sábado, 27 de septiembre de 2014

Los justos - Albert Camus

 
Título: Los justos 
Autor: Albert Camus

Páginas: 144

 
Editorial: Alianza

Precio: 9,80 euros

Año de edición: 2012

Hoy nos vamos al teatro, aunque sólo sea figuradamente. Ésta es una obra, estrenada en 1949, sobre el terrorismo, cuyo contenido se mantiene perfectamente vigente hoy en día. Se sitúa en la revolución rusa de 1905 y nos muestra un grupo de jóvenes que, queriendo acabar con la tiranía del zar, planean cometer un atentado terrorista. La historia está basada en un hecho real, el asesinato del Gran Duque Sergio Aleksándrovich Románov.

Se plantea, entre otras cosas, el contraste entre la visión soñadora, algo ingenua, de uno de los protagonistas, que quiere construir un mundo mejor, y otro que sigue una línea mucho más dura, dispuesto a hacer lo que sea, cualquier barbaridad, para conseguir sus fines.

La tragedia tiene las mejores cualidades del teatro de Camus, tensión dramática, diálogos directos, personajes arquetípicos fácilmente identificables, fuerza expresiva... es una obra impresionante, comprometida, en la que se muestra la tendencia continua del escritor francés a ir a la esencia de las cosas, a apuntar al fondo de la cuestión en cada palabra. Una pieza tremenda, un clásico de una fuerza sobrecogedora.

Ahora puede ser un buen momento para leerla, porque se va a estrenar en El Matadero de Madrid, el próximo uno de octubre, una versión de dos bilbaínos, José A. Pérez y Javier Hernández-Simón, trasladada al País Vasco de los años 70 y al terrorismo de ETA. Unos años en los que la organización terrorista se escindió en una rama política, que abandonó las armas, y otra político-militar, que continuó la lucha armada. Es una obra contra la violencia en la que se concluye que nunca se creó nada bueno con ella, que el fin no justifica los medios y que el que la ejerce destruye el entorno, y también destruye algo en su interior.

Es una obra fuerte, que remueve cosas no muy agradables en la memoria, pero tambien puede ser buena idea intentar reflexionar con algo de desapasionamiento y calma sobre algo que nos ha tocado tan de cerca. ¿Cómo puede llegar alguien a utilizar la violencia con fines políticos? Hay varias preguntas inquietantes alrededor del tema. También puede ser interesante, un buen ejercicio literario, leer primero la obra original de Camus y luego ver este montaje. 

Ya hemos hablado en este blog varias veces de Albert Camus (Mondovi, 1913-1960). Nació en una pequeña ciudad de Argelia, en una familia de colonos franceses (pieds-noirs) que cutivaban anacardos. A los 19 años publicó su primer artículo. Más tarde, con un reportaje sobre la miseria en el norte de Argelia, se convirtió en un personaje incómodo. El texto fué censurado y el gobierno presionó lo suficiente para que no encontrase trabajo.Tuvo que emigrar a París, donde trabajó como periodista y lector para la editorial Gallimard.

Realizó una indagación filosófica y continua de la vida del hombre, que encontraba absurda y sin sentido. Es una de las grandes figuras del existencialsmo. En 1957, con 44 años, ganó el Premio Nobel de Literatura por «el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy». Murió en un accidente de coche con sólo 47 años, en el bolsillo llevaba el manuscrito inacabado de su última novela, «El primer hombre».

Albert Camus

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada