sábado, 26 de diciembre de 2015

Leonardo da Vinci. Cuadernos - H. Anna Suh


Título: Leonardo da Vinci. Cuadernos
Autora: H. Anna Suh
 
Páginas: 448
 

Editorial: Librero

Precio: 11,95 euros

Año de edición: 2014

El gran Leonardo, uno de los genios más polivalentes que han existido, nos dejó una colección de cuadernos con más de 7000 páginas de dibujos, bosquejos, anotaciones y textos. Un verdadero tesoro, su diario personal donde iba anotando todo lo que veía y pensaba de cierta relevancia.

Es un material valiosísismo, ente otras cosas porque está escrito por un hombre que utilizaba la analogía con toda naturalidad como método de conocimiento («remolinos como cavernas») y que mantuvo opiniones muy adelantadas a su tiempo, como por ejemplo: «Que la altura de tus casas no soprepase el ancho de la calle» o «Llegará un día en el que respetaremos a todos los animales como seres vivos tan valiosos como nosotros mismos y maltratar a cualquiera de ellos sea considerado un delito».

Esta estupenda obra contiene más de mil ilustraciones, tomadas de los cuaderons de este pintor florentino, y una antología de las anotaciones y textos originales de los cuadernos, organizadas en torno a tres grandes temas: belleza y arte (pintura, figuras humanas, luz y sombra, perspectiva y percepción, estudios y bosquejos); observaciones (Anatomía, Botánica y paisaje, Geografía, Ciencias Físicas y Astronomía), y cuestiones prácticas (Arquitectura y Urbanismo, Escultura y trabajo en metal, inventos, consejos prácticos, Filosofía, aforismos y textos variados).

Un verdadero tesoro, el mejor legado de un genio que maravilló al mundo hace 500 años, con abundancia de dibujos y una selección de textos de los más sugerente. Un buen resumen de lo mejor de los famosos cuadernos personales de Leonardo. Espléndido.

Leonardo da Vinci (Vinci, 1452-1519) es el prototipo de genio del Renacimiento que hizo de todo y además de manera espectacular. Fué pintor, anatomista, arquitecto, ingeniero, botánico, científico, escritor, filósofo, escultor, inventor, músico, urbanista y poeta, y en todos esos campos fué brillante. Es decir, fué un genio polifacético, un polímata.

Entre sus invenciones, tenemos cosas como el helicóptero, el tanque, el submarino, el automóvil, la bicicleta y cosas tan cotidianas como el tenedor o el mecanismo de las cisternas de váter, basado en un flotador que acciona una palanca. Es el autor del cadro más famoso del mundo, el conocido com La Gioconda o Monna Lisa, una maravilla.

Se formó como pintor en el estudio del pintor florentino Verocchio, luego trabajó en Milán para el dugue Ludovico Sforza, en una época en la que ideó los más increíbles ingenios, tambien trabajó en las cortes de Roma, Bolonia, Venecia y, en los últimos años de su vida, París, invitado por el rey Francisco I

Leonardo da Vinci, autorretrato, entre 1512 y 1515
      
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada