sábado, 12 de noviembre de 2016

Finalistas del XI Premio Esther Benítez


Recientemente se han dado a conocer los cuatro finalistas del XI Premio Esther Benítez, el premio de traducción que convoca anualmente ACE Traductores, que se fallará a finales de noviembre y en el que los propios socios proponen a los candidatos y escogen después la obra ganadora. Los cuatro finalistas son: 
  • Concha Cardeñoso por su traducción de Las cuatro Gracias, de D. E. Stevenson (Alba Editorial) 
  • Itziar Hernández Rodilla por su traducción de Los novios, de Alessandro Manzoni (Akal) 
  • Carmen Montes por su traducción de Aniara, de Harry Martinson (Gallo Nero) 
  • Marta Sánchez-Nieves por su traducción de Noches Blancas, de Fiódor Dostoievski (Nórdica Libros) 

La lista completa de obras propuestas a la edición de este año, que puede verse como una cartografía de las mejores traducciones publicadas a lo largo del año pasado, puede consultarse aquí. Para conocer más detalles del premio, dedicado a la gran traductora Esther Benítez, y de los galardonados en las diez convocatorias anteriores, puedes visitar esta página.

ACE Traductores es una asociación que desde 1983 vela por los derechos e intereses de los traductores de libros y que promueve actividades e iniciativas para contribuir a la mejora de su situación social y profesional, al debate y la reflexión sobre la traducción y al reconocimiento de la importancia cultural de la figura del traductor. Aquí podéis ver su blog de actividades.

Como ya sabéis, la traducción es una actividad creativa que entraña una dificultad, un mérito y un volumen de trabajo enormes. Puede decirse sin exagerar que a menudo consiste en recrear una obra en otra lengua y nunca estaremos suficientemente agradecidos los lectores contumaces como nosotros a este colectivo, por otra parte habitualmente mal pagado, poco considerado y muy frecuentemente olvidado.

Así que creo que es de justicia romper una lanza en favor de los que traducen obras literarias y dedican su esfuerzo a hacer posible que podamos disfrutar de lo escrito en otro idioma. ¡Viva los traductores!


Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada