viernes, 8 de abril de 2016

Los crímenes del balneario- Alexandra Marínina


Título: Los crímenes del balneario
Autora: Alexandra Marínina
 
Páginas: 272
 
Editorial: Debolsillo


Precio: 6,95 euros
 
Año de edición: 2000

Rebuscando en mis e-books he descubierto esta joya: bueno, quien me conoce sabe ya de mi pasión por el género policiaco. Lamentablemente, está agotado y descatalogado pero se puede encontrar en bibliotecas y tiendas de segunda mano (véase Iberlibro y Cómo encontrar un libro). 

Anastasia Kaménaskaya, criminóloga de la policía de Moscú, le toma la palabra a su jefe cuando éste le ofrece una estancia en un balneario de lujo que se encuentra en la zona de influencia del poderoso capo de la mafia Eduard Denisov. El asesinato de un cliente del balneario pone en dificultades tanto a Denisov como a Kaménaskaya y es el pu to de partida de una trama apasionante. 

¿Qué por qué me ha gustado tanto? Primero, porque una novela policiaca tiene que ser muuuuy mala para que a mí no me guste. Segundo, porque me parece que está muy bien escrita, sin descripciones larguísimas e innecesarias, con unos personajes bien trazados: una policía criminalista «humana», fumadora, a la que le horrorizan los gimnasios, no es particularmente guapa y tampoco es la inteligencia hecha persona, sino una figura más cercana a la realidad de lo que nos tienen acostumbrados otros escritores; un malo creíble y malo de verdad, etc.

Y sobre todo, me ha gustado que traza un perfil de la Rusia postsoviética ajustado a la realidad, no en balde la autora trabajó en la militsia unos cuantos años.

La lectura es rápida y amena, el ritmo se mantiene sin sobresaltos durante toda la lectura y la tensión es la apropiada para cada momento.

¿La única pega? Los nombres rusos y sus múltiples diminutivos. Así, la protagonista, Anastasia Pávlovna Kaménskaya, será llamada Anastasia, Nastia, Nástenka, Nastasia, Asenka, Asia o Aska, según el grado de cercanía, el humor del que la nombra, etc.  Aunque parezca increíble terminas por cogerle el tranquillo pero, al principio, puede suponer un pequeño quebradero de cabeza (salvando las distancias, un estilo a lo que pasaba con «Cien años de soledad» y sus Amarantas, Úrsulas, Aurelianos, etc., salvo que aquí se trata de la misma persona).

En definitiva, una muy buena novela para pasar un rato de lo más entretenido. Sólo me falta añadir que, desgraciadamente, no se le hizo la debida publicidad para que fuera un bombazo literario en toda regla. De hecho, creo que se sacó directamente en edición de bolsillo.

Alexandra Marínina

Publicado por Silvia Luaces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada