jueves, 11 de febrero de 2016

La voz de Lila - Chimo


Título: La voz de Lila
Autor: Chimo
 
Páginas: 173

Editorial: Libros del silencio
 
Precio: 15 euros 


Año de edición: 2010

Hoy tenemos aquí un libro muy original que, la verdad, me ha sorprendido por su frescuradesparpajo. Se trata de una novelita, no muy larga, que cuenta en primera persona la extraña relación que se establece entre un hijo de inmigrantes árabes de dieciocho años, un pobre chaval que se presenta casi como una víctima, y una chica de dieciséis, una deliciosa mezcla rubia de picardía exhibicionista e inocencia.

El texto es una máquina en miniatura que avanza sin titubeos proponiendo fantasías eróticas al asombrado lector y más que la opera prima de un escritor desconocido parece una obra muy bien planificada de un autor consagrado. El estilo es exquisito, muy eficaz y lector disfruta de una narración tersa y armoniosa hasta el desenlace final.

Con esta obrita se aprende mucho, como cosas que se pueden hacer en una bicicleta, el número del tobogán, maneras de excitar la imaginación, que hay ocasiones en las que el corazón se salta algunos latidos, métodos para robar en una  casa, formas de sentirse útil, mecanismos para ganar dinero que nunca se nos pasarían por la cabeza y muchas otras cosas.

Porque si el erotismo más acariciador es uno de los polos de esta novela, el otro es la vida en un banlieu. La pareja protagonista malvive en un suburbio de una ciudad francesa y los pasajes sugerentes se van alternando con una visión, realista y desencantada a la vez, de la sórdida vida sin esperanza ni oportunidades que reina en algunos extrarradios urbanos, calles de hormigón donde no hay nada que hacer y la delincuencia parece la única salida. 

Se puede decir que la narración avanza del rosa al negro, en un juego de contrastes continuo del que nace una obra realmente notable. Una novela estupenda, que fué un pequeño fenómeno editorial en Francia y que, sinceramente, creo que no podéis dejar de leer.

En el 2004, el libanés Ziad Douieri dirigió un largometraje basado en este libro con cierta libertad y titulado Lila dice (Lila dit ça), parece con acierto, ya que ganó varios premios y el actor que encarna a Chimo, Mohamed Khouas, obtuvo el premio al Mejor actor en el Festival de cine de Gijón. 


Chimo es un seudónimo misterioso, tras el que se esconde no sabemos quién. Se supone que en 1996 era un hijo de inmigrantes árabes en Francia, de 19 años, que estaba en la cárcel y quería permanecer en el anonimato. O al menos eso es lo que le dijo al editor el abogado que le entregó dos cuadernos escolares de tapas rojas en los que estaba escrita a mano esta novela.  

Desde su publicación, ha habido todo tipo de conjeturas y la lista de candidatos es casi interminable. Pero sea un escritor disfrazado o un nuevo autor, en cualquier caso, estamos ante un texto fenomenal y un autor espléndido.

Fotograma de la película Lila dice (2004)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada