martes, 26 de mayo de 2015

El lirio en el valle - Honoré de Balzac


Título: El lirio en el valle
Autor: Honoré de Balzac

Páginas: 160

Editorial: Createspace

Precio: 10,20 euros

Año:2013


Este libro me recuerda inevitablemente a una persona, que en realidad no sé cómo se llama. Le decíamos «el seta» y era mi profesor de francés en el colegio. Era un hombre bajito, con una voz aguda, de aspecto algo afeminado y rídiculo...y la verdad es que nos burlábamos de él en clase de una manera terrible. ¡Ay que ver lo crueles que pueden llegar a ser los chicos en manada! El pobre hombre no consiguió dominar la clase ni mantener la disciplina por más que nos castigaba. Aquella hora debía de ser un suplicio para él. Ahora me arrepiento, aunque no sirve ya de nada. 

Pues bien, aquel señor sabía de literatura. Usábamos un texto titulado «La littérature française par les textes» de Mangold, una antología estupenda que me gustaría recuperar. Era un buen libro de texto, que ofrecía una excelente panorámica de una literatura inacabable, aunque yo no lo supiera apreciar mucho por aquel entonces.


 Me acuerdo muy bien de que nuestro profesor de francés nos habló con pasión de «El lirio en el valle» de Balzac (él decía balsak, marcando mucho la ce final). Decia que era una novela deliciosa en la que se contaba con una sensibilidad exquisita cómo se enamoraba un chico joven de una mujer mayor que él y casada. Y eso que era un fraile de los Hermanos de la Salle, no llevaba hábito, pero era un fraile con todas las de la ley.

Hace poco he leído por primera vez aquel libro tan recomendado por el hermano X y me he dado cuenta de que tenía mucha razón. Es una novela deliciosa. Sin ser afectada, ni empalagosa, cuenta de manera admirable una historia de amor imposible y describe de maravilla el amor adolescente. Ese afecto intenso, lleno de admiración de los aprendices del amor, que normalmente no suele ser correspondido y en cierta manera, se basta a sí mismo. Una frase de este libro lo descrbe a la perfección: «Amar sin esperanza constituye también una felicidad».

Es una novela redonda. Está muy bien escrita, tiene personajes muy interesantes y lo que empieza siendo una historia apasiondamente romántica y lineal, encierra varias sopresas en su parte final, un par de giros magistrales, un desenlace buenísimo y un epílogo genial. Un final que tiene lo suyo y sobre el que vale la pena pensar un poco. No puedo decir nada más.

La obra se publicó en 1836 y está incluida en la serie «Las escenas de la vida en el campo» de «La comedia humana». La accion se desarrolla en el Château de Saché (siglo XV), un lugar encantador en la Turena francesa, a orillas del río Indre, propiedad del amante de su madre, en el que estuvo Balzac varias veces entre 1825 y 1842. El contexto histórico, mencionado como de pasada, es la restauración borbónica y los cien días de Napoleón.

Por multitud de detalles que tienen una base real, parece que la historia principal tiene mucho de autobiográfica. El personaje central, ella, Enriqueta, está inspirado en Laure de Berny, el primer amor del autor, que le protegió y animó con un afecto casi maternal. Curiosamente, después de leer la novela su destino y el de la protagonista tomaron el mismo rumbo.

Un clásico fenomenal, una novela llena de cualidades que está entre lo mejorcito de la narrativa delsiglo XIX, tan nutrido de obras maestras. Un libro inolvidable, de los que dejan huella, que ya se ha convertido en uno de mis favoritos.

http://www.panoramio.com/photo/44932093
 El  Castillo Saché (Panoramio © jacquemy)
      
Honoré de Balzac (Tours, 1799-1850), fue un novelista francés, figura destacada del realismo y de la novela clásica decimonónica. Trabajador infatigable, se pasaba el día bebiendo café, escribiendo, escapando de sus acreedores y atendiendo a sus innumerables amantes. 

Escribió una obra monumental, la «Comedia humana», todo un ciclo narrativo que iba a tener 137 novelas, que se quedaron en 87 y 7 novelas de propina no previstas. Su objetivo era describir exhaustivamente la sociedad francesa de su tiempo para, según su famosa frase, «hacerle la competencia al registro civil». 
    
Inició varios negocios y se arruinó también varias veces. Todo en su vida es disparatado y excesivo. Dentro de su producción, algo irregular, se encuentran verdaderas joyas, obras inimitables, tanto en forma de novelas como de relatos cortos. Balzac es un río enorme en el que se pueden pescar verdaderos tesoros.
    
Honoré de Balzac

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada