miércoles, 10 de abril de 2013

Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio - Henry Miller


Título: Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio 
Autor: Henry Miller 

Páginas: 432 y 512 

Editorial: Edhasa 

Precio: 9,90 y 9,90 euros 

Año de Edición: 2012

Ayer me preguntó un amigo qué libros en los que apareciesen las relaciones sexuales le podía recomendar y claro, en la conversación aparecieron estos dos, los famosos trópicos de Henry Miller. Hace ya bastantes años que, siendo un adolescente, los leí con asombro, casi no podía lo que estaba leyendo, pero creo que si los leyese ahora por primera vez me sorprenderían casi igual.

La primera causa de sorpresa fué la franqueza con la que se aborda el sexo, de manera muy explícita, sin complejos y desde el punto de vista de una persona bastante promiscua. La obra es básicamente autobiográfica, aunque mezcla vida y ficción, y el autor practica el sexo libre prácticamente con cualquier mujer que se le pone a tiro. Las dos partes se publicaron en los años 30, así que como ya podréis imaginar fueron censuradas en Estados Unidos inmediatamente. Comenzaron a circular copias clandestinas y eso aumentó su prestigio como escritor contracultural (underground).

La segunda sorpresa consistió en la irresistible comicidad de algunos pasajes. El protagonista, un sablista consumado, se dedica a menudo a pedir prestado dinero que no piensa devolver a amigos, conocidos y también a desconocidos, en unas situaciones que a veces son de lo más cómico. En otras páginas lo que provoca la risa son las elucubraciones cósmicas y existenciales de Miller, tan disparatadas que uno no puede menos que reírse. Tambien son muy hilarantes las demenciales aventuras del autor como repartidor de telegramas. En fin, se trata de un autor que sabe reírse de sí mismo, cosa no demasiado frecuente.

Y la última fué la forma de escribir, con un estilo bastante irregular que sirve para que la voz del narrador hilvane con toda libertad episodios de su vida con reflexiones y pensamientos en forma de monólogo interior, recuerdos de la infancia, opiniones...hasta producir un río de palabras con una libertad, una ligereza y una frescura muy notables. No respeta en absoluto los géneros y es una mezcla de novela,  ensayo, poesía, colección de relatos y diario.

Una pareja de obras única que, además de revolucionar el gallinero por su libertad sexual, rompía también casi todos los corsés de la novela. Las dos son muy originales, divertidas, descreídas, con una estructura barroca y muy libres. Mantienen un discruso tan de vuelta de todo que incluso prefiguran la posmodernidad de los años 80. Están consideradas como piezas clave de la literatura del siglo XX y creo que con todo merecimiento.

Henry Miller (Nueva York, 1891-1980) tuvo una vida algo errática, mi padre diría que era el típico bala perdida. Se casó dos veces y las dos veces abandonó a su mujer, desempeñó un montón de oficios y fué dando tumbos de un sitio a otro. En 1930, durante la Gran Depresión, emigró a París y estuvo vagabundeando una temporada. Cada noche dormía debajo de un puente diferente, hasta que encontró trabajo como corrector de imprenta y cambió su suerte. Conoció y se hizo amante de Anaïs Nin, decidió dedicarse por entero a la literatura y publicó el «Trópico de Cáncer» (1934), que fué automáticamente prohibido en EE. UU. por pornográfico. Parece que el libro no entró en el país hasta 1960, eso sí, camuflado dentro de las tapas de «Jane Eyre».

Volvió a Estados Unidos, en 1939 apareció «Trópico de Capricornio», naturalmente censurado, y siguió publicando libros que eran sistemáticamente prohibidos. Influyó muy notablemente en la generación hippy de los años 60. En 1964 la Corte Suprema de los EE. UU. anuló el proceso por obscenidad contra él, sus libros pudieron venderse con normalidad y ese hito se toma a menudo como el inicio de la llamada revolución sexual. Era además un notable pianista y un pintor de mérito.

Henry Miller

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

5 comentarios:

  1. Gracias por todos tus buenas y elaboradas recomendaciones literarias...sabes que este libro lo he visto muchas veces en una estanteria y nunca me he atrevido con el...a partir de ahora lo anoto como libros pendientes...y una sugerencia...conoces a Jose Lopez Pinillos "Parmeno" autor sevillano de principios del XX...tienes relatos magniticos y una novela "Las Aguilas" interesante

    ResponderEliminar
  2. Gracias. No, no conozco a José López Pinillos, pero me lo apunto y en cuanto pueda lo pruebo a ver qué tal. Es un autor casi olvidado.

    Por cierto ¿te animas a escribir una reseña sobre un libro suyo? Envíamela a afrodriguez19591115@gmail.com .

    Salud y libros

    ResponderEliminar
  3. hay problema si leo primero trópico de capricornio o es necesario que lea el de cáncer primero?

    ResponderEliminar
  4. Buenos días: Ningún problema. Son muy independientes.

    Salud y libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por contestarme, saludos!

      Eliminar