martes, 16 de septiembre de 2014

El anarquista que se llamaba como yo - Pablo Martín Sánchez


Título: El anarquista que se llamaba como yo
Autor: Pablo Martín Sánchez 

Páginas: 624

Editorial: Acantilado

Precio: 26 euros

Año de edición: 2012

Aquí tenemos una de las novedades editoriales del año 2012 que más revuelo ha originado; una primera novela que se ha encaramado a los primeros puestos de las listas de libros más vendidos; una novela entretenida, apasionante, que ha hecho furor y ha animado el panorama literario de autores españoles.

El planteamiento es buenísimo. El autor, Pablo Martín Sánchez, poseedor de un nombre y unos apellidos bastante comunes, descubrió un día buscando su nombre completo en la red que había existido un anarquista del mismo nombre y que había sido ejecutado en el garrote vil en el año 1924, durante la primera dictadura de Primo de Rivera

A partir de ese momento, Pablo se propuso investigar cómo fué la vida de su tocayo, qué hizo, porqué le ajusticiaron, todos los detalles. El resultado es esta novela una interesantísima pesquisa (quest como dicen los anglosajones) en la que la intriga se centra no en el desenlace, conocido desde un principio, sino en saber cómo y porqué el protagonista llegó a ser agarrotado.

De paso, se proporciona una interesantísima crónica de una época de la Historia de España no demasiado conocida. Se describe el ambiente de la dictadura, los círculos de opositores exiliados y los mítines que daban en París nada menos que Ortega y Gasset, Unamuno y Blasco Ibáñez, que criticaban frontalmente el régimen del general español. También aparecen anarquistas ilustres conspirando en los cafés parisinos, como Durruti y Ángel Pestaña.

La novela está llena de datos y episodios históricos muy interesantes: la semana trágica de Barcelona, los 400 anarquistas juzgados en 1909 por poner bombas en la Ciudad Condal, la llegada del cinematógrafo a España, la epidemia de gripe que se llevó a 10.000 personas en 1899, el panfleto «Una nación amordazada» de Blasco Ibáñez del que se imprimieron un millón de ejemplares, la historia de los Pacos (curas francotiradores), el asesinato de Canalejas, la terrible batalla de Verdún (1916) que duró 10 meses, Roland-Garros fabricante de ametralladoras y hélices... Cien retazos de historia curiosos e intructivos, que muestran entre otras cosas que hubo una larga lista de sucesos precursores de la Guerra Civil española que inevitablemente resultan familiares.

Pero este libro es a la vez una historia de amor imposible al más puro estilo romántico, con una pareja que se ama con locura, pero sólo consigue dolor y sufrimiento, duelos, escenas dramáticas y arrebatadas, y un desenlace que, en cierta medida, encierra una dosis de felicidad.

Una obra que es un brillante superventas de seiscientas páginas, que en ningún momento se hace pesado, ameno, interesante y bien ejecutado, con algunas frases felices («En el mundo no hay más que dos clases de personas fascinantes: las que lo saben absolutamente todo y las que no saben absolutamente nada») y mucha acción, en el que el lector no encuentra fallos ni defectos y con el que además se aprende Historia contemporánea. No se puede pedir más.
       
Pablo Martín Sánchez (Reus, 1977) ha trabajado como lector, corrector, traductor, librero y ahora también como autor. Es es doctor en Lengua y Literatura Francesas por la Université de Lille-3 y doctor en Teoría de la Literatura y del Arte y Literatura Comparada por la Universidad de Granada.
       
Se puede decir que con esta su primera novela, seleccionada como la mejor opera prima del año por El Cultural, ha dado la campanada. En este enlace podéis leer una entrevista muy interesante.

Pablo Martín Sánchez

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada