miércoles, 18 de febrero de 2015

La mano encantada - Gérard de Nerval


Título: La mano encantada
Autor: Gérard de Nerval
 
Páginas: 104

Editorial: SD Edicions
 
Precio: 12 euros
 
Año: 2012


Esta sobrecogedora historia gótica, fantástica y con tintes de pesadilla terrorífica parece estar basada en una historia real, tal y como se desprende del epílogo del autor, en el que se cita un proceso judicial contra un tal Eustaquio Bouteroue por duelo.
  
El autor nos cuenta con desenvoltura y humor la macabra historia de un joven que, obligado a batirse en duelo y ante su falta de pericia en el manejo de las armas, se somete a un encantamiento que dirija su mano en tan apurado trance. La consecuencia es que la mano adquiere cierta independencia y después del episodio, le da a su dueño más de una sorpresa desagradable.

Un relato oscuro, truculento y siniestro (heimlich) en el sentido que estableció Sigmund Freud en su famoso artículo titulado «Lo siniestro». Al leerlo, por más que el argumento sea fantasioso y suene a increíble, hay algo que se remueve en el fondo de la mente dellector, enla zona de sombra, y nos deja inquietos y algo alterados. Si además de los ingredientes mencionados, se añade una buena redacción y la calidad literaria de un gran autor como Nerval, tenemos uno de esos relatos antológicos que todo el mundo debiera leer. Muy recomendable, para todos los públicos y cualquier tipo de lector. No se recomienda su lectura ni de noche ni cuando uno está solo.

Hace tiempo leí la espléndida edición publicada por la editorial Siruela en su colección El arca perdida, que todavía se puede encontrar en librerías de segunda mano:

 

También podéis encontrar una edición gratuita en formato PDF que se puede descargar en este enlace.
 
Ya hemos hablado aquí del enigmático y siempre perturbador Gérard de Nerval (París, 1808-1855), poeta y gran figura del romanticismo francés. Era huérfano, hijo de médico, buen viajero, aventurero y enamoradizo. Llevó una vida atrabiliaria y bohemia, llena de éxitos literarios y romances exóticos y apasionados.

Hizo una traducción tan buena y creativa del «Fausto», que Goethe la prefería a su propio original. Dilapidó una herencia viajando alrededor del Mediterráneo y a los 33 años le detuvieron desnudo corriendo por la calle persiguiendo una estrella. A partir de entonces las alucinaciones y los internamientos en sanatorios psiquiátricos aparecerían periódicamente en su vida.

Se suicidió en 1855 colgándse con su propio cinturón de una farola de París llevando el original de su última novela y algunos poemas en los bolsillos del abrigo.
       
Gérard de Nerval
 
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada