sábado, 1 de agosto de 2015

El arte mochica del antiguo Perú - Luis Jaime Castillo


Título: El arte mochica del antiguo Perú
Autor: Luis Jaime Castillo

Páginas: 221
 

Editorial: Caixa Forum
 

Precio: 29 euros 
 
Año: 2015 


Cuando se piensa en el Perú antiguo se piensa inmediatamente en los incas, sin embargo su imperio sólo se extendió durante los últimos 150 años anteriores a la llegada de los españoles. Antes, esa región fué asiento de una larga historia que se remonta hasta 10 000 años a. C. y dió lugar a las líneas de Nazca, pirámides, momias más antiguas que las egipcias y civilizaciones poco conocidas, como la Cupisnique, la Chavín, la Virú y la Mochica.

Los mochicas tuvieron su época de apogeo entre el año 100 y el 800 d. C. y ahora tenemos la oportunidad en el CaixaForum del madrileño Paseo del Prado de disfrutar hasta el 4 de octubre de una fabulosa exposición que reúne 200  piezas del Museo Larco de Lima que permiten conocer sus valores, forma de vida y creencias.
       
Un parto

Llama poderosamente la atención la similitud de símbolos y conceptos generales que hay entre culturas muy alejadas y, en principio, sin contacto mutuo. Los mochicas representaban la dualidad, para ellos muy importante, que oponía día y noche, Sol y Luna, hombre y mujer; también usaban mucho la espiral como motivo decorativo, recordando los ciclos naturales, y ofrecían la sangre de animales sacrificados como ofrenda a los dioses. 

Coincidiendo con otras culturas, dividían el universo en tres mundos: el superior o aéreo, en donde habitaban los seres más elevados, los dioses, representado por el cóndor; el cotidiano y humano, representado por el jaguar, y el subterráneo, representado por la serpiente, adonde iban los muertos.

Muertos que habitan el inframundo

Un exposición fascinante, con figuras muy expresivas, escenas eróticas, tocados y adornos dorados preciosos y una información explicativa muy completa. Vale mucho la pena, no os la perdáis.
 
Cabeza de jefe


Escena erótica

Luis Jaime Castillo (Lima), arqueólogo, ha sido director científico del Programa Arqueológico San José de Moro desde 1991 y profesor principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha participado en varios proyectos arqueológicos de primera línea y en el 2013 fué nombrado Viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura de Perú.

Luis Jaime Castillo
 
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 31 de julio de 2015

La mucama de Omicunlé - Rita Indiana

  
Título: La mucama de Omicunlé
Autora: Rita Indiana

Páginas: 181
        
Editorial: Periférica
  
Precio: 17 euros

Año de edición: 2015

Esta es la cuarta novela de esta cantante, merenguera, compositora y escritora dominicana, Rita Indiana, que me ha fascinado y arrebatado el sentido durante las cuatro horas que he tardado en devorarla, bastante sorprendido por el desparpajo con el que escribe esta chica sin complejos una literatura sincopada y anfetamínica.

Es un texto con un ritmo vertiginoso, que no se para a explicar nada, sino que zambulle al lector en las peripecias de una santera y su mucama en la República Dominicana del año 2024. Hay cambios de sexo, magia, drogas futuristas, mucha acción, erotismo, por supuesto, ecologistas, un tesoro escondido, presidentes, conspiraciones, dioses yoruba, expresiones sabrosas («mientras yo guayo la yuca», «ser blanco es una profesión», «hijo e tu maldita mai»)  y muchas cosas más.

Una especie de Almodóvar caribeño, arrollador y potente, chispeante y original, ágil y chocante, con una fuerza envidiable y una seguridad en sí misma a prueba de bomba, que ha liberado este huracán tropical de palabras demostrando ¡oh, sorpresa! que sabe escribir, innovar y sorprender en un viaje arriesgado que no decae en ningún momento. En una entrevista dejó dicho que suele armar cada novela en su cabeza durante un año, más o menos, y que luego las escribe casi de corrido en un par de meses.

Una novela estupenda que demuestra que Rita no es una cantante que escribe en sus ratos libres, sino una escritora de cuerpo entero, muy interesante y con cosas que decir, con un discurso caribeño lleno de ecos y un estilo muy definido. Un libro que os recomiendo sin dudar a todos los que queráis probar algo exótico, que sabe diferente y bueno, muy bueno.

Rita Indiana en plena actuación

Rita Indiana (Santo Domingo, 1977), escritora y cantante bilingüe, leía desde muy pequeña la mitología griega, los libros de Alejo Carpentier, de Carson McCullers y de Mark Twain. A los 14 años decía que de mayor quería ser escritora, a los 21 publicó su primer libro de relatos, «Rumiantes», y a los 24 su primera novela, «La estrategia de Chochueca»

Luego vendría la música, el componer temas que modernizan el merenque con su banda, «Los misterios», más novelas, como Papi (2005), que me encantó, y el convertirse en una de las mujeres más influyentes en el mundo de la cultura latina.

En este enlace podéis leer los artículos que ha publicado en El país y que me parecen muy buenos, vale la pena leerlos. Lesbiana militante, vive actualmente en Puerto Rico con su pareja. en el 2011 dejó la música porque «no podía manejar la fama, la jodienda y el afoque como dicen en Santo Domingo».

A pesar de eso, su figura me recuerda a la de Miguel Bosé, delgada, guapa, sexualmente poco convencional, madura, inteligente y con una carrera como vocalista basada más en las letras y la producción que en una voz maravillosa.

Hay varias entrevistas de Rita en la red, pero prefiero dejaros con un vídeo musical con una letra muy divertida de un tema suyo titulado «Maldito feisbú».


Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 30 de julio de 2015

Biografía del silencio - Pablo d'Ors


Título: Biografía del silencio
Autor: Pablo d'Ors

Páginas: 116
        
Editorial: Siruela
  
Precio: 11,95 euros

Año de edición: 2014 (10ª edición)

Este libro, del que se han vendido ya más de 25.000 ejemplares, está siendo una de las sensaciones editoriales del año y doy fe de que es un texto muy seductor, interesantísimo y apasionante. Trata nada menos que el tema de la meditación, ese arte que consiste en sentarse sin esperar nada, quedarse tratando de no pensar y esperar a ver qué ocurre.

El autor confiesa que la meditación le ha cambiado la vida y le ha hecho descubrir muchas cosas y conocerse a sí mismo un poco mejor. Según él, un año de meditación es suficiente para notar el cambio; la meditación nos concentra, nos devuelve a casa, nos hace convivir con nosotros mismos, nos calma, nos cambia.

D'Ors nos cuenta aquí, a través de cuarenta y nueve capítulos de dos o tres páginas, su experiencia personal como discípulo de un maestro zen que practica la meditación, sus dudas, sus dificultades, sus logros y sus sensaciones. La conclusión es que llega un momento en el que la acumulación de experiencias intensas nos aturde más que otra cosa y quizás es el momento de hacer menos cosas, pero de manera más consciente, percibiendo lo real. Pensar, callar, escuchar y mirar. O como dice el proverbio zen: «Cuando como, como y cuando duermo, duermo».

Un librito sencillo, profundo, al alcance de cualquiera, que nos muestra ideas realmente valiosas: cómo vivir con más intensidad haciendo menos, disfrutando más, sin depender tanto de los avatares del destino y simplemente siendo más felices. Leerlo es una auténtica experiencia. Hace tiempo que me dí cuenta de que la felicidad está en nuestro interior y no en el exterior, lo que ocurre es que se me olvida a menudo.

Pablo d'Ors (Madrid, 1963) es un escritor, nieto del ensayista Eugenio d'Ors, hijo de una filóloga, de un médico dibujante y discípulo del monje y filósofo alemán Elmar Salmann.

Estudió Teología y Filosofía en Nueva York, Roma, Praga y Viena. Se doctoró en Roma con una tesis titulada «Teopoética» y ha escrito novelas y relatos con los que ha cosechado excelentes críticas y ha sido finalista del Premio Herralde.

Es sacerdote católico y discípulo zen, ha sido misionero en Honduras, ha fundado la asociación «Amigos del desierto» para promover la meditación entre los cristianos, es profesor de Dramaturgia y de Estética Teológica, y actualmente se dedica a asistir a enfermos y moribundos en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Confiesa que padece el mal de Montano, es decir la obsesión por la literatura, y tener en su casa un alijo de 3.500 libros. Definitivamente, es uno de los nuestros.

Pablo d'Ors

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 29 de julio de 2015

Desconexión - Carlos Gamissans


Título: Desconexión
Autor: Carlos Gamissans
 
Páginas: 194
        
Editorial: Amazon
  
Precio: 0,99 euros (libro electrónico)

Año de edición: 2015

Este año se ha publicado una novela con el mismo título que una de las mejores que he tenido ocasión de leer y reseñar: «Desconexión». Además, tiene un curioso detalle idéntico en la portada.

Ha sido escrita por un español, Carlos Gamissans (Calatayud, 1989), y aunque en cierta medida nos narra un «apocalipsis», resulta ser muy mundano y queda algo lejos de la ciencia-ficción.

Una causa desconocida produce a escala planetaria la sincronizada suspensión indefinida de la conexión a internet. La población rápidamente señala como responsables y probables beneficiarios a vaias multinacionales y líderes políticos, esos a quienes en nuestro país, ciertos sectores de la población llaman «casta».

«Desconexión» no tiene el ambicioso proyecto de adentrarse en los entresijos de una conspiración en las altas esferas, sino únicamente de profundizar un poco en una organización clandestina contraria al «apagón» a través del veinteañero Ricardo Expósito, protagonista, narrador y activista de una de sus células.

A Carlos Gamissans, por edad, le ha tocado quedar ubicado en la generación de los indignados y ha sabido explotar bien su condición en ésta su primera novela. Las actividades ilícitas que el protagonista lleva a cabo tienen su origen en una universidad,  anfitrióna histórica de sublevaciones, y hasta ha ideado una revuelta al más puro estilo 15-M con carga policial incluida.

La escritura de esta novela muestraes una prosa sencilla y lineal, que desarrolla el hilo de la historia con un ritmo constante, dando pie con facilidad a pasajes de mucha acción, que haberlos los hay, lo que me recuerda a otras novelas de protagonistas jóvenes escritas por maestros del género como Jordi Sierra i Fabra.

Carlos Gamissans es un autor joven que ya tiene publicado un libro de relatos, «Juicio a un escritor» (2012), y ha decidido apostar por la autoedición para dar a conocer su primera novela. Vive en Barcelona, una ciudad que en el ámbito político encabeza el incipiente cambio del que era partidario «el indignado», y ya trabaja en su segunda novela de la que nos habla en su blog.

 
Carlos Gamissans

Publicado por Jesús Rojas.

martes, 28 de julio de 2015

La calle de las camelias - Mercé Rodoreda

 

Título: La calle de las camelias
Autora: Mercé Rodoreda

Páginas: 272
 
Editorial: Edhasa
 

Precio: 9,95 euros 
 
Año de edición: 2000


Pues hoy quiero recomendaros  que leáis esta novela de Mercé Rodoreda, una escritora que puede haber sido vista como una autora muy ligada a la literatura en catalán, y de hecho solía publicar en ese idioma, pero su literatura es muy universal y tiene auténtica calidad.

En este libro, escrita en 1965, creo que el tema principal es presentarnos a la protagonista, Cecilia, un personaje femenino peculiar, uno más de la galería de mujeres que caracterizan la parte principal de su narrativa. Se trata de una mujer misteriosa, voluble e incapaz de sentir una pasión duradera, que va encadenando hombres en su vida como argumento principal de su existencia, mientras pasa por todo tipo de peripecias.

La historia está contada con una sencillez y una naturalidad pasmosas, muy conseguida, sin complicaciones aparentes, que permiten que a menudo se nos olvide que estamos leyendo un libro y nos metamos en el argumento hasta el fondo. Rodoreda es una maestra del realismo sin artificios, una maga de la sencillez que se pasea con facilidad por los temas más difíciles de contar. El ambiente marginal o semimarginal de la Barcelona de principios de siglo está muy bien descrito, con un desfile de personajes que sobreviven a duras penas en las márgenes de la sociedad.

Una novela bien trabada, que se deja leer muy a gusto, sobre el enigma de esas mujeres incapaces de llevar una vida convencional, con el aliciente de describir un escenario humano y urbano, y la sensación de estar asomándonos a la vida de una persona de carne y hueso. Una mujer que hace del amor su modo de vida y a la vez es incapaz de amar de manera auténtica. Un personaje complejo y fascinante que hace de esta novela una obra muy interesante.

Mercé Rodoreda (Barcelona, 1908-1983) es una de las escritoras catalanas más universales e influyentes, sus libros se han traducido a más de cuarenta idiomas y tocan caso todos los géneros con solvencia: poesía, teatro, periodismo, narrativa, literatra infantil... aunque destaca especialmente como novelista.

Fué hija única y sus padres eran grandes aficionados al teatro y la literatura en general, así que creció en un ambiente lleno de letras. A los cinco años actuó en una obra de teatro y a los 20 se casó con su tío Juan Guirgui, catorce años mayor que ella, para lo que los novios necesitaron una dispensa papal.

Uno de los cuadros de Rodoreda

Su marido había hecho fortuna en América y Mercé inició una carrera como periodista y escritora para establecer una cierta independencia. Al estallar la Guerrra Civil Española, se separó de su marido, inició un romance con el anarco-comunista Andrés Nin, que fué asesinado por un espía soviético. Al acabar tuvo que exiliarse, vivió en París, Limoges y Ginebra. En 1972 volvió a Barcelona. En sus últimos años de vida, se dedicó a la pintura y no lo hacía nada mal. Ganó un buen número de premios y está considerada por la crítica como una de las figuras indiscutibles de las letras catalanas. Gabriel García Márquez le dedicó en 1983 un elogioso artículo que podéis leer aquí.

Mercé Rodoreda

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

lunes, 27 de julio de 2015

La señora Dalloway - Virginia Woolf


Título: La señora Dalloway
Autora: Virginia Woolf

Páginas: 272

Editorial: Alianza
 

Precio: 9,95 euros 
 
Año: 2012


Ésta es la primera novela de Virginia Woolf que leí, hace ya bastantes años, y recuerdo que, aunque al principio me costó cierto esfuerzo, en cuanto me acostumbré, me hice a la idea de que no era una novela convencional y me dejé llevar comencé a disfrutar una barbaridad.  

Cuenta un día en la vida de la protagonista, Clarissa Dalloway, personaje inspirado en su amiga de la infancia Kitty Maxse, contando todo lo que se le pasa por la cabeza según la técnica del diálogo interior del Ulises de Joyce, publicada sólo 3 años antes. Sin embargo, Woolf introduce varias novedades repecto al genial irlandés. La primera es que el texto es mucho más inteligible, se sigue sin problema; la segunda es que Mrs Dalloway se mueve hacia el pasado llevada por sus recuerdos con toda libertad, con saltos hacia delante y hacia atrás, y que el punto de vista cambia de vez en cuando a otro personaje, hasta construir una descripción de la sociedad de la época muy completa.

El texto arranca con una frase aparentemente inocente: «La señora Dalloway decidió que ella misma compraría las flores». Y a partir de ahí se inicia un carrusel de palabras y frases en cascada, floridas y llenas de sensaciones que casi marean. Una de las cosas que me fascina de esta novela es la maestría en el dominio del lenguaje del que hace gala la autora en todo momento.

Se trata de un texto que se sale de lo normal, no se limita a contar una historia, en la que el argumento progresa mientras se desarrolla la acción, sino que se dedica a describir la situación, relaciones, sentimientos y conflictos existentes entre un amplio grupo de personajes, cerca de veinte, con una riqueza de matices y una profundidad muy notables. El propósito del texto parece a veces más poético que narrativo. El objetivo de la autora parece ser trasmitir sensaciones, sentimientos, estados emocionales y reacciones más que otra cosa. En fin, un planteamiento muy original y novedoso, tanto en la forma como en el fondo, que se disfruta página a página.

Escrita en 1925, es una de las primeras novelas de la autora, en la que rompe los moldes tradicionales de la narración y ensaya nuevos caminos, con un resultado sencillamente espectacular. Virginia Woolf es una escritora brillante, poseedora de un gran talento, muy creativa y cuando innova y ensaya nuevas fórmulas, el resultado siempre es muy valioso. Definitivamente, hay que leer, leer mucho a esta mujer.

Como curiosidad, diremos que esta obra se titulaba inicialmente «Las horas» y sirvió de inspiración para el libro y luego la película del mismo título dirigida por Stephen Daldry en el 2002, con Meryl Streep, Nicole Kidman y Julianne Moore.

Las tres protagonistas de «Las horas»

Volviendo al libro, esta novela cambió para siempre los límites del género, amplió la frontera de lo que podemos esperar de una novela y por eso, y por su notable belleza estilística, siempre se encuentra en las listas de las mejoras novelas de todos los tiempos y se ha convertido en un clásico moderno.

Virginia Woolf (Londres, 1882-1941) fué una escritora británica, miembro del llamado grupo de Bloomsbury y una de las personas que renovó radicalmente la novela a comienzos del siglo XX.

Hija de un escritor e historiador y de una mujer de gran belleza, que había servido como modelo a varios pìntores prerrafaelitas, sus dos progenitores se casaron siendo viudos y aportaron hijos de sus anterior matrimonio a la familia, su padre una hija y su madre tres hijos. Desde muy joven padeció fuertes depresiones asociadas a las muertes de su madre, de su hermanastra, de su padre y a los abusos sexuales de sus hermanastros.

Parece que Virginia sufría el llamado trastorno bipolar, siempre padeció cambos súbitos de humor e inestabilidad emocional, que influyeron en su vida social y familiar, y también en su muerte (se suicidó en un río a los 53 años), pero curiosamente no en su producción literaria. Escribió durante toda su vida con asombrosa regularidad.

Es una de mis autoras favoritas y ya ha visitado varias veces de ella en este blog.

Virginia Woolf (National Portrait Gallery)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

domingo, 26 de julio de 2015

El miedo - Ramón María del Valle-Inclán

Valle-Inclán paseando por el madrileño Paseo de Recoletos (foto de Alfonso Sánchez)

Pues sigiendo la costumbre de algunos diarios, que al llegar el verano publican relatos en sus páginas para solaz y disfrute de sus lectores, como si no se pudiese leer durante todo el año, vamos a ofreceros hoy un texto estupendo de don Ramón María de Valle-Inclán (1866-1936), el manco prodigioso y genial creador del esperpento, que leí cuando era sólo un crío y me encantó. Seguramente lo conoceréis, pero por si acaso, ahí va: 

«El miedo» 

Y para acabar esta entrada, aquí podéis ver la estatua que le ha erigió en 1972 el Círculo de Bellas Artes de Madrid en el ya mencionado Paseo de Recoletos, por el que parece pasear día y noche incansable.

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ram%C3%B3n_Valle-Incl%C3%A1n_%28Madrid%29.JPG
Estatua de don Ramón María (Foto CC-BY-SA Oilisab)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.