domingo, 24 de mayo de 2015

No tengo, tengo vida - Nina Simone

Nina Simone

Creo que nadie puede negar que en el rock, en el pop y en la música en general sobreviven formas de poesía popular muy valiosas. Hoy traigo un ejemplo que me encanta, una de las canciones más emblemáticas de una de las grandes reinas del jazz, Nina Simone: su «Ain't Got No, I Got Life»:


Ain't Got No, I Got Life

I ain't got no home, ain't got no shoes
Ain't got no money, Ain't got no class
Ain't got no skirts, Ain't got no sweater
Ain't got no perfume Ain't got no bed
Ain't got no mind,

Ain't got no mother Ain't got no culture
Ain't got no friends, aint got no schoolin'
Ain't got no love, Ain't got no name
Ain't got no ticket, Ain't got no token
Ain't got no god

and what have i got?
why am i alive anyway?
yeah what have i got?
nobody can take away?...

Got my hair. Got my head
Got my brains, Got my ears
Got my eyes, Got my nose
Got my mouth, I got my smile

I got my tongue, Got my chin
Got my neck, Got my boobs
Got my heart, Got my soul
Got my back, I got my sex

I got my arms, got my hands, got my fingers,
got my legs, got my feet, got my toes,
got my liver, got my blood.

I've got life,
i've got my freedom
i've got life
I've got life
and I am gonna keep it
I've got life
and nobody's gonna take it away
I've got life!


No tengo, tengo vida 

No tengo casa, ni zapatos,
ni dinero, ni estilo,
ni faldas, ni jerseys.
No tengo perfume, ni cama.
No tengo cabeza.

No tengo madre, ni cultura.
No tengo amigos, ni escuela.
No tengo amor, ni nombre.
No tengo ticket, ni tengo pase.
No tengo Dios.

¿Qué es lo que tengo?
¿Por qué estoy viviendo entonces?
Sí, ¿qué es lo que tengo
que nadie me puede quitar?

Tengo mi pelo, mi cabeza,
mi cerebro y mis orejas.
Mis ojos y mi nariz,
mi boca y mi sonrisa.

Tengo mi lengua y mi barbilla,
mi cuello y mis tetas,
mi corazón y mi alma,
mi espalda y mi sexo.
Mis brazos, mis manos y mis dedos,
mis piernas, mis pies y mis dedos.
Mi hígado y mi sangre.

Tengo mi vida, tengo mi libertad.
Tengo mi vida
y la voy a mantener.
Tengo mi vida
y nadie me la va a quitar.
¡Tengo mi vida!


Aunque lo mejor es oir como la canta ella misma:



Eunice Kathleen Waymon (Tryon, 1933-2003), conocida como Nina Simone, es una de las más grandes cantantes de soul, blues y jazz que ha habido. La llamaban «la sacerdotisa del soul». Tomo su nombre artístico de cómo la llamaba su primer novio («niña», pronunciado por un angloparlante, suena «nina») y del nombre de Simone Signoret

Aprendió a tocar el piano a los cuatro años y cuando tenía  diez años, en su debut como concertista de piano clásico en la biblioteca de su Tryon natal, vió cómo sus padres eran obligados a ceder sus asientos en primera fila a unos blancos. Ese día descubrió el poder de una artista, cuando se negó a tocar hasta que su familia volviese a su sitio.

Eunice siguió estudiando, se hizo profesora particular de piano y alimentó su sueño de ser la primera concertista clásica de piano de raza negra. Depositó todas sus esperanzas en una beca para ir a estudiar a un prestigioso conservatorio de Filadelfia, pero fué inexplicablemente rechazada, el único motivo era el color de su piel. Aquel revés cambió radicalmente su vida, ya no le quedaba nada más que «aquella música del diablo», como decía su madre. Se hizo pianista de jazz y rebelde.

Comenzó a tocar y cantar en tugurios de Atlantic City y absorbió todo lo que pudo del blues, soul, jazz, rithm and blues y lo que fuera. Aprendió a improvisar. Dotada de un talento extraordinario, lo versionaba todo a su manera y deslumbraba. Hacía lo que quería y encandilaba al público.

Toda su vida estvo comprometida con los derechos civiles y la lucha por la igualdad con los blancos. Altanera, arrogante y difícil, podía empezar una actuación soltándole a los blancos: «No estoy aquí para entreteneros. Nunca seré vuestra payasa».
Fue la tarde en la que su padre y su madre fueron obligados a ceder sus asientos en primera fila a un grupo de espectadores blancos. Y también la tarde en la que Eunice descubrió su poder como artista, cuando se negó a comenzar su actuación hasta que su familia volviese a ocupar las localidades que les correspondían. - See more at: http://www.pikaramagazine.com/2015/04/nina-simone-no-estoy-aqui-para-entreteneros/#sthash.cRdif8Xp.dpuf
Fue la tarde en la que su padre y su madre fueron obligados a ceder sus asientos en primera fila a un grupo de espectadores blancos. Y también la tarde en la que Eunice descubrió su poder como artista, cuando se negó a comenzar su actuación hasta que su familia volviese a ocupar las localidades que les correspondían. - See more at: http://www.pikaramagazine.com/2015/04/nina-simone-no-estoy-aqui-para-entreteneros/#sthash.cRdif8Xp.dpuf
 
Se fué de los Estados Unidos en 1969, después del asesinato de Martin Luther King, harta de la segregación racial de los afroamericanos y perseguida por el fisco por negarse a pagar impuestos para no financiar la Guerra de Vietnam. Murió en París.

Nina Simone

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada