miércoles, 29 de mayo de 2013

Pelo de zanahoria - Jules Renard


Título: Pelo de zahanoria
Autor: Jules Renard

Páginas: 224

Editorial: Debolsillo

Precio: 7,95

Año de Edición: 2008


El título de este libro, un apodo familiar, anticipa varios rasgos de su carácter: la concisión, la espontaneidad, el reflejo de las relaciones humanas y una descrpción de la vida en una granja rural de la campiña de cualquier lugar. Aquí tenemos un clásico, escrito en 1894, que sorprende en primer lugar por su modernidad; da la sensación de estar escrito ayer mismo, fresco, directo y actual porque retrata personajes muy humanos e imperecederos: el señor y la señora Lepic, pelo de zanahoria, sus hermanos y un elenco de arquetipos alrededor, el director de escuela, el padrino, la criada...

Es una obra pionera, que introduce un hilo de pensamiento del protagonista parecido al monólogo interior que luego se explotaría con tanto éxito. Alejada del realismo más clásico, utiliza algunos elementos del simbolismo, como las rápidas descripciones poéticas.

Por otro lado, Renard es un maestro de la concisión. Su estilo recortado dibuja los capítulos de esta novela que más bien parecen relatos, o incluso algunos entremeses, que describen la vida de una familia, compleja y llena de matices soterrados. No cuesta mucho ver a los padres del autor en el matrimono Lepic y al propio Jules Renard en pelo de zanahoria, fascinado por su madre, contándonos lo esencial de su infancia.

No es una obra bucólica y amable. Irónico, cómico, tierno, algo bufonesco, es un libro a la vez lúcido y desgarrador. Aunque pueda parecer una obra menor, pero no lo es en absoluto. Resulta profunda y turbadora, entretenida y extraña, valiente y atrevida. Está llena de cualidades y matices que pueden pasar desapercibidos si no se lee con mucha atención. Deja una impresión agridulce y retrata las frustraciones emocionales de la vida cotidiana de manera admirable.

Un libro inclasificable, algo desconcertante, que se disfruta y deja al lector fascinado, con la extraña sensación de que se le ha escapado algo que no consigue atrapar del todo por más que vuelve atrás y adelante, relee algún capítulo, repasa unos cuantos fragmentos y recuerda lo que le ha llamado la atención. Un obra imprescindible, un hito fundamental en la literatura francesa que os recomiendo conocer. 

Jules Renard (Châlons-du-Maine, 1864-1910) fué un escritor, poeta, dramaturgo y crítico francés, miembro de la Academia Goncourt y uno de los fundadores del Mercure de France. Hijo de un obrero del ferrocarril, masón, que llegó a alcalde de su pueblo, fué un niño callado, difícil y pelirrojo. Desarrolló una gran amor por la literatura, se pagó de su prpio bolsillosus primeras ediciones y saltó a la fama por escribir tres obras de teatro brillantes y exitosas.

Con «Pelo de zanahoria» se metió a toda la crítica en el bolsillo. Durante unos años se dedicó a la política y llego a ser alcalde de Chitry con el partido socialista. Publicó varias obras de teatro y sobre todo libros de relatos. Murió muy joven, a los cuarenta y seis años, de una arterioesclerosis galopante.

Jules Renard

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada