sábado, 6 de junio de 2020

Los bulos no son solo mentiras - Andrés Carmona


«Dejaréis de ser héroes cuando la gente no tenga miedo. Dejaréis de ser héroes cuando a los políticos les interese. Ahora sois carne de cañón, por eso os llaman héroes». Senderos de gloria (1957) de Stanley Kubrick.

Recientemente, el filósofo Andrés Carmona Campo, ha publicado en uno de los mejores blogs colectivos sobre filosofía que hay en la red, Filosofía en la red, una interesante reflexión y análisis sobre los bulos en internet, que a veces son malintencionadamente creados y propagados, pero otras veces nacen por casualidad.

La entrada está escrita al hilo del nacimiento de un bulo en Twitter, debido a un equívoco, pero una vez creado, ha corrido como la pólvora y se ha convertido en un meme. Era lo que hace poco se llamaba, si era una pequeña historia, una leyenda urbana, un hecho, una noticia, una poesía... cualquier cosa falsa, pero tan creíble y atractiva que a todos nos gustaba que fuera cierta. Y es que creemos lo que en el fondo nos gustaría que fuera verdad y, a veces, lo que nuestras creencias y sesgos cognitivos nos dicen que es verdad.

Una entrada estupenda:


El mecanismo tiene tanto potencial, que hay quien lo aprovecha en su beneficio. Nunca fué tan fácil engañar a tantos tan fácilmente y en tan poco tiempo. 

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

viernes, 5 de junio de 2020

Reina - Elizabeth Duval

                 
Título: Reina
Autora: Elizabeth Duval
 
Páginas: 176

Editorial: Cabalo de Troya

Precio: 14,90 euros 

Año de edición: 2020


Ha aparecido hace poco esta novelita, novelita por la extensión, que no por el contenido, el deslumbrante debut de una escritora muy joven, una novela escrita a los 19 años, potente y profunda. Esta chica promete muchísimo.

Está escrita casi en forma de diario, es la crónica de una estudiante de filosofía en París que convierte su vida diaria en literatura, con una gran dosis de autobiografía, como es fácil adivinar. Es un texto digresivo, tentativo, muy metaliterario, cercano al diálogo interior y plagado de reflexiones. Una novela muy filosófica, y a ratos poética,  sobre las andanzas de una estudiante española en París.

La protagonista, es una chica transexual, a la que le gustan las chicas, pero también algún que otro chico, que trata de olvidar su pasado madrileño y trata de alcanzar en París una vida que antes le parecía que podría ser ideal. Muchas relaciones personales con Aurore, Pablo, Hanah... contadas en forma de diario, un diario escueto, que va al grano, tal  como se redactan los dietarios en los que uno escribe solo lo imprescindible para poder conjurar luego el pasado, pero con todas las claves emocionales de las cosas que le pasan. 

Hay mucho café, alcohol, cigarrillos y amigos, y también muchas reflexiones sobre casi todo, las relaciones subterráneas, Nôtre Dame quemada, el cine, la literatura, libros, autores... en un libro muy personal, de un gran atractivo y escrito con una madurez envidiable a esa edad.

Contiene frases afortunadas, como «La orientación sexual es una rotonda», «Siempre me acuesto con anarquistas. Para las relaciones de pareja prefiero las derrotas», «Me gusta más escribir que vivir», «No sé si es muy tarde para introducir otro personaje», «Tengo miedo de no ser capaz de amar»

Y de pronto, cuando han transcurrido dos tercios del libro, rompe completamente el texto y arranca con un monólogo en el que interpela al lector directamente («No sé cómo te vas a tomar este libro», «¿Por qué sigues leyendo?», «¿No te cansas? Déjame se un personaje, deja que esto sea una novela», «Cállate. Cállate. No quiero escribir más», «Se me han ido las palabras de las manos») y genera un discurso fragmentario, autorreflexivo, algo caótico y supremo, una disquisición que suena a auténtica y descoloca completamente al lector en cada página, una y otra vez, sin que resulte ni cansado, ni absurdo, ni ridículo. Un final extraordinario para una primera novela de excepción, humana y conmovedora como pocas. 

A partir de ahora, hay que leer todo lo que publique Duval. Es una monstrua.
                   
Elizabeth Duval
                  
Elizabeth Duval (Alcalá de Henares, 200) es una escritora jovencísima, que estudia filosofía en la Sorbona de París y tiene ya un currículum considerable: dos libros publicados, siete artículos, un montón de entrevistas y una cuenta en Twitter de lo más interesante.

Es trans, pero no le da mayor importancia, y pertenece a la llamada generación z, también conocida como posmilénica o centúrica, formada por los nacidos entre 1995 y 2005. Gente joven que ha usado internet y las redes sociales desde que eran niños y se sienten muy cómodos en ellas.

En este enlace podéis leer una entrevista que le han hecho hace poco, muy interesante.
         
Elizabeth Duval junto a una de sus pintadas

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 4 de junio de 2020

El intruso honorífico - Felipe Benítez Reyes

     
Título: El intruso honorífico
Autor: Felipe Benítez Reyes
 
Páginas: 320


Editorial: Fundación José Manuel Lara 

Precio: 19,90 euros 

Año de edición: 2019

Esta suerte de diccionario híbrido y variopinto, heterodoxo y personal, arbitrario y caleidoscópico, me gusta por dos motivos fundamentales: por su esencial inclasificabilidad, que hace que uno mo sepa qué diantres está leyendo, sin diccionario, un ensayo, una colección de aforismos un poco largos o el diario de un loco; y por que, desde siempre me han encantado los diccionarios, como parece que también le pasa al autor.

Tan peculiar formato sirve de coartada para hablar de las palabras que le apetece con total libertad, para escribir entradas a veces paródicas, a veces eruditas, a veces poéticas, a veces narrativas como pequeños relatos. En cualquier caso,un libro originalísimo, que me ha deaconcertado y sorprendido en cada página. Brillante, creativo, juguetón, original, muy divertido, chispeante, poético y con una carga de calidad literaria enorme.

Muchas entradas de este «Prontuario enciclopédico provisional de alguna cosas materiales y conceptuales del mundo» me han llamado la atención: abandono (con su doble significado de cielo e infierno de los amantes), Quevedo, alma, caballero, gafe, unicornio, vicio, Victor Hugo...

Un libro maravilloso, que ha obtenido el Premio Manuel Alvar de estudios humanísticos y que gana cada día el premio especial de los lectores. Imprescindible. Ideal para tener en la mesilla de noche y leer unas cuantas entradas cada día.
 
Felipe Benítez Reyes (Rota, 1960) es un traductor y escritor español muy versátil, que ha tocado prácticamente todos los géneros y cosechado premios en casi todas las categorías. Ha ganado, entre otros, el Premio Nadal de novela, el Hucha de Oro de cuentos, el Julio Camba de periodismo, el Loewe de Poesía, el Premio Nacional también de Poesía y el de la Crítica. Un palmarés muy completito.

En el instituto fué alumno del poeta Luis Javier Moreno, estudió Filología Hispánica en las Universidades de Cádiz y Sevilla. Sus libros han sido traducidos a varios idiomas, sobre todo al italiano, y ha sido director de revistas como «Renacimiento» y «Fin de siglo». Actualmente vive en Rota (Cádiz). Tiene un blog personal muy recomendable.

Felipe Benítez Reyes

Publocado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 3 de junio de 2020

La madre de Frankenstein - Almudena Grandes


Título: La madre de Frankenstein
Autora: Almudena Grandes
 
Páginas: 560

Editorial: Tusquets
 
Precio: 21,750 euros
 
Año de edición: 2020

Hace diez años Almudena Grandes se embarcó en una obra homenaje a los Episodios Nacionales de Galdós, con la serie titulada Episodios de una Guerra Interminable, iniciada con la novela «Inés y la alegría»

En esta ocasión, vuelve al retrato minucioso de la España de la posguerra pero en este caso centrándose en un tema quizá no muy estudiado en la novela española, cómo se desarrollaba la vida en el interior de los sanatorios psiquiátricos (realmente manicomios) de la época y en concreto, los de mujeres.

Utilizando como tema central un hecho real, la historia de Aurora Rodríguez Carballeira (Ferrol, 1879 - Ciempozuelos, 1956), una mujer inteligente y muy avanzada para la época, que acabó asesinando a su hija, Hildegart Rodríguez Carballeira (Madrid, 1914-1933), a la que había educado según criterios de libertad e intelectualidad, extraños entre las mujeres de esa época (muy interesante la famosa película de Fernán Gómez «Mi hija Hildegart»).

Esta mujer, tras su juicio, terminó su vida en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos y precisamente es en ese lugar es donde esta autora sitúa su nueva novela, creando el personaje ficticio del psiquiatra Germán Velázquez (quizá ligeramente inspirado en el médico Castilla del Pino) al cual se le encomienda su tratamiento tras regresar de Suiza donde desarrollaba su carrera profesional.

Coexisten tres puntos de vista diferentes de los mismos hechos, la versión de Aurora, la de Germán y la de María, una auxiliar de enfermería del manicomio que tendrá una importancia vital en el transcurso de la novela.

Almudena Grandes, como ya nos tiene acostumbrados, tiene una prosa potente y rica en matices, es capaz de manejar ciento y pico personajes durante la novela, todos definidos con una gama amplia de descripciones psicológicas.

Sin olvidar ese impresionante retrato de la posguerra española que continúa haciendo en esta serie imprescindible para quien quiera conocer en profundidad esa época de nuestra historia.

Almudena Grandes

Almudena Grandes (Madrid, 1960) se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles, Castillos de cartón, El corazón helado y Los besos en el pan, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea. 

Varias de sus obras han sido llevadas al cine, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée. En 2010 publicó Inés y la alegría (Premio de la Crítica de Madrid, el PremioIberoamericano de Novela Elena Poniatowska y el Premio Sor Juana Inés de laCruz), primer título de la serie Episodios de una Guerra Interminable, a la que siguieron El lector de Julio Verne (2012), Las tres bodas de Manolita (2014) y Los pacientes del doctor García (2017; Premio Nacional de Narrativa).

Publicado por Ana Domingo.

martes, 2 de junio de 2020

Nuevo andar palentino - Juan José Cuadros

 
Título: Nuevo andar palentino
Autor: Juan José Cuadros
 
Páginas: 172

Editorial: CNIG
 

Precio: 0 euros
 
Año de edición: 2020

Pues aquí tenemos un original que se edita por primera vez, un libro de viajes delicioso por tierras palentinas publicado 30 años después de la muerte de su autor. En realidad, no narra ningún viaje en particular, sino que aglutina varios recorridos por la provincia de Palencia, junto a vivencias suyas, recuerdos y otros materiales, hasta componer una suerte de viaje poético, espléndido en su ligereza.

Porque lo primero que hay que decir es que tiene un tono de andar por casa, de confianza y si uno cierra los ojos casi puede ver al autor contar sus andanzas con sencillez y cercanía. Confiesa al principio que escribe simplemente para que no se olvide lo que ha vivido. y con tan sencillo propósito, un estilo ligero y relampagueante, con ritmo y cadencia, animado de un sentido del humor muy especial, con una pizca de socarronería, de vocabulario ligeramente arcaizante, sin caer en la pedantería, con una mirada perspicaz y poética, el autor va desgranando descripciones de pequeñas peripecias, paisajes, gentes y charlas. El resultado es cuadro vivo de una tierra, una época y una atmósfera perfectamente capturada. Algo inasible que no acertaría a describir.

De paso, nos enseña barrios del diccionario que no sabíamos que existían (yo, por lo menos), de manera que por el contexto se suele adivinar el significado de cada término desconocido. Así encontramos palabras, no demasiadas, tan sonoras y sugerentes como husma, harnacha, cencellada, candilón, ventalle, garlador, andorrero, vedija, turquí, besana, martelo, paremiología, tenutas, anatas, cañuela, perindola, cacera y majano.

El texto está también plagado de dichos y decires de la zona, junto a frases afortunadas: «La vida es arcaduz de noria», «El cielo es un motín de nubes sucias», «Hace un frío de agonía», «Más cristianos hizo el jamón que la Santa Inquisición», «Quien tropieza y no cae, adelanta un paso».

Estas páginas nos ofrecen un ameno recorrido tierras palentinas, con breves descirpciones de paisajes, ríos y pueblos. La mente se llena de imágenes y el alma se relaja. No faltan las menciones a los poetas de aquella zona, referencias históricas y literarias, alusiones a lo antiguos pobladores de aquel rincón mesetario (cimbrios, ligures e ilirios), descripciones de iglesias y retablos (de los que hay en la provincia entre 200 y 300) y una curiosa consideración de El Cantar de Mío Cid como la primera canción protesta, ya que se sitúa en franca crítica del Rey, el Papa, la patria y lo que se le ponga por delante.

Un libro estupendo que es lo más parecido a tener una tarde de tertulia con Cuadros. Mención especial merece la descripción impresionista de toda una matanza en una sola frase, y es que es asombrosa la habilidad de este hombre para construir enumeraciones literarias. También hay disquisiciones impagables, como una larga conversación sobre luces y lugares de nuestro país. Y por supuesto, una estupenda relación de Palencia y sus rincones.

Y de fondo, una descripción de una España rural y no tan lejana, en la que todavía hay matanzas, tartanas y de vez en cuando, se va la luz. En fin, un libro muy recomendable, una pequeña joya de otro tiempo, llegada desde la ya entonces España vacía.

Esta edición tiene el aliciente de contar con un atinado prólogo de Víctor Olaya, escritor, músico, poeta y desarrollador de software

Juan José Cuadros (Palencia, 1926-1990) fue un topógrafo, poeta de culto y escritor español. Hijo de un funcionario de correos de Beas de Segura (Jaén) y de una maestra palentina, siempre tuvo sus afectos divididos entre esas dos tierras. Nació en Palencia, pero cuando tenia tres años su familia se instaló en Beas de Segura. Hizo el bachillerato en Baeza, donde hacía poco tiempo que Antonio Machado había dado clase y en 1945 fue a Madrid para empezar Ciencias Exactas.

Tuvo que dejar los estudios y entró por oposición en el Instituto Geográfico Nacional como topógrafo. Mientras tanto escribió poesía, frecuentó las tertulias madrileñas, conoció a los poetas de la capital y, en sus frecuentes viajes a Palencia, a los de esa provincia, con los que se incluyó en el grupo de la revista «Rocamador».

Publicó diez libros de poesía, algunos títulos de viajes, como éste que nos ocupa y durante algún tiempo sus poemas aparecieron en la sección de «ABC» titulada «...Y poesía cada día».
                                                          
Juan José Cuadros (foto CC BY-SA 3.0 Manrique1430)
                                      
Publicado por Antonio F. Rodríguez.