lunes, 4 de mayo de 2015

Amok - Stefan Zweig


Título: Amok 
Autor: Stefan Zweig

Páginas: 224

 
Editorial: Acantilado
 

Precio: 16 euros
 

Año: 2010

Esta es otra excelente muestra de la novela corta que produjo el genial autor austriaco. Un relato breve de corte novelesco en cuanto a la acción y con un profundo estudio psicológico de personajes en el trascurso de una relación conflictiva llevada al extremo.

Al igual que en otras obras, utiliza el recurso de un personaje que cuenta su particular historia al narrador, una historia de pasión desenfrenada, sentimientos desbordados, orgullo intenso y profunda lealtad, en una situación de obsesión enfermiza que lleva a su personaje a la autodestrucción profesional y humana. 

Todo ello referido a sujetos atrapados por unas convenciones sociales decimonónicas rigurosas e inflexibles que guían sus conductas por caminos marcados previamente de los que no pueden salir. 

Una narración vertiginosa, intensa, con personajes contrapuestos para conseguir un contraste de caracteres a menudo buscado por el autor para hacer mejor su análisis psicológico, de lectura rápida y poso prolongado en la memoria. 

Este libro forma parte de una serie: novelas de una pasión, que escribió influido por los trabajos de su admirado Sigmund Freud acerca del psicoanálisis. Con una extensión más bien corta de páginas, ajustada a su necesidad, sin adornos, nos hace entrar en el relato y compartir las preocupaciones y tensiones de los personajes.

Hay que extrapolar el pensamiento, la moral, las normas y costumbres sociales de un siglo atrás para comprender las situaciones que plantea. Llama la atención que algunas expresiones del texto sobre personajes secundarios no serian de recibo hoy en día. 

Stefan Zweig (Viena, 1881- Petrópolis, 1942) se ha asomado varias veces a las páginas de este blog. Estudió filosofia y literatura, y por su origen, familia judia acomodada, vivió desahogadamente y pudo dedicarse a escribir y viajar. Dejó una importante producción de novelas, historias cortas, ensayos, teatro y una magnífica serie de biografias, género en el que llegó a ser un maestro. Conoció a un buen número de artistas, escritores y científicos de la época. 

Profundamente antibelicista y enemigo declarado de los nacionalismos, residió en varios países de Europa y América. Tuvo dificultades crecientes para que su obra se publicara en Alemania hasta que engrosó la lista de  autores prohibidos. Exiliado en Sudamérica y deprimido por el avance del nazismo, que creía en expansión imparable, se suicidó junto a su mujer en 1942 a los sesenta y un años. Una pena, se puede decir que murió por un error de cálculo, cuando todavía tenía mucho que escribir.

 Stefan Zweig

Publicado por John Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada