martes, 23 de febrero de 2016

Apocalípticos e integrados - Umberto Eco


Título: Apolípticos e integrados
Autor: Umberto Eco
 

Páginas: 432
 

Editorial: Debilsillo
 

Precio: 9,95 euros

Año de edición: 2015

¡Vaya viernes que hemos tenido! Porque el 19 de febrero, no solo nos dejó Harper Lee, también falleció el italiano Umberto Eco (Alessandria, Piamonte, 1932) en su casa de Milán a los 84 años de edad. Catedrático de Semiología en la Universidad de Bolonia, de Filosofía en la de Turín y doctor honoris causa por más de veinte universidades, es famoso sobre todo por haber escrito «El nombre de la rosa» (1980), una novela policíaco-histórico-filosófico-religiosa realmente buenísima, que todo el mundo debiera leer.

Umberto Eco

Sin embargo, era tambien un ensayista extraordinario y para recordarlo queremos hoy hablar de «Apocalípticos e integrados», un texto realmente brillante publicado en español en 1965 que, cincuenta años después, sigue estando vigente y siendo oportuno.

Este italiano genial tiene la cualidad de aunar erudición, dominio de un tema, un estilo riguroso y sugerente, bien apoyado en referencias y de una claridad meridiana. Creo que sus ensayos son verdaderos modelos de estilo sobre cómo escribir de ideas de manera ordenada y rigurosa, y así deberían ser leídos.

En esta ocasión aborda el problema de esos dos arquetipos, apocalípticos e integrados en la cultura de masas no como dos opuestos enfrentados y en dialéctica, sino como dos predicados aplicables en mayor o menor medida a prácticamente todo el mundo: todos críticamos los defectos de la cultura masificada (televisión basura, banalización del discurso, triunfo de la mediocridad, degeneración del lenguaje...) pero a la vez todos somos entusiastas de sus ventajas (acceso al conocimiento libre o a bajo coste, disponibilidad de contenidos culturales en Internet, periódicos en línea...).

Pero a la vez, los apocalípticos son los que se aferran a la tradición, los que miran al pasado y los reaccionarios que prefieren la autoridad establecida y la sabiduría de lo ya conocido; mientras que los integrados son los progresistas que miran hacia el futuro, los enamorados de lo nuevo, los que proclaman la libertad del individuo para separarse de la norma y crear. Los apocalípticos son los aristócratas del intelecto, la élite establecida. Y los integrados son los revolucionarios dispuestos a cambiar el mundo.

Eco analiza exhaustivamente las dos galaxias de ideas que representan estos dos polos entre los que nos movemos a través de un ameno e intructivo repaso a los significados y características del mal gusto y el kitsch, el cómic y Steve Canyon, el mito de Superman y las historietas de Charlie Brown, la canción de consumo y la televisión, para llegar a unas conclusiones tan sorprendentes como iluminadoras.

Un ensayo que sigue vigente en buena parte, cuyas ideas esenciales son igualmente aplicables al fenómeno de Internet y la infosfera que nos rodea. Un texto redondo, que nos toca a todos porque analiza discursos muy cotidianos y conocidos, con la inteligencia y la penetración de este piamontés genial que hizo del ensayo algo entretenido y profundo a la vez. no os lo perdáis.  

Para acabar dos detalles sobre este señor con cara de oficinista que parecía saberlo todo. Se dice que su apellido, Eco, que le adjudicó un funcionario a su abuelo, que era un expósito, es un acrónimo de Ex Caelis Oblatus (regalo del cielo) y la verdad esque este hombre parecía un regalo del cielo. Y en este enlace podéis encontrar su página personal, en inglés, con abundante información sobre la persona, el personaje y su obra.

Umberto Eco

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada