miércoles, 10 de septiembre de 2014

El baile - Irène Némirovsky


Título: El baile 
Autora: Irène Némirovsky 

Páginas: 96 

Editorial: Salamandra 

Precio: 11 euros

Año de Edición: 2006

Una familia de nuevos ricos en París en los años 20 organiza un baile para darse a conocer entre la alta sociedad francesa, máxima aspiración de Mme. Krampf, mujer pretenciosa y arribista. Lo hace marginando a su hija adolescente a la que no tiene en consideración, no se ocupa de ella y a la que por supuesto no piensa presentar en sociedad durante el baile; la considera más bien casi como un estorbo para sus planes. Y sucede que la hija toma una actitud justiciera y cruel para boicotear el proyecto de sus padres.

Éste es el argumento de esta obra menor de Irène Némirovsky, menor por su extensión, pero de una gran calidad, un texto fresco, a la vez concreto y muy realista. Una pequeña joya donde expresa una critica social contra la burguesía de la época que sobrevalora el poder económico frente a otros valores.

Irène debió de conocer bien ese estrato social, reflejado en varias de sus obras, gente con una gran fortuna, de vida frívola y materialista, sin importantes vínculos familiares, salvo el ascenso social y el dinero.

Irene Nemirovsky era natural de Kiev, de origen judío, hija de un banquero que consiguió gran éxito profesional en su país y posteriormente en Francia.

Vivió en Rusia hasta 1918 cuando toda la familia tuvo que huir a causa de la revolución rusa, para establecerse en París. Durante su infancia fue educada por una institutriz francesa, con gran desapego y distanciamiento de su madre, que nunca mostró interés por ella, lo que le marcaría para toda su vida. Estudió en La Sorbona y comenzó a escribir muy joven, alcanzando bastante éxito. 

Casada con un ingeniero reconvertido en banquero, no obtuvo la nacionalidad francesa por su origen judío. Pese a convertirse al catolicismo no escapó a las leyes antisemitas del gobierno de Vichy y en 1942 fue detenida y deportada a Auschwitz donde murió de tifus ese mismo año.
 
Irène Némirovsky
       
Publicado por John Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada