martes, 7 de mayo de 2013

Miau - Benito Pérez Galdós


Título: Miau 
Autor: Benito Pérez Galdós 

Páginas: 376 

Editorial: Alianza 

Precio: 11,50 euros 

Año de Edición: 2007

Para mantener una dieta sana y equilibrada, hace falta volver de vez en cuando a los clásicos. Hoy os propongo esta novela del gran Galdós, «Miau», una de las mejores y mas conseguidas obras del genial escritor canario, escrita en 1888 en uno de los momentos más dulces de su carrera.

En ella satiriza con mucho salero la burocracia reinante a finales del siglo XIX. El protagonista es un cesante, un exfuncionario del Ministerio de Hacienda que se encuentra sin trabajo en aquella época en la que los trabajadores públicos no tenían un puesto permanente y eran nombrados o cesados cada vez que cambiaba el gobierno.

Como se ve, es un tema de rara actualidad y provoca cierta extrañeza ver los paralelismos que hay entre las desventuras del probre cesante y las desgracias que a muchos les toca vivir en el momento actual.

El estilo es rápido y vivo. Galdós es una maestro en describir perfectamente a un personaje en cuatro palabras. El texto es muy ameno, entretenido y de una naturalidad pasmosa. Es fácil olvidarse de que uno está leyendo y contemplar cómo pasa la vida a través de una especie de ventana que nos permite contemplar a los personajes en su salsa.

Nuestro escritor pasaba horas en la calle, en los mercados, en los cafés, escuchando las conversaciones de la gente, para luego reproducir su manera de hablar. Y la verdad es que el resultado es de una frescura y una autenticidad muy conseguidas.

Una novela muy recomendable. Don Benito es siempre un valor seguro. Nunca decepciona. En este enlace podéis encontrar el texto completo en digital.

Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 1843-1920) es el más importante de los escritores realistas del siglo XIX y uno de los más grandes novelistas que ha habido en España

HIjo menor de los diez que tuvo un coronel, empezó a estudiar Derecho en Madrid, pero lo dejó en seguida para empezar a publicar novela, teatro y reportajes periodísticos. Exageradamente tímido, iba siempre vestido de oscuro para pasar desapercibido, era muy observador, tenía memoria fotográfica y unas jaquecas espantosas. 

Era un buen dibujante, lector empedernido en español, inglés y francés, y un maestro en la descripción de detalles realistas. Ha sido uno de los escritores más prolíficos que ha habido, autor de más de ochenta novelas, más de veinte piezas de teatro y artículos. Era favorito para el Premio Nobel de Literatura de 1912, pero ciertos enemigos políticos hicieron campaña en su contra. Tuvo un sonado idilio con la también escritora realista Emilia Pardo Bazán.

Benito Pérez Galdós

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada