domingo, 25 de octubre de 2015

Historia de las tierras y los lugares legendarios - Umberto Eco


Título: Historia de las tierras y los lugares legendarios
Autor: Umberto Eco
 
Páginas: 480
 
Editorial: Lumen
 
Precio: 34,90 euros 
 

Año de edición: 2014

¡Qué libro tan entretenido! Con ese título tan atractivo uno espera encontrar un ameno recorrido por los lugares imaginarios que la fantasía del ser humano ha producido a través de los siglos. Pero el lector que tiene la suerte de leer este libro encuentra eso,desde luego, y mucho más.

En primer lugar, esta obra se concentra en los lugares que han creado quimeras, utopías o ilusiones, es decir en los espacios que realmente se han convertido en leyendas, iconos que nos atraen y despiertan nuestros deseos, curiosidades y sentimientos más intensos.

A lo largo de quince capítulos se desgranan lugares tan fascinantes y significativos como la tierra plana y las antípodas, los lugares mencionados en la Biblia, las tierrras descritas por Homero, las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, las leyendas orientales creadas alrededor de las expediciones de Alejandro Magno, los viajes de Marco Polo y otras historias, como la del Preste Juan, el paraíso terrenal, las islas afortunadas y El Dorado, la Atlántida, el continente perdido de Mu, Lemuria, la isla de Tule, la Hiperbórea de los arios, los lugares de las leyendas del rey Arturo, el Viejo de la Montaña y la secta de  los asesinos, el país de Jauja, las islas de la Utopía, la Tierra Austral, la isla de Salomón, los mitos del interior de la Tierra, la invención de Rennes-le-Château en Languedoc y una larga lista de lugares legendarios literarios, como la isla del pájaro Roc de Simbad el marino, la montaña del imán de Las mil y una noches, el castillo del conde Drácula o Xanadú, la capital del imperio de Kublai Khan.

Gulliver encuentra Laputa, la famosa isla voladora (1910)

Pero como os decía, el lector encuentra mucho más que una mera descripción de todos esos lugares. Estas páginas están trufadas de una colección de imágenes apabullantes. Reproducciones de cuadros, grabados, dibujos, acuarelas... un material gráfico espléndido y abundante que despierta y estimula la imaginación de manera incontrolable, ya que de fantasías estamos hablando. Por si fuera poco, cada capítulo lleva al final una pequeña antología de textos literarios e históricos que ilustran y completan a la perfección lo mencionado en el texto principal.

Además, el libro está enriquecido por la erudición de Eco, su amplia cultura y sus conocimientos humanísticos. La densidad de información hace que más que otra cosa a ratos parezca una enciclopedia y el autor no deja de relacionar ideas, mencionar referencias y sugerir significados, eso sí, sin hacer que el texto resulte pesado. A pesar de la enorme cantidad de datos que contiene es un libro muy ameno y divertido.

Y no faltan las reflexiones y comentarios que hacen que sea realmente un libro de Historia, es decir, hay un intento de narrar la evolución y devenir de los lugares legendarios. Tema curioso y apasionante donde los haya, que creo define muy bien la forma de ser de los humanos a través de sus sueños y fantasías más queridas, lo que tiene además la ventaja de enfocarse en nuestras cualidades más positivas.

Un libro maravillosos, que en realidad mezcla historia, pensamiento, ensayo y literatura en una deliciosa mezcolanza y que hará las delicias de lectores de toda clase y condición, porque aquí creo que hay para todos. Una obra que debería tener todo el mundo a mano en la mesilla de noche, para leer unas páginas de vez en cuando y poblar sus sueños de fantasía. 

Umberto Eco (Alessandría, 1932), escritor, semiótico y comnicólogo, nació en el norte de Italia, hijo de un humilde contable y estudió en el colegio de los Salesianos. Estudió la carrera de Filosofía y Letras en Turín, se doctoró con una tesis titulada «El problema estético en Santo Tomás de Aquino», ha sido profesor en las universidades de Turín, Florencia, Milán y desde 1971 ocupa la cátedra de Semiótica en la Universidad de Bolonia
    
Ha escrito grandes obras de semiótica, como «Obra abierta» y «La estructura ausente», un buen nñumero de ensayos que son ya obras de referencia, como «Apocalípticos e integrados en la cultura de masas», libros de Historia digamos humanista («Historia de la belleza») y siete novelas, de las que la primera es la maravillosa «El nombre de la rosa».

 
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada