domingo, 19 de abril de 2015

Ilan Stavans, traductor de El Quijote al spanglish


Ilan Stavans (Ciudad de México, 1961) es un lexicógrafo, escritor e intelectual polivalente mexicano-americano. Descendiente de una familia judía del este de Europa, ha vivido en América Latina, Europa, Oriente Medio y desde 1985 también en los Estados Unidos. Habla yiddish, español, francés e inglés y tiene conocimientos de otros tres o cuatro idiomas más.

Ha hecho un máster en el Jewish Theological Seminary de Nueva York y un doctorado en letras en la Universidad de Columbia. Ha sido profesor universitario en el Amherst College de Massachusets y en la Universidad de Columbia. Obtuvo una beca Guggenheim para realizar investigaciones lingüísticas y ha recibido premios tan impresionantes como la Medalla Presidencial de Chile, el Premio Rubén Dario y el Latino Literature Prize.

Y no es de extrañar, porque Stavans es un campeón del interlingüismo y el multiculturalismo. Es conocido sobre todo por sus estudios y escritos sobre el spanglish, un idioma híbrido importante que ya es utilizado por casi treinta millones de personas. Hay tres momentos clave en su desarrollo: nació hace 150 años cuando EE. UU. compró territorios en donde vivían unos 200 000 mexicanos; tuvo un impulso enorme en 1898, cuando Estado Unidos se hizo con las colonias españolas, y la reciente explosión de inmigración hispana ha acabado de consolidarlo. 

Se escriben novelas en spanglish, series de televisión, música y poesía. Se habla en las clases bajas de Nueva York, pero tambien los ricos de Miami y buena parte de la clase media de Los Ángeles.

Es esa mezcla desternillante y sin complejos que han creado los inmigrantes hisoanos en Estados Unidos, casi siempre tomando palabras de raíz inglesa y dotándolas de morfología española. Como por ejemplo:

girla: chica (de girl)
vaciar la carpeta: aspirar la alfombra (de vacuum the carpet)
konfleis: copos de maíz (de corn flakes)
frizar: congelar (de freeze)
janguear: gandulear (de hang out)
tíger: chico amigo (de tiger)
lonche: almerzo (de lunch)

Un idioma fresco y espontáneo, mestizo a más no poder, muy expresivo, atrevido, rico, sin complejos y divertido, que se puede encontrar, por ejemplo en los libros de Junot Díaz. Estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo idioma, porque según dice Stavans, el spanglish es todavía como el jazz, en él se improvisa y todavía es flexible, dinámico y variable, en eso radica parte de su belleza. Hace falta que llege alguien como Nebrija, que normalizó el español con su «Gramática castellana», y haga lo propio con este nuevo lenguaje.

Y para terminar, tengo que deciros que el muy erudito Ilan Stavans ha traducido nada menos que «El Quijote» al spanglish. Una maravilla. Aquí os dejo el principio:

In un placete de La Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para el chase. A cazuela with más beef than mutón, carne choppeada para la dinner, un omelet pa’ los Sábados, lentil pa’ los Viernes,y algún pigeon como delicacy especial pa’ los Domingos, consumían tres cuarers de su income.

Si lo queréis leer completo el primer capítulo, está en este enlace

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada