viernes, 6 de febrero de 2015

Centuria - Giorgio Manganelli


Título: Centuria
Autor: Giorgio Manganelli
 

Páginas: 208

Editorial: Anagrama
 

Precio: 17,90 euros
 

Año: 2011

Este libro, subtitulado «Cien novelas río», es eso en realidad, cien historias enhebradas en un sólo volumen, cortitas, de entre una y dos páginas cada una, que ofrecen un abigarrado conjunto de narraciones y producen un efecto curiosísimo al leerlas una detrás de otra. Con minicuentos de una intensidad dramática muy potente, concentrada, hasta el punto de que de cada uno de ellos se podría sacar con facilidad un relato de veinte o treinta páginas. 

Pero el autor juega a no desarrollar ninguna de ellas del todo, a dejarnos una especie de guión, lleno de posibilidades que hacen que la imaginación del lector trabaje y pasemos a cada capítulo pensando lo bueno que podría llegar a ser un cuento basado en el capítulo anterior. Pero Manganelli no se detiene, sigue generando frenéticamente un caleidoscopio de tramas, situaciones y personajes que se combinan entre sí de cien maneras hasta producir cien historias, todas interesantes, poéticas, que parecen primigenias y mágicas.

Uno de los libro más raros y mejores que he podido leer, que me ha deslumbrado por su originalidad y su belleza. Con este libro ganó este escritor italiano el prestigioso Premio Vareggio en 1979. Manganelli siempre fué un escritor experimental, alejado de modas e ismos, que jugaba con la literatura exprimiéndola y retorciéndola hasta sacarle obras excentricas, Objetos Literarios No Identificados con los que se divertía y, de paso, divertía a sus lectores. Según decía «Digamos que lo que hago es divagar sólo cuando tengo algo esencial que decir».

Giorgio Manganelli (Milán, 1922-1990) fué un escritor italiano, extraño e inclasificable. Hijo de una maestra y de un procurador en la bolsa. Estudió Letras y se doctoró en la Universidad de Pavía. Dió clases de enseñanza secundaria y de inglés, pero lo que ñe hizo realmente conocido fué su labor de crítico literario y de lector paralas más prestigiosas editoriales italianas: Mondadori, Einaudi, Adelphi, Garzanti y Feltrinelli. 

Llegó a convertirse en un intelectual de una influencia enorme. Sus artículos en prensa son legendarios por su erudición, su profunda inteligencia y un humor sarcástico que no dejaba títere con cabeza. Tradujo casi toda la obra de Poe, fué un gran viaero que visitó el norte de Europa, China y Malasia.

Admiraba a Quevedo y a Calvino. Publicó crítica, ensayo, poesía y una decena de obras narrativas que nadie sabe a qué género pertenecen exactamente.

Giorgio Manganelli

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada