miércoles, 21 de octubre de 2015

Lo que confiesan los toreros - José López Pinillos


Título: Lo que confiesan los toreros
Autor: José López Pinillos
 
Páginas: 150
 
Editorial: Turner

 
Precio: 12 euros


 Año de edición: 1994 (2ª edición)

Este curiosísimo libro, publicado por primera vez en 1917, reune una larga colección de entrevistas a grandes toreros y personajes del mundo de los toros de principios del siglo XIX, que retratan por un lado a una serie de personajes pintorescos e interesantes donde los haya y por otro, a una sociedad que resulta a la vez cercana en el tiempo y lejana en el modo de pensar y concebir la vida.

Aquí hablan, dan sus opiniones y se muestran como son el gran Belmonte (1892-1962), irónico y sagaz, que se revela como buen lector de Maupassant, Galdós y Valle-Inclán, el no menos grande Joselito, (1895-1920), gitano, que vivía nada menos que en la madrileña Plaza de Oriente y aparece delante de un toro en la foto de la portada, el Gallo (1882-960) con sus supersticiones, Pastor que habla del miedo y la voluntad, Martín Vázquez, que deja frases rotundas («Hay quien nase mataor de toros»), Don Larita (1887-1957) que no se cree que existan los submarinos, Minuto (1870-1930) que describe la inteligencia de los toros de Miura, Bombita (1879-1936), lector de Galdós, Blasco Ibáñez, Palacio Valdés, Julio Verne y Rocambole, el redicho Silvela, los payasos toreros Charlot y Llapisera, el Don Tancredo original, el mexicano Silveti (1893-1956) y una larga serie de personajes que llega hasta el pintor Julio Romero de Torres (1874-1930), cantaor y garrochista.

Un reportaje que constituye un trabajo periodístico de primera magnitud y un documento histórico interesantísimo que permite asomarse y echar un vistazo para vislumbrar cómo era nuestro país hace un siglo. Se describe otra época, con multitud de detalles cotidianos en los que asoma una España atrasada, pobre, rural y provinciana, en la que el mundo del toreo tenía cierto sentido y estaba muy arraigado. 

Una obra muy interesante, subtitulada en la edición original «Pesetas, palmadas, cogidas y palos». No está mal para resumir la profesión de torero en una época realmente dura y muy diferente, por más que a veces aparezca teñida de nostalgia.
 
Se puede encontrar en formato pdf en la Biblioteca digital de Castilla-La Mancha en este enlace que da acceso a la edición original de 1917.

Portada de la edición de 1917 en la editorial Renacimiento

José López Pinillos (Sevilla, 1875-1922) fué un periodista, dramaturgo y escritor encuadrado en el naturalismo, basado en reproducir la realidad con una fidelidad de documental, bastante conocido en Sevilla por el seudónimo de «Puck» y sobre todo por «Pármeno», nombre que tomó del criado de La Celestina.

Su padre y su abuela eran naturales de Cuba y nació en una familia de posición desahogada. Empezó a estudiar Derecho, pero una serie de acontecimientos y la ruina económica de sus padres le impidieron acabar la carrera por falta de medios. Fué un lector compulsivo y voraz, y cuando tuvo que empezar a trabajar lo hizo haciendo una de las cosas que mejor sabía hacer, escribir. 

Se dedicó al periodismo, fué redactor jefe de varios diarios, vivió en Madrid, discutió con Valle-Inclán, conoció a Azorín y a Baroja, se hizo amigo de Pérez de Ayala y estrenó varias obras de teatro de éxito. Escribió novelas cortas tremendistas que se consideran un antecedente de «La famila de Pascual Duarte» y varios libros relacionados con el toreo, como la novela «Las águilas».

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada