jueves, 1 de junio de 2017

Apacherías del salvaje oeste - Javier Lucini


Título: Apacherías del salvaje oeste
Autor: Javier Lucini
 
Páginas: 493

Editorial: Mono azul
 
Precio: 20 euros
 

Año de edición: 2009

Hay libros paradigmáticos, que se conviertien en la gran obra de un autor, el libro de su vida y lo definen literariamente hablando. Creo que ese es el caso de este texto, casi una enciclopedia sobre los apaches y el viejo y legendario oeste, un libro que es todo un mundo y una obra que define la personalidad y biografia intelectual de Lucini.

Se basa en el concepto de «apachería» como «acto, gesto o trazo del que se niega a ser absorbido, asimilado, amordazado o exterminado» y convierte al apache en un símbolo del renegado, insumiso, indepediente, rebelde e insobornablemente libre.

También «apachería» es el territorio en el que vivían los apaches, una denominación genérica del hombre blanco, que ni distingue ni le interesa distinguir, que comprende a seis tribus indias: los chiricauas, los white mountain, los mescaleros, los jicarillas, los lipan y los mohave. Ocupaba un territorio enorme: el sur de Arizona y Nuevo México, el norte de Sonora y Chihuahua, y el oeste de Texas. Una región desértica, seca e inhóspita, infestada de serpientes e indios que el general Sheridan defnió al decir: «Si yo fuera el dueño del infierno y de Arizona, viviría en el Infierno y alquilaría Arizona»

Pues bien, este librito se compone de 50 apacherías, 50 textos sobre los apaches, su territorio y forma de vida, y por extensión, sobre lo que significan: rebeldía y libertad. También es un libro de viajes, que ha obtenido el Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid 2010, porque el hilo conductor del texto son los viajes del autor con el cineasta estadounidense Jaime Rodríguez a las reservas indias y al Certamen de poesía de Elko, donde participan los grandes poetas indios.

El gran Gerónimo en 1887

Como ya os imagináis esta pequeña enciclopedia apache está llena de anécdotas interesantísimas, historias curiosas y pinceladas de la cultura y la historia indias. Como el peculiar humor de los apaches que bromean sobre Colón y Custer continuamente, o que se han dedicado en discursos y películas a insultar a los blancos en su misma cara, como no entienden su idioma, no pasaba nada; la historia de los 34 chiricauas que mantuvieron durante cinco meses en jaque a más de 5000 soldados estadounidenses; que los apaches aprendieron a cortar cabelleras de los mexicanos, que ofrecían una recompensa por cada cabellera apache, negra y con trenza; que cuando el estado de Chihuahua ofreció 3000 $ por la cabeza del jefe indio Victorio, cosechó 120 cabezas en tres meses; la belleza de la lengua de los apaches, poética y delicda; la relación de John Wayne con los indios, prepotente y racista, y la de John Ford, que era su amigo; las películas hechas a favor de los pieles rojas, por rojos también perseguidos por el macartismo, a partir de «Flecha rota» (1950), y mil historias llenas de referencias culturales que hacen que este libro sea una delicia y sirva también de guía para conocer el mundo cultural que describe. 



Está bien escrito, con un estilo periodístico ágil, ligero, eficaz y ajustado a lo que cuenta. La edición está convenientemente ilustrada con imágenes en blanco y negro, e incluye una bbliografía apache y una filmografía al final.

En fin, un recorrido muy completo, fascinante, profundo y fundamental por el territorio apache, por la cultura apache y la memoria de una larga historia de un genocidio que todavía está marcha. Un paseo por una comarca cultural lleno de épica y poesía, un libro magnífico sobre una visión, muy personal y rica en matices, la de Lucini de una cultura y una forma de ver la vida. Como él mismo dice, «lo apache está en cualquier sitio, te lo puedes encontrar a la vuelta de la esquina» o como dijo Pie Roto. «mientras haya un apache con vida, habrá esperanza».

Javier Lucini (Madrid, 1973), que se llama en realidad Javier González Mártel, es traductor de Melville, Hawthorne, Longfellow, Emerson, el indio Gerónimo y Johnny Cash, escritor y editor de la editoria Acuarela libros. Cursó estudios de cine y arte dramático, y desde muy joven ha sentido fascinación por el lejano oeste y sobre  todo por los indios.

Javier Lucini

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario