martes, 16 de diciembre de 2014

Lejos de Ghana - Taiye Selasi


Título: Lejos de Ghana 
Autora: Taiye Selasi 

Páginas: 352 

Editorial: Salamandra 

Precio: 20 euros 

Año: 2014

No os perdáis esta novela, no os la perdáis porque es una joya, una fruta exótica y rara, mestiza y original. Cuenta la historia de una familia de origen africano desde el punto de vista de una generación de hijos de profesionales liberales de Ghana y Nigeria, que han triunfado profesionalmente en occidente. Los chicos han aprendido a vivir en el ancho mundo, son políglotas, cosmopolitas y universalizan de manera natural la cultura africana. La ensanchan y la integran en un entorno globalizado, o visto de otra manera, entienden y se adaptan a lo global con su cultura africana a cuestas. Como dice la misma Taiye, «he tenido que recoger las piezas de mi cultura ancestral, yoruba y africana, y usarlas para construir un nuevo espacio allí donde estaba en cada momento».

El resultado es fascinante y muy, muy interesante. Una voz con color, africana, que habla de nuestro mundo de una manera nueva. Una novela de la negritud que no se basa ni en la postal exótica y folclórica, ni en la reivindicación de una cultura original y pura. Es una historia de integración, que no olvida las raíces.

El hilo conductor de todo el relato son las relaciones familiares y los afectos, no es difícil adivinar que están basados en los de Taiye, dadas las abundantes coincidencias entre su biografía y el argumento. Una familia que se dispersa en varios países, las relaciones sentimentales, el amor y la muerte, la nostalgia y las mentiras, las emociones y los desencuentros, el padre, la hija, la mujer...esos son los polos alrededor de los que gira la narración.

El estilo tiene algo de sincopado, como la música africana. Los capítulos son cortos, la acción se cuenta de forma escueta, recortada, lacónica, lo que contrasta con las disgresiones que se intercalan para hablar de lo que les ocurre a los personajes, sus sentimientos y recuerdos, ahí la prosa se alarga y se recrea. La narración es en parte circular, cíclica, los temas vuelven y se repiten ritmicamente. 

Y de fondo, la cultura africana que sirve de contexto a través de multitud de detalles, como el gye nyame, un símbolo adinkra que significa «sólo Dios», la supremacía de la deidad, típico del África occidental. El que aparezca por todas partes es un síntoma de la profunda religiosidad que hay en Ghana, una nación cuyo himno dice «Dios bendiga a nuestro hogar, Ghana».


O los nombres con significados comunes, frecuentes en Ghana y Nigeria: Ekua (niña nacida en miércoles), Idowu (nacido después de unos gemelos), Kweku (varón nacido el miércoles), Sena (regalo de Dios) o Somayina (que nunca viaja sin compañía).

Una novela fresca y original, que renueva la novela africana, de una calidad literaria deslumbrante, bella y brillante como un bosque mojado. Un libro profundamente hermoso, un sorprendente debut de una escritora que tiene muchas cosas que decir y sabe cómo decirlas.

Taiye Selasi (Londres, 1979) es una escritora y fotógrafa emergente de origen nigeriano-ghanés, nacida en Londres, criada en Massachusetts y que vive en Roma, que se define no como afroamericana, ni como africana, sino como afropolitana. Es una de las hijas gemelas de un matrimonio de médicos (Taye significa primera gemela en la lengua yoruba de su madre). Su hermana es psiquiatra, su madre pediatra y su padre cirujano.

Estudió Literatura norteamericana en Yale, hace hip-hop, toca el piano y el violoncelo en la orquesta de esa universidad, y ha cusado un máster en Relaciones internacionales en la Universidad de Oxford. Ha escrito cuentos y un famoso ensayo titulado «¿Qué es un afropolita?» en 2005 que ha dado la vuelta al mundo y ha acuñado un nuevo término: un afropolita es una persona con raíces africanas y al mismo tiempo habituada a la cultura global de las grandes metrópolis occidentales, a ser realmente ciudadana del mundo, de manera que no se siente extranjera en ninguna parte. Ésta es su primera novela.

Taiye Selasi

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada