lunes, 1 de junio de 2015

La chica de ojos verdes - Edna O'Brien


Título: La chica de ojos verdes
Autora: Edna O'Brien
 
Páginas: 331
 
Editorial: Errata naturae

Precio: 18,50 euros

Año: 2014

Esta novela, aparecida en 1962, es la segunda de la deslumbrante trilogía autobiográfica que comenzó esta escritora irlandesa con «Las chicas de campo» en 1960. Y tengo la impresión de que su autora consigue capturar en ella de manera admirable la esencia del alma irlandesa, la forma de ser profunda y típica de una sociedad rural, empobrecida, católica, tradicional, enpapada en té, whisky y cerveza, un poco atrasada y con ese carácter extrovertido y amigable que hace que los irlandeses nos parezcan tan cercanos.

Está maravillosamente bien escrita, con una sencillez engañosa, muy difícil de conseguir, ejemplo del viejo aforismo que dice que el mejor estilo es el que no se nota. La historia es apasionante y arrebata al lector con su fuerza y su capacidad de sugestión. Leerla es como hacer un viaje a la Irlanda profunda y sumergirse en una ldea típica.

El texto cuenta la historia de una chica, una historia que seguramente sintetiza la de varias irlandesas que conoció la autora, amalgamándolas hasta componer un relato paradigmático y ejemplar de lo más representativo de todas ellas. La protagonista es una muchacha de 19 años, espontánea, fresca, sincera y espabilidad, sincera, sana y sin malicia, algo atolondrada e ingenua, pero llena de vida.

A ratos recuerda a Bridget Jones, bueno mejor dicho, es probable que «El diario de Bridget Jones», escrito por la británica Helen Fielding en 1996, esté inspirado o influido por la novela de O'Brien

En cualquier caso, este libro describe en profundidad cómo era la sociedad irlandesa en los años 50, terriblemente tradicional y pobre, tan sofocante para una adolescente que conseguia a menudo lo contrario de lo que pretendía, que las chicas se embarazasen muy pronto o huyesen con un hombre para escapar de un ambiente demasiado agobiante.

Una sociedad sintetizada por frases hechas tremendas («Divorciarse es pero que matar») y sabiamente analizada por la protagonista: «¿Acaso todas aquellas personas infelizmente casadasquerían a troda costa que volviese al pueblo para que mi suerte no fuera distinta?».

Una narración amena y divertida, escrita con una objetividad asombrosa, escueta y llena de matices, que cuenta las peripecias y aventuras de dos adolescentes atolondradas que intentar sobrevivir en Dublín sin que se note mucho que son de pueblo. Un texto que toca muchos temas, como el amor, el desamor, la lealtad, la confianza y la empatía. Una gran obra, genial, de muchos quilates que hará las delicias de los amantes de las buenas novelas.

Edna O'Brien (Tuamgraney, 1932) es una de las escritoras irlandesas actuales más brillantes, por no dedir que es sencillamente la mejor. Nació en un pueblecito pequeño, en el seno de una familia muy religiosa y estricta. Estudió en un internado de monjas que acabó por sumirla en un ambiente cerrado y restrictivo.

A los 28 años se licenció en Farmacia, pero lo suyo era escribir y nunca llegó a ejercer la profesión. En 1954 se casó con el escirtor irlandés Ernest Gébler, 18 años mayor que ella, contra la opinión de su familia y se mudó a Londres. Tuvo dos hijos y su matrimonio duró diez años.

Comenzó a trabajar como lectora en la editorial Hutchinson y lo hizo tambien que le dieron un adelanto de 50 Libras para que escribiese un libro. El resultado fué su prmera novela «Las chicas de campo» (1960), que deslumbró a la crítica londinense. pero en su Irlanda natal no gustó mucho que una irlandesa hablara tan libremente de su vida social y sexual. En su pueblo quemaron el libro y toda su producción estuvo prohibida durante años.

Ha escrito una obra de teatro sobre Virginia Woolf («Virginia»), una biografía de James Joyce y otra de Lord Byron que le han valido varias premios y han suscitado un gran interés. Ha escrito unas dieciocho novelas, varios libro de relatos, cinco obras de teatro, poesía y unas cuantas biografías.

http://www.theguardian.com/books/edna-o-brien Edna O'Brien en 1972 (The Guardian)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada