domingo, 15 de enero de 2017

Spanish for guiris - Juan G.

 https://twitter.com/EGuiris/status/812273725164888064/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

En Verne, un blog que es un filón, he leído una entrada sobre una maravillosa cuenta de Twitter (@Eguiris) que se dedica a ayudar a los pobrecillos angloparlantes que han aprendido el castellano en una academia como Dios manda y las pasan canutas para entender las cosas que se dicen en Andalucía

Con desparpajo, ironía y mucho sentido del humor, su autor, un onubense llamado Juan G., va desgranando barbaridad tras barbaridad, de esas que la gente dice en la calle, y las traduce a un inglés políticamente correcto. El efecto cómico es irresistible y el retrato de una parte de la cultura española, más acertado de lo que parece a primera vista. 

No sé si los tuits pueden ser considerados un género literario, yo creo que sí, pero en cualquier caso este tío es genial. Ahí va una muestra:

Me estáh poniendo la oreja como er queso un sanjacobo.
Please, shut up.

 Ea, po ya me puedo dedicá a delinquí porque no tengo huellah dactilareh.
This coffee is too hot.

No ni ná.
Of course.
 
Tía, en cuanto te pongan doh veceh lah piernah por lo arto, te orvida del Irra.
Love is the cure for love, my dearest friend.

 Úrtimamente me muevo menoh que Espinete en una cama de vercro.
I got sedentary habits.

Psss, escusha, estoy perfecdamente. La úrtima y pa casa.
Please take me to the hospital in two hours.

Viva er Betis manque pierda.
You will never walk alone.

Churrita, tú estáh bien? Tieneh loh ojoh como una vitroserámica en er nueve.
Sir, are you under the influence of drugs?

Me encargo de fomentar las sinergias de la empresa en un marco de cooperación interdisciplinar.
My father owns the company.

Mañana sin falta.
It will never happen.

Cuarto y mitad.
0,826733 pounds.

Coge la linde de los ocalistros, abaja pabajo, una cancela verde, ahí no, zigue un poco y te dah de cara.
The house is in the valley.

Lo dicho. Un genio. No sé cómo no ha ingresado todavía en la Real Academia.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada