lunes, 13 de octubre de 2014

El banquero anarquista - Fernando Pessoa


Título: El banquero anarquista
Autor: Fernando Pessoa

Páginas: 108

Editorial: Pre-textos

Precio: 10 euros 

Año de edición: 2001

Este maravilloso relato, verdaderamente antológico, fué publicado por primera vez en 1922 en una revista y causó sensación. Explota lo que el propio autor llamaba la «sátira dialéctica», una forma de forzar la lógica en un juego discursivo que maneja con ingenio los equívocos, el ridículo, los extremos absurdos, las dobles lecturas y la contradicción, que aparece como algo consustancial a la naturaleza humana.

¿Puede un anarquista convencido convertirse en un próspero banquero, comerciante y estraperlista por añadidura, manteniendo la coherencia ideológica y sin traicionar sus ideales? En este texto se construye una respuesta completa y brillante que justifica tan increíble pirueta de manera asombrosa y provocadora. El resultado es cómico, pero también inquietante porque recuerda algunos casos en los que se razona y justifica lo injustificable.

Evidentemente la línea de razonamiento tiene truco y mezcla sofismas, falacias, exageraciones y falsedades, pero se hace con tanta habilidad que no es fácil escapar a su atractivo casi hipnótico. Se puede leer como una suerte de pasatiempo filosófico, consistente en descubrir y refutar todos y cada uno de sus puntos débiles y trampas lógicas, pero yo recomiendo hacerlo, si acaso, en una segunda lectura y dedicar la primera simplemente a disfrutar de la prosa de este excelente escritor y al embrujo de sus juegos dialécticos.

El relato está escrito con la sutileza y el espléndido estilo de uno de los mejores escritores en lengua portuguesa, o quizás el mejor, con permiso de Eça de Queiroz. Un cuento insólito y asombroso, que se sale de lo normal y deja al lector perplejo y hecho un mar de dudas. Pessoa es un escritor único, que se sale de todos los cánones y rompe todos los esquemas, pero aquí riza el rizo hasta realizar un ejercicio de estilo verdaderamente curiosísimo. No os lo perdáis, es un cuento maravilloso, una obra maestra, un texto que debería estar en todas las antologías de narrativa breve. Una verdadera joya.

Fernando Pessoa (Lisboa, 1888-1935), hijo de un un funcionario y crítico de ópera, nació en una casa situada enfrente de la Ópera de Lisboa. Su padre falleció cuando él tenía cinco años, su madre se volvió a casar con el cónsul portugués en Durban, una ciudad al este de Sudáfrica, y el pequeño Fernando vivió en ese país desde los siete hasta los diecisiete años.

Allí recibió una educación inglesa, fué alumno prodigio y ganó premios de redacción. Empezó a inventarse heterónimos, pseudónimos literarios para los que creaba una biografía, un estilo, una personalidad completa y una voz propia.

De vuelta a Lisboa fué traductor del inglés al portugués y periodista. Continuó creando heterónimos y llegó a producir un total de setenta y dos, aparte de las obras que firmaba con su propio nombre. Fué un gran poeta, un cuentista notable y un ensayista muy interesante, pero su caso es único en la historia de la literatura poque él sólo creó nada menos que toda una generación de más de 70 poetas, cada uno con su propia identidad. Curiosamente su apellido «Pessoa» significa en portugués «persona»

 
Fernando Pessoa

Publicado por Antonio F. Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada