lunes, 16 de noviembre de 2015

Kalila y Dimna - Anónimo


Título: Kalila y Dimna 
Autor: Anónimo 

Páginas: 284 

Editorial: Kairós 

Precio: 14 euro

Año de edición: 2013

Este libro es una recopilación de fábulas, en el sentido clásico de cuentos protagonizados por animales con los que se intenta enseñar algo, que ha llegado a través de una larga serie de traducción y versiones árabes realizadas a partir del Panchatantra indio, escrito en sánscrito probablemente en el siglo III a. J.C. Alfonso X el Sabio ordenó su traducción de lárabe al castellano en 1251 y después de varios siglos, Ramsay Wood ha preparado en 1980 esta versión modernizando el lenguaje.

En este carrusel de relatos, los cuentos se anidan unos dentro de otros, como es típico de la forma tradiciional de contar historias en Oriente, lo que da una sensación de infinitio y nunca acabar. Se presentan como las enseñanzas de un supuesto sabio oriental, llamado Bispai, y están pensados para educar a un príncipe y enseñarle a gobernar con inteligencia, astucia y prudencia. Su influencia fué enorme y se deja notar en las fábulas de Fedro, Esopo, La Fontaine, Bocaccio, Grandville, Iriarte, Samaniego y muchos otros.

Ilustración de una versión de 1324. El conejo engaña al elefante utilizando la luz de la Luna 

El uso de animales para montar estas fábulas con moraleja, hace que esta obra parezca más juguetona, más amable, que la crítica se suavice bastante, no sea tan agresiva y el cuento resulte más atractivo. Llama la atención la modernidad de lo que aquí se cuenta, hay situaciones que se repiten y resultacurioso el que los consejos quese dan al gobernante sigan teniendo toda su vigencia.   

 
Ilustración de una versión de 1210 en la que aparece el rey de los cuervos 

Kalila y Dimna son dos chacales que hablan entre sí de lo divino y lo humano, y recuerdan inevitablemente a Cipión y Berganza, los dos canes del diálogo de perros de Cervantes.

En fin, un libro muy entretenido ameno e instructivo, que sorprende por su modernidad, ideal para tener en la mesita de noche y leer un cuento al día antes de dormirse. Un clásico ya milenario que a todos gustará.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada