jueves, 26 de enero de 2017

Humo - Iván Turgueniev


Título: Humo
Autor: Iván Turgueniev
 
Páginas: 201
 
Editorial: Espasa-Calpe
 
Precio: 8,95 euros
 
Año de edición: 1997

Esta novelita, publicada originalmente en 1867, sitúa la acción solo unos años antes, en 1862, para contarnos una historia de amor muy particular en el muy refinado balneario alemán de Baden-Baden, donde la élite rusa mata el tiempo mientras hace como que toma las aguas.

Allí se desarrolla una historia sobre el tema «chico ruso conoce chica rusa», que podría ser otra variante más del viejo tema salvo por un detalle: la chica es la malvada. ¿Qué pasa cuando el amor de tu vida es una bella mujer y a la vez una mala persona?¿qué ocurre cuando el ciego Cupido te hace esa jugada y además, como ella te corresponde, te ves encadenado a una egoísta de libro?

Turguénev construye una historia apasionante envuelta en un huracán romantico de pasiones, un texto rico y jugoso en detalles y matices, con una textura emocional muy trabajada, un elenco de personajes inolvidables y el empaque de una tragedia clásica.

A la vez, el autor realiza una caricatura feroz y despiadada de la decadente aristocracia rusa con generales perfumados con pachulí, damas que hablan más francés que ruso, ramos de heliótropo y atuendos tan costosos que «diez familias podrían alimentarse durante todo un año con el dinero que cuestan solo sus encajes».

Una novela tremenda, en la que los protagonistas viven un carrusel emocional, no es fácil prever el desenlace y la clase alta rusa no queda muy bien parada. Un libro muy completo, el penúltimo que escribió Turguénev, uno de los grandes. Como el hombre decía que no imaginaba sus tramas sino que iba con los ojos muy abiertos y contaba lo que veía, tenemos el aliciente de sospechar que es muy probable que se trate de una historia real.

Una novela fenomenal que hará las delicias de todo buen lector. Que la disfrutéis. 

Iván Turguénev  (Oriol, 1818-1883), novelista y dramaturgo ruso, era hijo de un coronel del ejército imperial y murió cuando Iván tenía 16 años. Después, quedó bajo la tutela de su autoritaria madre, cruel, mezquina y mandona. Quizás por eso tuvo siempre problemas con el sexo femenino y nunca llegó a casarse.

Estudió Literatura Rusa en las Universidades de Moscú y San Petersburgo, y Filosofía en la de Berlín. Allí se europeizó completamente, no hay duda de que es el escritor más europeo de entre los rusos; fué partidario de los que sostenían que Rusia tenía que avanzar mirando y aprendiendo de Occidente, frente a los eslavistas que opinaban lo contrario.

Fué amigo de Flaubert y enemigo de Tolstói, con quien estuvo 18 años sin hablarse, y de Dostoyevski, ambos eslavistas. Estuvo enamorado sin esperanza  durante años de la cantante española de ópera Paulina García de Viardot. Vivió durante largas temporadas en París y en Baden-Baden. Fué un gran admirador y seguidor de Shakespeare y, como curiosidad, hay que decir que fué él, un romántico impenitente, quien acuño la palabra «nihilista». Es otro de los grandes escritores rusos del siglo XIX.

Iván Turgueniev

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario