos del mundo le aplaudían entusiasmados. Paco no cabía en sí de gozo. Por fin tenia el reconocimiento que merecía y sus ideas eran aceptadas. 

Bajó del estrado ente felicitaciones y enhorabuenas, todo el mundo queria hablar con él. Pero de pronto, comenzó a sentirse mal. Su hijo, también médico, le acompañó al cuarto de baño y allí, Paco cayo fulminado, víctima de un súbito y devastador infarto de miocardio. Estaba rodeado de los mejores especialistas, pero no pudieron hacer nada por él. Estaba muerto. Sin embago, ésta no es una historia triste. Su hijo no se cansa de repetir que su padre murió completamente feliz y con una sonrisa en los labios. 

http://www.medynet.com/banda/fig24.htm
La banda miocárdica ventricular
    
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 28 de febrero de 2015

Aforismos - Žarko Petan


Título: Aforismos 
Autor: Žarko Petan

Páginas: 93 

Editorial: Bassarai 

Precio: 10 euros 

Año de edición: 2004

Los libros de aforismos y citas tienen desde siempre un encanto especial para mí. Quizás por simple economía, valoro mucho el que con una frase certera me abran la mente a una nueva idea, me hagan pensar sobre un tema o me hagan reírme a solas, como me pasa con estos pensamientos de un escritor esloveno que, o mucho me equivoco, o es un perfecto desconocido por estos lares.

Sus frases son geniales, llenas de ironía, que destilan el más fino humor y dejan vislumbrar a sabiduría profunda del que ha vivido muchas cosas, probablemente demasiadas porque la historia de los Balcanes ha sido de todo menos plácida. Es un humor que tiene a veces algo de absurdo y surrealista, en otras ocaciones tiene el mérito de sobreponerse a la tragedia y siempre se nota esa conexión especial que hay entre el humor centroeuropeo y el español.

El autor define un aforismo como «una frase breve y aguda que resuena mejor en una cabeza llena que en una vacía», definición que en sí misma es otro aforismo más. También da una receta para escribir libros de aforismos que no tiene despedicio y recuerda a lo mejor de los hermanos Marx, Ionesco y Beckett:

«Primero compras una caja de zapatos con unos zapatos. Después, tiras los zapatos y te quedas con la caja. Cada semana copias a tu gusto un aforismo de un periódico, una revista o un libro. Vas guardándolos en la caja. Haces eso durante exactamente 750 semanas. Abres la caja después de 15 años. Y dentro tienes una antología de aforismos. Naturalmente que no son los mejores aforismos. Algunos ni siquiera te gustan y te preguntas cómo han poido entrar en la caja. Los aforismos se estropean rápidamente, sobe todo si los guardas en una caja de zapatos. Por eso yo no los guardo en una caja, sino que los pongo en circulación».

Un libro muy divertido, un monumento a la inteligencia y al humor, una lectura entretenida y ligera, pero que tiene mucha más enjundia de lo que puede parecer a primera vista. Un librito que es una joya, ideal para tenerlo en la mesita de noche y dormirse todos los días entre risas.

Aquí tenéis algunos ejemplos: 

Ser feliz en la infelicidad es la receta para una vida larga.

Amad a vuestros enemigos, vuestro amor les perjudicará.

Un viejo es un niño con pasado.

Dame la llave de tu corazón... ¡Quiero salir! 

Los primeros serán los últimos, los últimos serán eliminados. 

Necesitas muchas palabras para ocultar lo que no quisiste decir. 

Un mensaje para los que están esperando a Godot: ayer pasó y no se paró.

Todo lo que sé lo aprendí de las malas compañías.


Žarko Petan (Liubliana, 1929-2014) es uno de los mejores escritores eslovenos que ha habido. Nació en la capital de la actual Eslovenia, pero cuando todavía pertenecía a la extinta Yugoslavia. Cuando tenía cuatro años, su familia se mudó a Zagreb (Croacia) y esa ciudad le dió sus primeros recuerdos y el primer idioma que dominaría, el croata. A los diez años es «expulsado del paraíso familiar, del nido protegido», como él mismo decía, para ingresar en un hosco internado, en el que sólo estuvo dos años porque llegó la Segunda Guerra Mundial.

Al acabar la guerra, los Petan se mudan a Trieste (Italia) y allí publicó Žarko sus primeros poemas en croata. Luego la familia se instaló en Máribor (Eslovenia) y él aprendió a escribir en esloveno con el famoso escritor Anton Ingolič.

Estudió en la Academia de Arte de Liubliana y estuvo prisionero en la cárcel de Belgrado durante los años más duros del régimen comunista, de 1959 a 1961. En el calabozo escribía mentalmente aforismos y los memorizaba porque no tenía nada más que la oscuridad, un cubo de basura y un camastro. La experiencia le marcó profundamente, cambió su manera de ser, le hizo más retraído, desconfiado e irónico.

A pesar de que escribió varias novelas y libros de poesía, siempre se consideró Director de teatro y esa era la actividad que más le llenaba. Escribió 33 obras de teatro, que han sido traducidas a más de 30 idiomas.


Žarko Petan

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 27 de febrero de 2015

Alexis o el tratado del inútil combate - Marguerite Yourcenar


Título: Alexis o el tratado del inútil combate 
Autora: Marguerite Yourcenar 

Páginas: 136 

Editorial: Alfaguara

Precio: 17 euros 

Año de edición: 2014

Este libro es una gran novela, uno de las obras que ha consagrado a su autora como una de las grandes escritoras francesas del siglo XX. Se trata de una carta larga, tierna y triste, un largo monólogo atípico en el que el protagonista, Alexis, le cuenta a su mujer cuál es el gran problema de su vida. Es una «salida del armario» planteada con delicadeza y sensibilidad, elegante y refinada, gestionada de manera admirable desde el punto de vista literario, con un estilo que sabe a clasicismo por los cuatro costados. La autora tiene una forma muy musical de redactar, una prosa bella y refinada, que avanza con la suavidad del motor de un Rolls-Royce, sin estridencias y con elegancia.

Una novela lírica, íntima, muy bella, sobre un tema nada fácil de tratar allá por 1929, cuando se publicó. A mí me recuerda por el tema y el tono a las «Confesiones de una máscara» de Yukio Mishima. No estaría mal hacer un ejercicio de lectura comparada entre las dos obras. En estas páginas despuntan el temor y el deseo, la delicadeza y el amor, la culpa y el afecto, porque el protagonista ama a su mujer y se siente culpable, pero no lo puede remediar.

Yourcenar empezó a escribir esta novela con tan sólo 24 años y los publicó a los 26. Era su tercer libro y su primera novela (antes había publicado sólo poesía), un brillante debut. En él hace una impresionante exhibición de madurez, de escritora hecha que conoce su oficio. La novela tuvo un éxito considerable y siempre ha sido muy bien valorada por la crítica.

Un libro de gran belleza, que no ha perdido vigencia a pesar de los 89 años transcurridos, un espléndida muestra de novela epistolar. Uno de esos libros que todo el mundo debería leer, especialmente apropiado para amantes de la gran literatura, con mayúsculas. Os lo recomiendo.

Marguerite Yourcenar (Bruselas, 1903-1987) es una de las grandes damas de la literatura francesa, una mujer que tocó casi todos los géneros con acierto.

Su madre murió debido a complicaciones del parto y fué educada por su padre, un aristócrata francés que la educó en casa. A los ocho años ya leía a Racine y a Aristófanes, su padre le enseñó latín a los diez, griego clásico a los doce y le transmitió la pasión por los viajes. 

A los dieciséis años comenzó a publicar y a traducir. Estaba en Estados Unidos cuando se inició la Segunda Guerra Mundial y decidió quedarse allí. Estuvo enseñando Literatura comparada en la Universidad de Nueva York.

