jueves, 18 de febrero de 2016

Reflexiones del señor Z. - Hans Magnus Enzensberger


Título: Reflexiones del señor Z.
Autor: Hans Magnus Enzensberger
 
Páginas: 160

Editorial: Anagrama
 
Precio: 14,90 euros 
 

Año de edición: 2015

Este interesante libro, subtitulado migajas que dejaba caer, recogidas por sus oyentes, toma la forma de 259 párrafos que reproducen las cosas que un supuesto señor Z, alter ego del autor, decía sobre lo divino y lo humano en un parque a quien quisiera oirlo, en una especie de academia filosófica espontánea y amateur

Ese planteamiento produce textos, entre el aforismo y el diálogo socrático que abordan los más variados temas, algunos cotidianos, otros de actualidad, con sencillez y ligereza, en los que el autor utiliza según su conveniencia el contrapunto de las reacciones y comentarios del grupo de personas que se reunía cada tarde a hablar con Z en el parque.

Son pequeños discursos en los que prevalece una notable humildad, poco pretenciosos, algo juguetones intelectualmente, en lo que el autor alemán se dedica a desmontar tópicos y poner en duda cuantas ideas comunmente aceptadas se le pasan por la cabeza, defendiendo el muy filosófico planteamiento de la duda sistemática.

Están escritos con sentido del humor, a veces conllevan cierta ironía, son inteligentes, honestos, inspiradores, muy críticos a ráfagas y en ocasiones sacan petróleo de temas que parecen agotados proponiendo puntos de vista novedosos, en un juego que delata una considerable juventud y vitalidad intelectual, a pesar de que Enzensberger tenía la friolera de 84 años cuando se publicó el texto original en alemán.
 
No faltan las ideas claramente subversivas, ni las que pueden parecer reaccionarias, lo que evidencia la radical independencia de este geniecillo de las ideas, que siempre resulta inspirador y casi obliga a pensar. A veces juega a algo que me encanta, que consiste en ofrecer poemas interesantes y desconocidos de grandes pensadores, que contradicen la idea general que tenemos de ellos. Hay aquí, por ejemplo, curiosas poesías de Marx, de Heidegger y de Stalin, que cosquillean la mente del lector.

En fin, un buen libro, entretenido y lleno de talento,que se lee muy cómodamente y puede ser una excelente oportunidad para acercarse y conocer a este genial ensayista alemán, uno de los pocos intelectuales europeos realmente independientes que nos quedan, capaz de aunar sencillez y profundidad. Siempre vale la pena leer a Enzensberger

Hans Magnus Enzensberger (Kaufbeuren, 1929) es un poeta y ensayista alemán, considerado una de los intelectuales de su país más importantes después de la Segunda Guerra Mundial.

Nació en una familia burguesa, su padre era empleado de Correos. Siendo muy joven, militó en las Juventudes hitlerianas, pero le expulsaron al poco tiempo por tener ideas propias. Ha vivido en Noruega, Cuba e Italia. Estudió Germanístca, Literatura y Filosofía en la Universidad de Erlangen, Friburgo y Hamburgo.

Tiene, curiosamente, una especial afinidad con la cultura española, domina el español, ha traducido a varios poetas, como César Vallejo y Rafael Alberti, y ha publicado algún libro y un buen número de artículos sobre la Guera Civil española.

En mi opinión, es uno de los ensayistas más brillantes, inteligentes y lúcidos que tenemos ahora en activo. Cualquier libro suyo es oro puro. De verdad vale la pena leerlo.
      
Hans Magnus Enzensberger

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada