jueves, 9 de abril de 2015

Calle de la Estación, 120 - Léo Malet


Título: Calle de la Estación, 120
Autor: Léo Malet
 

Páginas: 248
 

Editorial: Libros del Asteroide
 
Precio: 16,95 euros 

Año: 2011 (3ª edición)

Este libro es la primera novela de Léo Malet con el detective Nestor Burma como protagonista. Ambientada en la Francia ocupada de la Segunda Guerra Mundial, muestra el modo de vida entre los dos sectores en los que quedó dividido el país.
      
Un ayudante de Burma es asesinado en la estación de Lyon en el momento que llegaba él tras su salida del campo de prisioneros (stalag). Antes de morir, consigue decirle una frase, que va a ser el punto de partida para que Burma intente averiguar quién es el asesino.
                    
Publicada en 1942,«Calle de la Estación, 120»  es una fascinante novela negra que recrea la vida cotidiana en Francia durante la guerra que dividió su territorio, que instauró el racionamiento y que hizo sufrir a sus habitantes las restricciones impuestas por los nazis.  
                       
Esta obra es la presentación de Burma (autoapodado Dinamita Burma) y su agencia de detectives, Fiat Lux, que se va a constituirse como uno de los personajes míticos de la novela policíaca francesa. (Véase http://www.librosdelasteroide.com/-calle-de-la-estacion-120-por-jose.
       
Nestor Burma, dibujado por Jacques Tardi

Léo Malet (1909-1996), anarquista conservador, como le gustaba definirse, es uno de los padres de la novela negra francesa. Huérfano desde muy joven, se mudó de su Montpellier natal a París cuando era un adolescente, allí se movió en los ambientes anarquistas y trabajó en los más diversos oficios: picapedrero, albañil, periodista, figurante de cine o incluso cantante de cabaret. En los años treinta formó parte del grupo de los surrealistas y gracias a su amistad con figuras como Breton, Magritte o Aragon tomó contacto con el mundo editorial y logró publicar sus primeros poemas.

Aunque cultivó diferentes géneros y se ganó la vida como novelista popular bajo diferentes seudónimos, Léo Malet alcanzó el éxito con la novela negra gracias a Nestor Burma, un detective privado, descarado, exanarquista y fumador de pipa que apareció por primera vez en 1942 en la novela «Calle de la Estación, 120» y que terminaría siendo el protagonista de más de una treintena de títulos. 
                       
En 1954 inició un ambicioso proyecto inconcluso: «Les Nouveaux Mystères de Paris», una serie de veinte novelas ambientadas en cada uno de los arrondissements (distritos) parisinos, entre las que destaca «Niebla en el Puente de Tolbiac» (1956; Libros del Asteroide, 2008). «Calle de la Estación, 120» fue llevada al cine en 1946 por Jacques Daniel-Norman y al cómic en 1988 con dibujos de Jacques Tardi y guión de Tardi y el propio Malet. Murió en Chatillon, el día en que cumplía 87 años.

Léo Malet

Publicado por Manuel Gallego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada