miércoles, 25 de mayo de 2016

Manuel para mujeres de la limpieza - Lucia Berlin

                                
Título: Manual para mujeres de la limpieza
Autora: Lucia Berlin
 

Páginas: 432
 

Editorial: Alfaguara

Precio: 20,90 euros  

Año de edición: 2016

Este libro, de título desconcertante que trata de despistar al lector potencial, reúne en una antología cuarenta y siete relatos  de Lucia Berlin, escritora maldita de vida atormentada, de calidad deslumbrante y prácticamente desconocida en Europa.

Son cuentos buenísimos, complejos, con un lenguaje rico y potente, la mayoría basados en la biografía de la autora, entre los que me resulta muy difícil elegir un favorito porque cada un me parece mejor que el anterior. El lector recorre asombrado estas páginas descubriendo joyas literarias una tras otra; he tenido que dejar de leer cada relato para recuperar el aliento mental y recrearme un poco en lo que acababa de leer, acabar de digerirlo y disfrutar de su encanto.

Porque esta gran escritora despliega en sus textos un atractivo irresistible y  demuestra una madurez envidiable desde el primer párrafo. Empieza casi todos sus cuentos in media res, de una forma u otra, los carga de una intensidad considerable y suele rematarlos con un final abierto que nos deja con la boca abierta y pidiendo más. Una maravilla.

Tiene además cierta cualidad polifónica, parece no una escritora sino muchas, tan variados son las visiones que desprenden estos textos por los que pasan historias de todo pelaje y condición. Da la sensación de que ha vivido varias vidas, y en todas ellas ha tenido los ojos bien abiertos y ha aprendido.   

Los temas remiten a la América profunda, de esa de la que no se suele hablar demasiado. Sus personajes son fracasados, marginados, extravagantes y poco convencionales, pero creíbles y llenos de vida, con una alegría invencible ue les impulsa. No sé con cuál quedarme, con el jockey, el dentista, el alumno difícil, la mujer de la limpieza... son a cual mejor.

Un libro excelente, uno de los acontecimientos literarios de este año y una oportunidad para conocer a esta mujer dotada de un talento especial para observar la vida, sentirla y luego convertirla en relatos aparentemente sencillos, sin una palabra de más y toda la complejidad de la vida encerrada entre sus líneas. 

Lucia Brown Berlin (Juneau, Alaska, 1936-2004) fué una escritora estadounidense bastante desconocida por aquí y ahora recuperada gracias a la aparición de esta colección de relatos. Escribió exactamente 77 cuentos en tres volúmenesr recopilatorios y con uno de ellos («Homesick») ganó el American Book Award.

Hija de un ingeniero de minas que iba cambiando de residencia con su familia según trabajaba en un yacimiento u otro, tuvo una infancia problemática con una madre alcohólica y fría que, según ella, prefería la botella a sus hijas. Prácticamente fué criada por sus vecinos.

Se mudó con su familia a Chile, allí aprendió el español y luego a Nuevo México, donde estudió literatura y fué alumna de Ramón J. Sender. Tuvo una vida algo convulsa, a los 30 años acumulaba tres matrimonos fracasados, cuatro hijos y cierta afición al alcohol. Escribiendo esporádicamente trabajó como recepcionista de un médico, profesora de secundaria, ayudante de enfermería, limpiadora de hogar y unas cuantas cosas más.

Un amigo le consiguió una plaza de profesora en la Universidad de Colorado y pasó seis años allí enseñando literatura. Los alumnos la adoraban y ganó algún premio al mejor profesor. Su mala salud, el asma y un cáncer de pulmón la obligaron a dejar las clases y falleció joven, a los 68 años. 

Lucia Berlin

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 24 de mayo de 2016

Ante todo no hagas daño - Henry Marsh


Título: Ante todo no hagas daño
Autor: Henry Marsh
 

Páginas: 352
 

Editorial: Salamandra

Precio: 19 euros  

Año de edición: 2014 

El título alude a una frase (primum non nocere) atribuida a Hipócrates de Cos, médico griego del siglo IV a. C. considerado el padre de la medicina, y constituye una llamada a la prudencia y una recomendación muy elemental para el ejercicio de esa profesión, más aún si se trata de alguien que ejerce una especialidad un tanto desalentadora y de resultados inciertos como es la neurocirugía. Un campo en el que las complicaciones de los procedimientos pueden conducir a la muerte del paciente o a que sufra secuelas graves y quede con una discapacidad importante.

Y eso puede depender tanto del buen hacer del cirujano como de una dosis añadida de suerte que acompañe o no a su trabajo.

El autor, neurocirujano de prestigio, lo explica de forma clara en el prólogo: una parte de sus resultados están en relación con la suerte o con pequeños detalles asociados al procedimiento; el médico que interviene no es un dios capaz de extirpar una lesión en el cerebro de su paciente, pero tampoco es un villano cuando el resultado no es el esperado y el paciente queda discapacitado o dependiente para sus actividades elementales cotidianas. El cirujano es una persona con conocimientos y habilidades adquiridas, muy especificas, pero sujeto a emociones personales y problemas habituales como cualquier otro ciudadano.

El libro está escrito en forma de memorias en las que va relatando en los diversos capítulos tanto éxitos profesionales como malos resultados, errores y complicaciones. Aborda su relación con los pacientes y familiares, sus explicaciones sobre la enfermedad y lo que pueden esperar de la cirugía; en ocasiones la extirpación de la lesión y la solución del problema, pero en otras la única alternativa viable es la exéresis parcial de la lesión para no poner en riesgo la vida del paciente a sabiendas de que la enfermedad va a reaparecer. Habla de una especialidad en la que a veces se considera un buen resultado la supervivencia durante unos años o incluso unos meses; eso tiene que ser a la fuerza un trabajo frustrante.

Viendo su fotografía uno se puede imaginar fácilmente al cirujano mayor, reposado, al final de su carrera tras haber orientado y formado a generaciones de especialistas. Con él compartimos reflexiones acerca de los cambios que ha vivido a lo largo de su vida, las relaciones con sus colegas, con la administración, y con las nuevas tecnologías, como la informática que le acarrea algunos problemas. Todo nos lo cuenta de una forma cercana, amena y entretenida con un lenguaje asequible para los lectores ajenos al mundo médico, con la que nos atrapa entre sus páginas. 

Henry Marsh (Oxford, 1950) es hijo de padre inglés abogado y madre alemana que huyo de su país perseguida por la Gestapo. Aficionado a la carpintería y la apicultura, y usuario habitual de la bicicleta en todo tiempo para sus desplazamientos. Inició estudios de Política, Filosofía y Económicas pero desencantado los abandonó. Trabajó como portero y auxiliar en un hospital y decidió estudiar medicina. Ha ejercido como jefe del departamento de neurocirugía en el hospital londinense de St.Geoge’s y trabaja como voluntario en Ucrania, Nepal, Kurdistán y Albania. No tiene otra producción literaria aparte de la científica. Con este libro ha recibido varios premios literarios en su país, ha sido finalista en otros cuantos y ha sido elegido mejor libro del año por el Financial Times.

Tan interesante es leer su libro como sus opiniones acerca de la sanidad y su ejercicio, que se pueden encontrar en varias entrevistas a la prensa. Ahí van unos ejemplos:

«Mirar el cerebro es como observar una noche estrellada con unos prismáticos baratos, sólo conocemos una pequeña parte».

«Lo difícil no es operar sino decidir si hacerlo o no y vivir con las consecuencias».

«Este trabajo se compara con desactivar una bomba con la diferencia que la vida en peligro no es la del artificiero».

Un tipo interesante y brillante sin duda.

Henry Marsh

Publicado por John Smith.

lunes, 23 de mayo de 2016

La llave. Diario de un viejo loco - Junichiro Tanizaki


Título: La llave. Diario de un viejo loco
Autor: Junichiro Tanizaki
 

Páginas: 255
 
Editorial: Siruela

Precio: 10,95 euros  

Año de edición: 2014

Aquí tenemos dos perturbadoras novelas cortas, dos nouvelles, del gran Tanizaki. Son dos textos escritos con un estilo exquisito, sensible, de una objetividad tranquila y minuciosa, sobre un tema que todavía sigue siendo tabú: la vida sexual de la gente corriente.

Creo que no se trata de literatura pornográfica porque no se recrea ni mucho menos en los detalles escabrosos, bordea con elegancia lo más íntimo y no describe nunca lo que el lector ya conoce. Tampoco son eróticos, me parece, porque no juega a excitarnos, a mostrar una parte y ocultar otra para que la imaginacn haga su trabajo. Desarrollan tramas sexuales, en la que los afectos y los deseos se entrecruzan y dan lugar a historias a la vez asombrosas y creíbles.

Pocos han indagado como este atrevido japonés en esos rincones del alma humana que suelen quedarse en la penumbra. Las parafilias, los celos como factor de excitación y método para recuperar el vigor juvenil, el amor por los pies... son temas extraños, pero a la vez atractivos, que en manos de Tanizaki se vuelven cotidianos.

En «La llave», un hombre maduro, enamorado de su mujer escribe un diario sexual, su esposa empieza otro y ambos se dispara una dinámica diabólica en la que cada uno cree que el otro lee su diario, cuando no siempre es así. 

En «Diario de un viejo loco», un anciano se obsesiona con los pies de su nuera, sin embargo la pluma de Tanizaki transforma tan disparatado argumento en ora cosa, algo que casi parece que podría pasar a cualquiera. 

En ambos casos, hay un motor de la trama y una intriga, así que pdríamos decir que son dos novelas de «suspense sexual». Dos historias estupendas, redactadas con un estilo refinado, sobre lo peligrosos que pueden llegar a ser los deseos, tanto los satisfechos, como los insatisfechos. Os van a gustar. 

Junichiro Tanizaki (Chūō, Tokio, 1886-1965) es un escritor japonés, considerado una de las figuras clave de la literatura de su país que ha visitado varias veces este humilde blog. Fué un vividor y un escritor atrevido, acosado continuamente por la censura. 

Nacido en la familia acomodada de un comerciante, vivió con holgura en su infancia, pero luego conoció el declive familiar, tuvo que trabajar de joven como profesor particular de los hijos de una familia rica y más tarde supo lo que era la humillación, al ser rechazado por su familia por casarse con una mujer que era prácticamente su empleada. Esas experiencias marcaron su literatura. Estuvo casado tres veces. 

Empezó a publicar en serio a los 24 años, formando parte de la literatura romántica japonesa. Luego se vió atraído fuertemente por la cultura occidental hasta que cumplió los cuarenta años y finalmente, regresó a la cultura tradicional japonesa. 

Dejó un impresionante legado en treinta volúmenes de cuentos, novelas, poesía y ensayo. Tanizaki destaca por la osadía de sus temas, que se ocupan a veces de indagar en los deseos más inconfesables del ser humano, y por su estilo exquisito y delicado. 

En 1964 fué elegido miembro de la Academia de Letras y Artes de Estados Unidos, el primer japones en recibir ese honor.

 
Junichiro Tanizaki

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

domingo, 22 de mayo de 2016

Tarzán de los monos - Edgar Rice Burroughs


Título: Tarzán
Autor: Edgar Rice Burroughs
 

Páginas: 400

Editorial: Edhasa

Precio: 13 euros  

Año de edición: 1990

Este clásico de aventuras apareció por primera vez en 1912 y por entregas en la revista  All Story Magazine. Inmediatamente se convirtió en un éxito espetacular y un icono de la cultura de masas. Se puede decir que Tarzán es uno de los mitos del mundo moderno. 

Recoge la tradición del héroe criado por animales (Zeus por una cabra, Rómulo y Remo por una loba, Mowgli por una manada de lobos...), actualiza las ideas del buen salvaje de Rousseau y la del hombre blanco sobreviviendo solo ante la naturaleza (Robinson Crusoe), lo tiñe todo con el encanto de las aventuras en Africa y el resultado es una historia irresistible, que se instaló para siempre en el inconsciente colectivo infantil de mi generación.

La historia es increíble, huele a falsa desde lejos, y sin embargo nos gusta a rabiar. Nadie se cree que un niño abandonado en la selva pueda sobrevivir con tanta facilidad y eso de que el hombre blanco se convierta en el Rey de la selva halaga de manera descarada nuestro ego más etnocéntrico e imperial. Pero a pesar de todo, esta novela nos encanta a todos y es uno de los grandes temas que ha dado la literatura de aventuras del siglo XX. Probablemente porque en el fondo nos gustaría que algo así pudiera suceder.

El libro se basa, entre otras cosas, en la bondad natural del ser humano, como decíamos, y en la creencia de que al crecer en la naturaleza sus cualidades físicas se desarrollarían plenamente, mucho mas allá de las del hombre urbano, disminuido y limitado por el entorno, por lo que en el fondo delmito late también el tema del retorno a una naturaleza idílica.

La novela se convirtió en un superventas de modo inmediato, tuvo 23 secuelas y ha sido llevado al cine en multitud de ocasiones, parece que 89, e interpretado por al menos 22 actores, entre los que el campeón olímpico de natación Johnny Weismuller (Timisoara, 1904-1984) es el más conocido, creo el grito de Tarzán que todos recordamos y durante mucho tiempo fué el rostro reconocible del hombre mono. Pero hubo otros, como el varonil Lex Barker (nueva York, 1919-1973) o Christopher Lambert (Great Neck, EE. UU., 1957) que, en mi opinión, hicieron el personaje más creíble.
 
Lex Barker
 

Christopher Lambert

Hay bastante diferencia entre las películas clásicas de los años 30, 40, 50 y 60, sobre el «rey de la selva», y la protagonizada por Lambert, más ajustada a la novela y centrada en la historia de un niño ferino muy especial, Lord Greystoke, «señor de los monos», y su vuelta a la sociedad inglesa.

No es mala idea volver al texto original y leerlo. Descubriréis una novela mucho más interesante que las películas que habéis visto, con encanto, seductora, que se lee con facilidad y sabe ganarse el inconsciente del lector hasta convencerle de que esta leyendo una historia real. El viaje mental merece la pena.

Portada de la primera edición como libro (1914)

Edgar Rice Burroughs (Chicago, 1875-1950) fué un prolífico escritor, famoso por haber creado el personje de Tarzan. 

Nació en una familia de clase media, su padre era un pequeño empresario. Estudió en los colegios de Chicago y cuando apareció una epidemia de gripe estuvo 18 meses en un rancho de su hermano. Se alistó en el ejército, pero le detectaron un problema cardíaco y le enviaron a casa. Trabajó como vendedor de sacapuntas, vaquero y corrector de pruebas. 

Comenzó a escribir en revistas de ciencia-ficción y a pesar del enorme éxito que consiguió con la serie de Tarzán, iniciada en 1912 con «Tarzán de los monos», parece que la fantasía era su verdadera vocación. Escribió varias series de ese género muy populares, sobre todo las aventuras en los planetas Barsoom (Marte) y Amtor (Venus), en islas perdidas y en el interior de la tierra hueca (un mito que aún hoy en día tiene seguidores), en sus libros sobre Pellucidar.

En 1919 se compró un rancho al norte de Los Ángeles y lo llamó «Tarzana». Ocho años más tarde, los propietarios de fincas en la pequeña comunidad que surgió alrededor votaron a favor de que el nombre de la nueva localidad que fundaron fuera «Tarzana». 

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Burroughs estaba en Hawai y a pesar de tener 70 años pidió permiso para cubrir la guerra como corresponsal, con lo que se convirtió en uno de los reporteros más veteranos. 

Finalmente, falleció en 1970 dejando más de 70 libros publicados, un récord que superan muy pocos escritores.
  
Edgar Rice Burroughs
                  
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 19 de mayo de 2016

Gotas de Sicilia - Andrea Camilleri


Título: Gotas de Sicilia
Autor: Andrea Camilleri
 

Páginas: 104

Editorial: Gallo Nero

Precio: 12 euros  

Año de edición: 2016

Volvemos a la muy literaria isla de Sicilia. Este libro, de aparencia modesta e inofensiva, es en realidad una recopilación de siete relatos sobre la forma tradicional de ser de los sicilianos, sus usos y costumbres, publicados ente 1995 y el 2000 en L'Almanacco dell Altana, escritos con astucia, penetración y la suficiente sensibilidad comopara atrapar algo del inimitable genio de la zona.

En «El tío Cola», pirsona limpia reproduce en un monologo genial una forma de hablar entre el italiano y el dialecto siciliano para componer un personaje fascinante; en «¿Quién ha entrado en el estudio?» rememora un episodo de su infancia más temprana; en «El vino gusta a San Caló», nos muestra las intensas relaciones que hay en algunos pueblos con sus imágenes; en «Los primeros comicios» nos cuenta una anécdota histoerica sobre cómo Jesús hizo campaña por los comunistas en 1947; en «Hipótesis sobre la desaparición de Pató», resuelve una caso legendario de desaparición casi milagrosa en 1919; en «El sombrero y la boina» nos brinda una picelada de humor y en «Andazas de un lunario», un apunte de historia social.

Siete relatos costumbristas, llenos de sabor local y detalles jugosísimos sobre cómo son las cosas en Sicilia, escritos por un maestro de la literatura local y cotidiana, enraizadas en el carácter popular, que muestran aspectos curiosísimos de la forma de ser de los nativos de esa isla. Os lo recomiendo, os hará pasar un buen rato.

Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925), que este año cumplirá 91 años, sigue escribiendo novelas de la serie del comisario Montalbano a un ritmo de una cada tres o cuatro meses, aunque ha perdido ya casi toda la vista, solo ve sombras difuminadas y tiene que dictar sus textos a su secretaria, Valentina Alferj.

En España han aparecido ya 20 títulos de as aventuras del inefable comisario siciliano, pero todavía quedan res más que no han sido traducidas al castellano. Mientras tanto, para amenizar la espera, cualquier texto salido de la mano del maestro es bienvenido.

Como dijo un bloguero, de Camilleri me gustan hasta los andares y todo lo que escribe creo que vale la pena, incluso este librito, una obra menor que en sus manos se convierte en un libro genial e inolvidable.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/entrevista-andrea-camilleri-5136554
Andrea Camilleri (a la izquierda) con su antiguo alumno Antonio 
Manzini en la Escuela de Arte Dramático (foto Ernest Alós)

Pubicado por Antonio F. Rodríguez.