En 1951 alcanzó el éxito y la fama con «Memorias de Adriano». Ganó prestigiosos premios, fué  propuesta para el Premio Nobel de Literatura y nos ha dejado una larga lista de títulos, todos interesantes y de gran calidad. Fué la primera mujer elegida miembro de la Academia Francesa en 1980. Siempre escribió en francés.

 
Marguerite Yourcenar


Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 26 de febrero de 2015

Colombia, donde el verde es de todos los colores - William Ospina


Título: Colombia, donde el verde es de todos los colores
Autor: William Ospina

Páginas: 169

Editorial: Mondadori

Precio: 12 euros 

Año de edición: 2013

Éste, uno de los mejores libros que pueden leerse como introducción a la cultura y la historia colombianas, recopila once ensayos del autor sobre ese fascinante país sudamericano, poliédrico y rico en matices como pocos. El título esta tomado de unos versos del poeta colombiano Aurelio Arturo (1906-1974), en los que dice que Colombia es «el país donde el verde es de todos los colores». El poeta, al describir así el minifundio de su pueblo natal, que contiene los más variados tonos de verdor, parece que sintetiza también la esencia y el destino de uno de los países más variados del mundo.

En Colombia, la naturaleza parece generosa y la ha dotado de frondosas selvas al Sur y al Oeste, el mar de árboles de la Amazonia, las selvas lluviosas del Pacífico, la variedad de dar a dos mares bien diferentes, tres cordilleras en las que se ramifican Los Andes, las llanuras caribes, las cuencas del río Cauca, el Río Magdalena y el maravilloso Orinoco...una exuberancia y variedad en la que reina lo natural. Las cifras dan vértigo, se han identificado 45.000 plantas. 1753 aves, 583 anfibios, 475 reptiles, 453 mamíferos, en lo que debe de ser uno de los países con mayor diversidad biológica.

Además el país en rico en recursos naturales, tieme oro, esmeraldas, petróleo, plata, platino, cobre, níquel y la mina de carbón a cielo abierto más grande de América Latina. Está habitado por 180 etnias diferentes, cada una con su lengua, sus tradiciones y su cultura. Cuando llegaron los españoles no había un gran imperio que dominar, conquistar un poblado no significaba dominar el siguiente, así que fué una lucha constante, agravada por los mosquitos, el calor sofocante, las fiebres y las alimañas.

Colombia parece el país del exceso y la diversidad, multifacético, variado y rico, también es irreductible, insumiso y rebelde, nunca ha aguantado una dictadura mucho tiempo y hasta hace poco su territorio era disputado por cuatro ejércitos: el ejército reglar, los paramilitares, los narcos y la guerrilla. Por supuesto que los problemas se han agravado con el narcotráfico, pero ese ha sido el signo de la historia de este bello país hasta ahora, la riqueza en todos los sentidos, la diversidad y el poder atomizado.

Es una pena que este título, editado por Mondadori en 2013 (hay una edición de 2015 titulada Érase una vez Colombia) , sea tan difícil de encontrar en España. En Colombia, en cambio, se puede comprar fácilmente. Si alguien viaja allí, le recomiendo que se haga con él cuanto antes y lo lea antes o la vez que deambula por el país.

Un libro fascinante sobre un país arrebatador en el que surgió, como no podía ser de otra manera, un barroco criollo y fértil. Una obra fundamentalpara introducirse en la jungla de la cultura colombiana, escrita con la exuberancia del trópico, con un lenguaje rico y sabroso que convierte la lectura en un placer.


William Ospina (Herveo, 1954) es un poeta, ensayista y novelista colombiano. Nació en una familia de seis hermanos y heredó una gran voz de su padre, con la que a veces se lanza a cantar folclore colombiano.

Estudió Derecho y Ciencias políticas en la Universidad Santiago de Cali y se dedicó al periodismo y la literatura, con algún trabajo que otro en el mundo de la publicidad. En sus planteamientos se nota la influencia del folósofo colombiano Estanislao Zulueta, sobre el que ha escrito varios ensayos.

En el año 1979 inició un largoperiplo por Europa en el que visitó Alemania, Bélgica, Italia, Grecia y España. Al volver se instaló en Bogotá. Ha ganado premios de ensayo, como el Premio Nacional de Ensayo en 1982 por «Aurelio Arturo, por la palabra del hombre», de poesía, como el Premio Nacional de Poesía (1992) y de novela, como el Premio Rómulo Gallegos (2009).

Es partidario de una salida negociada a la situación de Colombia y en ese sentido, enla gran movilización por la paz del 9 de abril de 2013 a la que concurrieron un millón de personas, se leyó su «Segunda oración por la paz», comemorando la que escribió Jorge Ellecer Gaitán 65 años antes.

Es Doctor Honoris Causa en Humanidades por la Universidad Autónoma Latinoamericana, de Medellín y por la Unuiversidad del Tolima. Actualmente escribe una columna semanal en el diario El Espectador. No sonríe casi nunca, al menos en público. Suele tener ese gesto serio, concentrado y algo tenso, del que se esfuerza constantemente por construir un buen discurso.

William Ospina

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Calendas griegas - Gesualdo Bufalino


Título: Calendas griegas
Autor: Gesualdo Bufalino

Páginas: 242

Editorial: Anagrama

Precio: 9,02 euros 

Año de edición: 1993

Hoy os propongo recordar a otro genial escritor nacido en Sicilia, esa atractiva isla en la que no sé que les dan a los niños de cena, porque crecen los buenos autores como setas.

Se trata de Don Gesualdo Bufalino, profesor de instituto y escritor secreto durante años, y sus «Calendas griegas». El irónico título alude a algo que nunca pasará, o que nunca ha sucedido, porque las calendas eran una división del tiempo de los romanos, no de los griegos. Parece que el emperador Augusto usaba mucho la expresión «hasta las calendas griegas» para expresar que alguien no iba a pagar nunca su deuda.

Y en cierta medida eso es el contenido de este libro, cosas que nunca han pasado exactamente, porque se trata de una autobiografía literaria embellecida y transformada, más en lo accesorio que en lo fundamental, para que tenga suficiente interés. El autor nos cuenta una vida imaginaria, en la que oculta cosas, inventa otras y tergiversa algo hasta construir un bello edificio literario con el inconfundible sello Bufalino: lenguaje barroco y a la vez accesible, riqueza poética, erudición amable, elegancia de estilo, frases sonoras que invitan a la declamación, aroma clásico, cadencia y ritmo...una voz humilde y acogedora que nos toma de la mano y nos enseña algunas habitaciones de su vida, embellecidas y decoradas, sí, pero ¿quién no deforma y mejora su vida cuando la cuenta?

Una biografía literaria escrita en 1992, porque los 72 años son una edad razonable para morir. ¡Ay! parece que Don Gesualdo adivinaba que un coche le mataría cuatro años después en un terrible accidente, con la complicidad de su biografía, porque si no hubiese pasado una tuberculosis que le dejó prácticamente un sólo pulmón, seguramente se habría recuperado y habría sobrevivido al desafortunado encuentro.
 
El texto comienza en el claustro materno y sigue a lo largo de cuatro capítulos: infancia y pubertad, juventud, madurez, y vejez y muerte. Mezcla la narración en primera y en tercera persona, los fragmentos en tono de diario, las poesías, las citas, los fragmentos, algunos párrafos con lenguaje teatral, monólogos. En fin, una obra heteróclita compuesta con absoluta libertad, empapada de fina ironía, en la que no siempre se respeta el orden cronológico cuando un recuerdo llama a otro y éste al siguiente. Un recorrido muy agradable, maravilloso, por la vida de este autor único e inimitable, sensible y modesto, que me temo que le retrata a la perfección y tiene mucho más de auténtico de lo que insinúa el título.

Gesualdo Bufalino (Comiso, 1920-1996) fué un genial escritor siciliano que no publicó su primera novela hasta los 61 años. Era hijo de un obrero y un lector voraz y omnívoro desde su más tierna infancia. Estudió literatura en Catania y en Palermo. Luchó en la Segunda Guerra Mundial, en 1943 fué capturado por los alemanes y logró fugarse. 

Tuvo que hospitalizarse por una tuberculosis durante dos años, experiencia que le serviría para escribir la novela «Perorata del apestado» (1981), con la que obtuvo el prestigioso Premio Campiello. Fué profesor de instituto en Comiso hasta hasta su jubilación. Totalmente apartado del mundo literario, fue descubierto por Leonardo Sciascia al leer una introducción suya a un volumen de fotografías de su ciudad natal.

A partir de entonces fue acosado por la editorial siciliana Sellerio para que les pasara cualquier cosa y así fueron apareciendo ocho títulos que se convirtieron inmediatamente en otros tantos superventas en Italia, hasta su dramática muerte, atropellado por un coche.

 
Gesualdo Bufalino

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 24 de febrero de 2015

Antología de escritoras hispanoamericanas del siglo XIX - Varias autoras


Título: Antología de escritoras hispanoamericanas del siglo XIX
Autor: Varias autoras

Páginas: 348

Editorial: Cátedra

Precio: 11,50 euros 

Año de edición: 2012

Parece mentira, pero en mundo globalizado, donde a veces parece que toda la información está al alcance de un clic, todavía quedan generaciones completas de autores desconocidos y muy poco accesibles. Esta antología viene a remediar uno de esos olvidos, con una muy interesante recopilación de relatos, fragmentos y algo de teatro, un abanico de textos muy variados para presentarnos nada menos que a veinte escritoras de categoría, veinte mujeres hispanoamericanas que vivieron y escribieron en el siglo XIX. 

Una atrayente ensalada de lo más variopinto, algo irregular como es natural, pero interesantísima para conocer cómo eran, como pensaban y se expresaban las mujeres de esa época. Ya se sabe que compartimos muchas más cosas con nuestros coetáneos, independientemente de su raza y procedencia, que con compatriotas de otra época, así que uno de los aspectos más interesantes de este libro es el retrato que se vislumbra del XIX americano.

Es difícil mencionar alguna de estas autoras por encima de las demás, hay aquí profesoras prestigiosas, feministas pioneras, líderes de tertulias, académicas ilustres, mujeres precoces que se casaron a los catorce años, grandes viajeras, féminas emprendedoras, ensayistas estupendas. Un elenco formidable de figuras de primera línea. Un conjunto de buenos relatos entre los que me quedo, a pesar de todo con la tremenda tragedia rural descrita en «La venta del chivo prieto» de la mexicana Laura Méndez de Cuenca (1853-1928).

Voy a atreverme a mencionar algunas de las autoras que más me han sorprendido: la peruana Flora Tristán (París, 1814-1844), Juana Manso (Buenos Aires, 1819-1875), la chilena Rosario Orrego de Uribe (Copiapó, 1831-1879), Soledad Acosta de Samper (Bogotá, 1833-1903) y Adela Zamudio (Cochabamba, 1854-1028). Aunque creo que lo que vale la pena es sumergirse en esta obra y conocerlas a todas, vale la pena.

Una buena manera de darse cuenta que hay muchas buenas autoras que quedan un poco apartadas o disminuidas en un mundo que ha sido, y sigue siendo en buena medida, demasiado patriarcal. Estas mujeres de letras son estupendas.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Laura Méndez, Flora Tristán,
Juana Manso, Rosario Orrego, Soledad Acosta y Adela Zamudio

Publicado por Antonio F. Rodríguez.