jueves, 7 de mayo de 2015

Mujeres que hacen el amor y sus maridos cornudos - Pierre de Bourdeille


Título: Mujeres que hacen el amor y sus maridos cornudos
Autor: Pierre de Bourdeille

Páginas: 192

Editorial: Arcopress
 
Precio: 18 euros
 
Año: 2007

Este libro, que seguramente se acabó de escribir hacia 1590, no se publicó hasta 1722 por razones obvias: da demasiados detalles sobre vicios y aventuras galantes de personajes de la nobleza y la corte de su tiempo que, aunque menciona pocos nombres, seguro que se podrían reconocer sin mucho esfuerzo.

Con un estilo directo, muy natural y sin demasiadas florituras, se van hilvanando opiniones, anécdotas, sucedidos y costumbres de carácter erótico, sin niguna cortapisa ni pudor, como la cosa más natural del mundo. Era una época en la que parece que en la nobleza y la corte francesas abundaban los matrimonios de conveniencia y los maridos, en parte para tener libertad por su lado y en parte para medrar, consentían y hacían la vista gorda ante las aventuras de sus mujeres.

Muchos presumían de la alcurnia de los amantes de su esposa, más de uno consiguió favores por ese llamativo método y el ser cornudo era más bien un mérito que una vergüenza. Supongo que era como ser buen colega, no poner reparos y compartir la mujer.

En este libro se aprenden muchas cosas: cómo simular la virginidad en la noche de bodas, la popularidad de poner unos cuernos como suprema venganza, cómo disimular que se tiene un amante, qué estación es mejor para hacer el amor, que se creía que el miembro viril curaba heridas y llagas íntimas y muchas cosas más.


No faltan las anécdotas divertidas e increíbles, pero ciertas, como la de cierto capellán que solía hacer el amor doce veces cada noche y si alguna vez no llegaba a tal número, se disculpaba aduciendo que había estado tomando medicinas.

Tambien menudean los consejos éticos y moralistas, como que no está bien chulear y arruinar al marido cornudo, que hay que ser desprendido en el amor, que el maltrato físico no es propio de caballeros, que «si no es casta, al menos cauta», que no está bien envenenar a la mujer estéril para casarse con otra o que siempre es mejor repudiar a la mujer infiel que ponerse violento. Porque, a pesar del ambiente libertinaje y desenfreno, eran frecuentes los llamados crímenes pasionales y aqui se relatan varios casos especialmente retorcidos.

Un libro recomendable, muy divertido y curioso, que enseña muchas cosas sobre la vida cotidiana de la época, que nos recuerda que el matrimonio por amor es un invento bastante reciente. Por cierto si pensamos que este libro describe los usos amorosos en la corte francesa en el siglo XVI y que «Las amistades peligrosas» es del 1782 ¡Los nobles de Francia vivieron dos siglos de libertinaje! Asombroso. Bueno eso, que me distraigo, que os lo recomiendo.

Pierre de Bourdeille (Bourdeilles, 1540-1614), francés, clérigo, noble, aventurero, gascón, soldado, escritor y libertino, tenía vocación de militar, aunque no destacó como hombre de armas, sino como amante y escritor. Participó en campañas en Escocia, Inglaterra, Marruecos, España y Portugal. Luchó contra los turcos y contra Solimán el magnífico.

A los 34 años dejo la carrera militar y se dedicó a la vida de la corte, a los engaños, triaciones, amoríos, duelos y asesinatos. Tuvo innumerables amantes, entre las que dicen que se cuentan la Reina Margot y Catalina de Médicis.

A los 44 años sufrió una caída de caballo que le obligó a retirarse a sus tierras y para no aburrirse, se puso a escribir sus memorias y algún libro que otro. Sus obras destacan por su sinceridad y por cierta vanidad gascona que tiene cierta gracia. Sus libros rezuman ingenuidad, franqueza y falta de prejuicios. Dejó también escritos unos 2 200 versos y un libro titulado «Bravuconadas de los españoles» que habrá que buscar y leer, porque el título promete.

Pierre de Bourdeille, abad y señor de Brantôme

Publicado por Antonio F. Rodríguez. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada