viernes, 6 de junio de 2014

Al envejecer, los hombres lloran - Jean-Luc Seigle


Título: Al envejecer, los hombres lloran
Autor: Jean-Luc Seigle

Páginas: 240 

Editorial: Seix Barral

Precio: 18 euros 

Año de edición: 2013

Esta novela narra los sucesos vividos en un pequeño pueblo de la campiña francesa durante un día del verano de 1961 por la familia Chassaing: Albert antiguo soldado en el frente alemán, campesino y ahora obrero en la fabrica Michelin; su anciana madre atendida por él a causa del deterioro intelectual que sufre; su señora, mujer que intenta ser independiente y mejorar su vida rutinaria, y el hijo pequeño, joven inteligente y despierto sobre el que depositan sus esperanzas, lector apasionado de Balzac y cuya formación, basada en su gran afición a la literatura, han confiado a un viejo maestro de escuela que se establece cerca de su casa. 

El día está previsto como extraordinario porque se va a instalar en la casa familiar el primer receptor de televisión del pueblo, lo que permitirá ver al hijo mayor, soldado movilizado para combatir en Argelia, que será entrevistado en un programa sobre la guerra. Pero los sucesos de ese día cambiaran de forma radical la vida de toda la familia.

Por la novela van desfilando éstos y otros personajes secundarios, familiares y vecinos que retratan magistralmente la vida de la campiña francesa a mediados del siglo pasado en un pequeño pueblo marcado por los últimos conflictos y cómo han afectado a los miembros de la familia: el abuelo, heroico soldado en Verdún durante la I GuerraMundial respetado y reconocido; el hijo combatiente en Argelia en una de las últimas guerras coloniales y popular por salir entrevistado en un programa de televisión, y Albert, el protagonista, combatiente en la Línea Maginot en la II Guerra Mundial (uno de aquellos soldados que resistieron el avance alemán y fueron obligados a rendirse por su alto mando sin haber sido vencidos), posteriormente prisionero en Alemania durante 5 años y vuelto a casa acompañado del silencio oficial y del olvido.

Así, Albert manifiesta un carácter cerrado, muy poco comunicativo, casi incapaz de trasmitir ideas y sentimientos. Y de una forma muy discreta, casi pudorosa va poniendo pocas palabras y hechos extremos al darse cuenta de que el silencio de la historia hace mas daño que las balas enemigas.

Un relato interesante, profundo, reflexivo, salpicado de pensamientos notables, algunos contundentes, con un  tono de desesperación:

       «Las verdaderas viudas de la guerra son las madres que perdieron a sus hijos».

       «Un obrero es como un viejo neumático, cuando revienta ni reventar se le oye».

Hay pocos datos biográficos de Jean-Luc Seigle: nació en Le Puy de Dôme y se educó en el medio rural con su abuelo un antiguo soldado francés en la guerra europea de 1914 y luego convertido en obrero de la factoría Michelin, y con su abuela de filiación comunista que le inculcó la pasión por los libros. Ha escrito novelas, guiones para cine y televisión y obras de teatro.

Jean-Luc Seigle

Publicado por John Smith..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada