sábado, 18 de abril de 2015

Las aventuras de Monsieur Vieux Bois - Rodolphe Töpffer


Título: Las aventuras de Monsieur Vieux Bois 
Autor: Rodolphe Töpffer

Páginas: 134 

Editorial: Ginger Ape 

Precio: 15 euros 

Año: 2015

Pues parece que el primer cómic de la historia no fué Little Nemo (1911), ni tampoco las tiras de Yellow Kid (1895), sino  «Las aventuras de Monsieur Vieux Bois», publicadas en París en 1827, a las que el mismo autor, el suizo Rodolphe Töpffer, llamaba «histoires en estampes».

El libro está formado por algo más de un noventa y una tiras de una a tres viñetas en las que los diálogos están escritos debajo. Los dibujos son muy expresivos, con un punto de comicidad, cercanos a la caricatura, la historia es buena y se puede decir que el resultado tiene ya prácticamente todas las características del cómic moderno. 


Una narración larga con un argumento contado a través de una sucesión de viñetas en las que se encuentra expresividad, dinamismo, humor, breves diálogos y unos dibujos de calidad, espontáneos, sueltos y divertidos. Se pude decir que Töpffer inventó la historieta noderna tal y como hoy la conocemos. Él era consciente de que había dado a luz algo nuevo y en su ensayo «Essai de Physiognomonie» llegó a teorizar sobre este tipo de literatura y dijo cosas como que:

«Se pueden escribir historias mediante una sucesión de escenas representadas gráficamente; es la iteratura en estampas [...] La literatura en estampas, de la que no se ocupa la crítica y que raramente interesa a los doctos, resulta especialmente atractiva en cualquier época, y quizá más que la otra pues, amén de que son más los que miran que los que leen, atrae particularmente a los niños y al pueblo, esto es, a los dos grupos que son más fáciles de pervertir y a los que sería más deseable moralizar».

Tal fué su relevancia que entusiasmaron al gran Goethe, además de a otras figuras como Gautier o Le Corbusier. En fin, una obra muy recomendable que además de su interés histórico es sencillamente genial.

Ahora tenemos la suerte de que la editorial Ginger Ape, fundada por unos suizos menonitas afincados en Alicante, ha recuperado esta joya histórica y acaba de sacar una espléndida edición este mismo mes de abril. Lo ha hecho en una atractiva oferta doble, se vende la obra en papel al precio de 15 euros, pero al mismo tiempo han publicado una versión gratuita en pdf que se puede descargar en este enlace.

 

Rodolphe Töpffer (Ginebra, 1799-1846) fué un pedagogo, escritor y dibujante suizo, considerado el padre de la historieta moderna. Era hijo de un pintor y gran caricaturista, que le inculcó el gusto por lo grabados. Cuando era joven comenzó a tener problemas de visión, que le impidieron hacer el servicio militar y dedicarse a la pintura, su primera vocación.

Se instaló en París, vivió a caballo entre la capital francesa y la suiza, y escribía siempre en francés. Fué profesor, se dedicó a escribir ensayos y crítica de arte, con cierto éxito y llegó a ser parlamentario del cantón de Ginebra. 

Gracias a un matrimonio ventajoso con un amiga de su hermana provista de una cuantiosa dote, tuvo recursos para fundar un internado  en 1824 para acoger estudiantes de todas las nacionalidades lleados a Ginebra

Para entretener a sus huéspedes, dibujó una especie de historieta titulada «Los amores de Monsieur Vieux Bois», que tuvo un éxito enorme. Diez años más tarde publicó la pmera edición de las aventuras de su personaje, Monsieur Vieux Bois, que alcanzaron una gran popularidad.

 
Rodolphe Töpffer

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada