sábado, 24 de mayo de 2014

En la cima del mundo - Norman Mailer


Título: En la cima del mundo 
Autor: Norman Mailer

Páginas: 120 

Editorial: 451 editores 

Precio: 14,50 euros 

Año de edición: 2009

Este libro diferente, a medio camino entre el reportaje periodístico, el ensayo y el relato, trata de atrapar en un centenar de páginas la vida y la personalidad de uno de los personajes públicos y deportistas más atípicos e interesantes que ha habido, el campeón mundial de los pesos pesados de boxeo, que nació como Classius Clay (Louisville, 1942) y luego cambió su nombre por el de Muhammad Alí cuando se convirtió al Islam.  

Alí ganó la medalla de oro de los pesos semipesados en la Olimpiada de Roma (1960) a los dieciocho años y el campeonato mundial de los pesos pesados a los veintidós. Fué un peso pesado que se movía con la ligereza de una bailarina y pegaba como una apisonadora. «Volar como una mariposa, picar como una abeja» decía él mismo. Y hacia gala de una agilidad pasmosa («Soy tan rápido que cuando apago la luz me meto en la cama antes de que todo el cuarto esté a oscuras»).

Pero era además un estratega inteligente que sabía venderse a sí mismo mejor que nadie («Soy el más grande»), un bocazas que empezaba los combates mucho antes del primer asalto, sacando de quicio a sus rivales con sus declaraciones y luego continuaba provocándoles durante todo el combate. Varias veces predijo el asalto en el que iba a noquear a su rivl y acertó. Psicológicamente, un superdotado.

Otro aspecto que el hace único es su activismo («Soy América. Soy la parte que ustedes no reconocen, pero acostúmbrense a mí. Negro, seguro de mí mismo. Engreído, es mi nombre, no el de ustedes; mi religión, no la de ustedes.»), su desafiante negativa a ser reclutado para ir a la guerra de Vietnam y el que se hiciese seguidor de Malcolm X y la Nación del Islam. Aimé Césare, el gran poeta de la negritud, le dedicó una poesía («Negro pregonero de la revuelta...»).

Desgraciadamente, al final de su vida se ha convertido en un pobre enfermo de Parkinson, dolencia agravada por los golpes recibidos, Un vivo ejemplo de la brutalidad del boxeo que, sinceramente, no debería estar permitido.

En cualquier caso, la vida de Clay/Alí es fascinante y Mailer, gran aficionado al boxeo, la cuenta de maravilla, demostrando que a veces alejarse de la objetividad formal del periodismo clásico, notarial y aburrido, retrata mucho mejor la realidad. Un librito maravilloso y concentrado que en pocas páginas va a lo esencial y atrapa la vida de un negro que trascendió su condición de deportista, se convirtió en un símbolo de la negritud y, a pesar de eso, recuperó luego el respeto y la admiración de los estadounidenses. Probablemente ésa fué su mayor hazaña.

Cassius Clay después de haber noqueado a Sonny Liston

Norman Mailer (Long Branch, 1923-2007) ha sido uno de los escritores y periodistas estadounidenses más relevantes del siglo XX. De familia judía, se crió en Brooklyn, se hizo ingeniero aeronáutico en Harvard, escribió su primer libro a los 18 años, se casó seis veces, tuvo nueve hijos, diez nietos y ganó el prestigioso Premio Pulitzer dos veces.

Autor de más de 40 libros, varios de ellos superventas, escribió novela, ensayo, biografía, guiones de cine y crónicas periodísticas para varios periódicos y revistas, como Voice, Playboy, Esquire y Vanity Fair. Obtuvo varios premios, entre ellos el National Book Award. Fué presidente del capítulo estadounidense del club PEN y miebro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras.

Siempre se distinguió por su activismo político y por mantener posiciones críticas contra el poder. Eestá considerado, junto con Truman Capote y Tom Wolf, como el gran renovador del periodismo moderno, con el llamado nuevo periodismo, que trascendió el clásico guión de ceñirse a la descripción objetiva del qué, quién, cómo, cuándo y porqué.

Norman Mailer

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada