sábado, 18 de junio de 2016

Benjamin Clementine


Hoy os voy a hablar de la poesía que hay en las letras de un cantautor que me ha fascinado. Es el cantante de moda entre los músicos, original, muy personal y auténtico. Es Benjamin Clementine.

Benjamin Clementine (Londres, 1988) nació en Edmonton, un bario de clase media del norte de Londres. Hijo de padre ghanés, era el menor de cinco hermanos y su abuela lo crió hasta que se murío y el chco tuvo que irse con sus padres. Era extraordinariamente tímido, en el colegio se metían con él y se refugiaba en la biblioteca pública del barrio, en la que empezó a ler a Kant, William Blake, T. S. Eliot, John Locke y acabó por devorar casi todos los libros de filosofía y poesía que había allí. En el colegio solo aprobaba literatura.

A los once años, empezó a tocar el piano de su hermano mayor Joseph después que que acabase de practicar. Nadié le enseñó a tocar, es un autodidacta. A los 19 años se escapó a París a tocar en el metro y vivió como un vagabundo durante cuatro años hasta que un agente se fijó en él.

Él dice que en ese momento no cambió nada en suvida, que sigue haciendo lo de siempre, lo que le gusta, componer y cantar, y que la poesía es lo único que le interesa.


No me quejaré

Esta es una vida maravillosa, es una vida maravillosa
Atravesada en lágrimas de cielo
Mi corazón es un tambor lleno, un tambor lleno prácticamente,
En incendio de ecos de dolor 24/7, 24/7
Sueño, sonrío, camino, lloro
Sueño, sonrío, camino, lloro
Tu quizás no dices que es un mundo maravilloso
Y es una vida maravillosa
Y es un día maravilloso
Al igual que ayer
Pero no me voy a quejar
No, yo no me quejaré
Aunque mis mejores días se han ido lejos
Con seguridad ellos retornaran un mañana
Así que no voy a quejarme, no, no
Mi mente es un espejo, un reflejo solo conocido por mí
Y para los que me odian: Cuanto más me odias, más me ayudas
Y para quienes que me aman: Cuanto más me amas, más me dañas
Cuando voy a la cama por la noche, veo algunos niños en la luz
Luchan contra las sombras desconocidas detrás de la espalda de mi madre
Y a pesar de que no entiendo mis sueños, sé que en algún lugar hay esperanza
Hay esperanza en algún lugar, hay esperanza
Sueño, sonrío, camino, lloro
Sueño, sonrío, camino, lloro
Posiblemente no se puede decir que es un mundo maravilloso
Y es una vida maravillosa
Y es un día maravilloso
Precisamente como ayer
Pero no me quejaré
No me voy a quejar, no, no
No, no , no, no, no
No, no, no , no , no, yo no voy a quejarme, no, no me quejaré
Aunque mis días buenos se han ido lejos
Ellos seguramente volver un mañana
Así que no, no me quejaré
Aunque mis mejores días se han ido lejos
Con seguridad ellos retornaran un mañana
Así que no voy a quejarme
 
En Youtube es fácil encontrar más temas, como «Condolence» o «Nemesis» y tiene una página web personal (http://benjaminclementine.com/) y si tenéis curiosidad, aquí podéis verle tocando en el metro de París.


Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada