lunes, 27 de junio de 2016

El Golem - Gustav Meyrink


Título: El Golem
Autor: Gustav Meyrink

Páginas: 304

Editorial: Alianza


Precio: 10,90 euros 

Año de edición: 2016


Hace tiempo que leí esta extraña novela, publicada en 1915 y que se sale de todo lo esperable. Se basa en la leyenda del Golem, un ser hecho de barro al que al rabino Lew del gueto de Praga dió vida en el siglo XVI mediante fórmulas cabalísticas con el objetivo de que defienda a los judíos de ataques antisemistas y finalmente escapa a su control para convertirse en una criatura obtusa, que aparece para sembrar el caos y la desrucción cada 33 años en la ventana de una habitación circular cerrada, en el desván de la antigua sinagoga de Staranova que todavía hoy en día permanece sellada.

Antigua sinagoga de Staranova (1270)

Sin embargo, el monstruo solo juega un pepal secundario en la trama de la novela, un texto excéntrico, fragmentario y poco lógico, siniestro y raro, extrañamente poético, que arranca con un inicio que anuncia ya lo que le espera al lector: «La luz de la luna cae al pie de mi cama y se queda allí como una piedra grande, lisa y blanca».

Un mundo onírico y de fantasía, misterioso y siniestro, heredero de las mejores historias de E. T. A. Hoffmann y del «Frankestein» de Mary Shelley. Meyrink reinterpreta la leyenda judía utilizando el ser como simbolo de algo oculto que duerme en el inconsciente de la gente y se puede despertar, en un libro lleno de claves, con capítulos que se titulan Sueño, Día, Noche, Luz, Luna... y elementos ocultistas de la alquimia, la cábala la masonería y la filosofía oriental. Curiosamente, cuando escribió esta obra, Meyrink se había convertidp ya al budismo.

Casi al mismo tiempo que se publicaba, aparecía una famosa película de cine mudo sobre esta novela, dentro del más puro expresionismo alemán, en 1915, dirigida por Henrik Galeen y Paul Wegener.

Una obra que fascino a los lectores alemanes en cuanto apareció y a Borges, que lo incluyó en su Biblioteca personal que agrupaba en una colección sus 100 libros favoritos. Una novela fantástica, extraña y siniestra que me parece realmente inquietante y con la que es muy fácil soñar después de haberla leído.

http://www.gettyimages.es/detail/fotograf%C3%ADa-de-noticias/meyrink-gustav-writer-austria-19-01-1868-fotograf%C3%ADa-de-noticias/548819769
Gustav Meyrink (foto Getty)

Gustav Meyrink (Viena, 1868-1932) era hijo ilégitimo del barón Warnbühler y una actriz de segunda fila, ambos de origen judío. Su padre no se interesó por él hasta que se convirtió en un escritor conocido. Entonces le ifreció utilizar oficialmente su apellido, oferta que Meyrink rechazó. En varias de sus novelas aparecen ancianos nobles ridículos y actrices fracasadas.

Fué banquero, pero una condena por fraude le hizo pasar una termporada en prisión y arruinó su carrera financiera. A partir de entonces, sobrevivió con dificultades gracias a sus libros y a sus traducciones de Dickens. Viajó a Hamburgo, Munich y Praga, ciudad que le fascinó y se convirtió en el escenario favorito de sus novelas.

Ya siendo banquero, escribía poesía satírica y se interesaba por las ciencias ocultas, los fenómenos parapsicológicos, la cábala, la teosofía y las filosofías orientales. 
  
Gustav Meyrink

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada