sábado, 11 de octubre de 2014

Tintes del cielo - Natsume Soseki


Título: Tintes del cielo 
Autor: Natsume Soseki

Páginas: 155

Editorial: Satori

Precio: 12 euros


Año de edición: 2013

Vamos a aprovechar la tranquilidad que a veces trae el fin de semana para hablar de un libro de poesía, porque no sólo de novelas vive el hombre (y la mujer, tampoco). Es una recopilación de setenta haikus de Soseki, una de las grandes figuras de la literatura japonesa del que se han reseñado aquí varias novelas.

El haiku es un tipo tradicional de poesía japonesa, escueto y minimalista, de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente, que suele mencionar a la naturaleza y cuya esencia es hacer un «corte» entre dos ideas en contraste. Es un género que me encanta, de vez en cuando le dedico una entrada, y para el que desde luego siempre se pueden sacar cinco minutos, porque no hace falta más tiempo para disfrutarlo.

Esta antología me ha parecido espléndida. Son poesías deslumbrantes en su sencillez, de una gran belleza y constituyen una excelente galería de muestras de lo que puede llegar a dar de sí esta curiosa forma de poesía nipona. Como ejemplo, éstos son dos haikus de los que más me han gustado:

Arribando al mesón:
tábano de caballo
y moscardón de vaca.

Allá en el páramo,
entreviéndose lejos,
un humo sube. 

y este es el que da título al libro:

La ipomea, ya a punto
de florecer: lo avisan 
tintes del cielo. 

 Ipomea violácea, también llamada campanilla morada

Este volumen esta bellamente editado por Ediciones Satori, que se dedica en exclusiva a dart a conocer la cultura japonesa, en una edición bilingüe que incluye una explicación de cada poema. El prólogo, esos párrafos explicativos y la taducción al español han corrido a cargo de Fernando Rodríguez-Izquierdo (Sevilla, 1937), un especialista que ha publicado un libro muy completo sobre el tema: «El haiku japonés».
        
Natsume Soseki (1867-1916) además de ser uno de los grandes novelistas japoneses, fué un poeta que destacó como autor de haikus y poesía china. Nació en una familia de funcionarios, descendientes de samurais venidos a menos, que lo dieron en adopción a uno de sus sirvientes cuando tenía dos años.

Estudió filología inglesa en la Universidad de Tokio y en Londres, donde estuvo tres años con una beca leyendo buena parte de la Biblioteca Británica, por eso estaba tan influido por los autores británicos. Luego enseñó durante cuatro años en la cátedra de Filología Inglesa en la Universidad Imperial, como estaba pactado, sustituyendo a Lafcadio Hearn.

Había aprendido el arte del haiku del poeta Masaoka Shiki y cultivó ese género durante toda su vida. No sólo escribió novelas que se han convertido en obras esenciales de la literatura japonesa, como «Kokoro» y «Soy un gato», sino que como poeta es comparable a los grandes autores clásicos. 
       
Natsume Soseki
  
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada