jueves, 19 de junio de 2014

El cantante de gospel - Harry Crews


Título: El cantante de gospel
Autor: Harry Crews

Páginas: 320 

Editorial: Acuarelal 

Precio: 17,90 euros 


Año de edición: 2012

Han tenido que pasar cuarenta y tres años para que se traduzca al español y se publique en ese idioma la primera novela de Harry Crews, un tipo duro y difícil, un escritor maldito surgido del más profundo sur de EE. UU. Un voz ronca y cascada que nos habla de seres olvidados, sin suerte, defectuosos, marginales, y lo hace sin autocompasión ni tremendismo, sino más con la naturalidad del que ha crecido en ese submundo.

Creció en un barrio en el que casi todos estaban lisiados, amputados o maltrechos, debido a la enfermedad, el alcohol, las drogas, los accidentes de trabajo o como consecuencia de una pelea callejera. En una entrevista el autor decía que no recordaba de pequeño haber conocido a nadie completamente sano y que no le faltase ningún trozo. 

Así que no es de extrañar que le atraigan los freaks, los monstruos, y se dedique a esrcibir sobre los perdedores, los marginados, sucios, violentos, necios, obtusos y miserables, los que intentan desesperadamente salir de donde están y no pueden, los que siempre tienen mala suerte, los que viven en las afueras, en los suburbios y ven como se les escapa cada mañana el tranvía que va al centro de la ciudad pero aún así, son unos incorregibles optimistas..

Como el propio autor dice «en realidad somos carnívoros, nos comportamos como asesinos y chupasangres y abusamos de los demás siempre que podemos. Pero en todo eso hay belleza, hay humor, felicidad y éxtasis». Una novela terrible y bella, caótica, escrita con un sentido del humor muy particular y bastante negro.

Y a la vez, una obra con un ritmo tremendo, un torbellino de acción en el que se agitan y entrechocan una galería de personajes que serían la pesadilla de Berlanga. Aparece un circo de freaks, regentado por un individuo con un pie descomunal, pero curiosamente creo que las  rarezas de esa troupe son los más normales de toda la historia.

En fin, un mensaje en una botella que viene desde un mundo marginal al que no nos gusta demasiado mirar, que me recuerda la pelicula «Bestias del sur salvaje» (2012), la cinta estadounidense sobre los vagabundos que viven fuera de los diques de Nueva Orleans. Una novela atípica que vale la pena conocer, una experiencia única, que cuando creíamos que lo conocíamos ya todo, nos soprende con submundos inimaginables. Y además, está estupendamente bien escrita.

Harry Crews (Condado de Bacon, Georgia, 1935-2012) nació en una pequeña aldea. Su padre, un humilde colono, murió cuando el pequeño Harry tenía dos años y su madre se volvió a casar con tipo alcohólico, violento y peligroso. Su infancia fué dura, los dos únicos libros que había en casa eran la Biblia y un catálogo de venta por correo.

Se alistó como marine, estuvo en la Guerra de Corea, fué campeón d elos pesos ligeros en el ejército, luego vagabundeó durante año y medio recorriendo todo el sur en motocicleta, prácticó el kárate y finalmente, aprovechando una beca para excombatientes, estudió en la Universidad de Florida. Allí fué uno de los alumnos más destacados del escritor Michael Connelly. Comenzó a escribir, fué profesor de escritura creativa, se casó dos veces con la misma chica y se convitió en un escritor de culto. 

Escribió unas veinte novelas, varios ensayos y una autobiografía, textos que reflejan las vidas rotas de personas averiadas de uno u otro modo. Eso es el sur de Estados Unidos.
     
Harry Crews
Publicado por Antonio F. Rodríguez. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada