jueves, 17 de noviembre de 2016

Las garras de la noche - Cornell Woolrich


Título: Las garras de la noche
Autor: Cornell Woolrich

Páginas: 248

Editorial: Alianza

Precio: 7,90 euros

Año de edición: 1989

Este volumen reúne cuatro relatos largos, cuatro nouvelles de Woolrich, «Tumbas para los vivos», «La marea roja», «El cadáver de la puerta de al lado» y «Nunca me volverás a ver», de entre 70 y 80 páginas cada una. Son textos llenos de intriga, inquietantes y perturbadores a la vez. Este autor es uno de los que mejor saben entremezclar el género policíaco con el de terror, y alrededor de esos dos polos giran todas sus historias.

En ete caso, estamos ante cuatro ejemplos paradigmáticos de su estilo: tramas duras, escuetas en las que la información se va dosificando poco a poco y aparece el terror, el miedo que siente un personaje central ante una situación ominosa y terrible, pero a la vez real y conectada con el crimen.

En algunos de estos textos, alguien descubre poco a poco que la persona que ama es un asesino, en otros, simplemente el autor acompaña al protagonista en las últimas horas de su viday transmite el lector el miedo a la muerte, en otras hay un ser querido en peligro... siempre hay un juego entre lo terrible y lo amado, en el que finalmente lo primero gana la partida.

Un autor único, mítico, que encandiló a Hitchcock, a Truffaut y a varios directores más, tan  adictivo y terrible que alguien lo llamó el Poe del siglo XX. Genial.

Un libro para leer despacio y disfrutar, para sentir el peligro con placer, para notar cómo la adrenlina corre por nuestras venas y el vello se nos eriza poco a poco. Un autor único, de estiloperfectamente identificable, que marcó una época y nunca decepciona. Si no lo has leído, vale la pena que pruebes a leer este volumen, o cualquiera de sus títulos traducidos al español porque todos son buenos.

Cornell Woolrich (Nueva York, 1903-1968), que utilizó a veces como el seudónimo William Irish, nació en una familia de clase alta, su padre era ingeniero civil y su madre pianista. Viveron en México, Cuba y las Bahamas. El divorcio de sus padres cuando tenía él quince años le obligó a vivir en Nueva Jersey con su sobreprotectora madre.

Woolrich estudió periodismo en la Universidad de Columbia, pero afortunadamente par anosotros, una lesión en un pie le obligó a guardar reposo. Como se aburría, se le ocurrió escribi un relato, ganó un premio y a partir de ahí se dedicó en cuerpo y alma a la escritura.

Era homosexual y parece que bastante promiscuo, motivo por el que su primer matrimonio duró apenas una semana. Fué un escritor de éxito, muy adaptado al cine, autor de historias inolvidables como «La ventana indiscreta», llevada al cine por Hitchcock, «La novia de negro» y «La sirena del Missisipi», ambas transformadas por Truffaut en sendas películas.

Tras el fallecimiento de su madre en 1957 se recluyó en una habitación de hotel durante once años,se negó a ver a sus pocos amigos, se dio a la bebida y terminó sus días enfermo de ictericia, alcohólico y tullido, ya que hubo que amputarle una pierna gangrenada.
  
Cornell Woolrich

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada