jueves, 17 de julio de 2014

Codin - Panait Istrati


Título: Codin
Autor: Panait Istrati

Páginas: 124

Editorial: Libros de la ballena

Precio: 12 euros 

Año de edición: 2013

El año pasado apareció en España, creo que por primera vez, una traducción de esta estupenda historia, una novela corta muy salada de este escritor rumano que no deja de sorprenderme. Es una voz humilde, muy humilde, de alguien que mantiene su bondad natural y su compasión a pesar de conocer la miseria, la degradación y enfrentarse a menudo a los aspectos más negros del alma humana.

En realidad este volumen agrupa tres obras, tres episodios sobre la infancia de un niño, Adrián Zografi, que crece en uno de las zonas más humildes de Brăila, el barrio griego de Comorofca, cerca del puerto que se abre al Danubio. Allí nació Istrati y es inevitable pensar que este libro tiene que tener bastante de autobiográfico.

«Codin» es una novela corta, de unas 70 páginas, sobre el curioso tema de que la fuerza física extraordinaria puede suponer una verdadera maldición para un hombre si es de clase muy baja. Esa historia de la amistad entre un chico y un hércules rufianesco, pero de buen corazón, resulta autenticamente deliciosa. «Una noche en los pantanos» y «Kir Nicola» son dos estupendos relatos cortos, de 13 y 37 páginas respectivamente. El primero describe la dureza de la vida del campesino, siempre luchando por sobrevivir contra los elementos. El segundo es un maravilloso retrato de un pastelero, un pobre inmigrante albanés, y de los problemas que le acarrea ser una buena persona.

Así son las historias de Istrati, cuentan la vida de la gente humilde, sus afanes y su lucha diaria por la supervivencia, algo que él conocía muy bien de primera mano. Textos impregnados y enriquecidos con la cultura popular, en los que se encuentran dichos, refranes y alguna poesía con la que se captura algo del folklore rumano. Y son relatos que, a pesar de retratar la miseria y a menudo una cadena de desgracias, consiguen mantener un cierto tono positivo que no suena a falso, porque si algo es este extraordinario escritor, es auténtico, muy auténtico.

«Codin» se publicó por primera vez en 1926, en francés, y se llevó al cine en 1963 en una coproducción franco-rumana dirigida por Henri Colpi.

 
Portada de la primera edición (1926)  en francés

Panait Istrati (Brăila,1884-1935) fué un escritor rumano, de origen griego, que escribió casi toda su obra en francés. Hijo de una lavandera y de un contrabandista griego, fué un lector voraz y compulsivo desde su más tierna infancia.

Se fugó de casa a los doce años y desempeñó los oficios más extravagantes y variados: camarero, buhonero, pintor, albañil, calderero, mecánico, fotógrafo...Mientras tanto, escribió mucho y contrajo dos matrimonios infelices y una tuberculosis.

Fué un escritor comprometido y honesto, que primero se enemistó con la derecha por ser un gran admirador de la revolución bonchevique y luego despertó la ira de la izquierda por denunciar el horror del estalinismo, que conoció en sus viajes a la URSS en 1927 y 1930. Su «Rusia al desnudo» (1930) es la primera denuncia del totalitarismo soviético y la campaña que se desató en su contra pobablemente sea lo que ha hecho de él un escritor inmerecidamente olvidado y ninguneado.

Ya hemos hablado aquí de algunos de sus libros. Son todos maravillosos, Panait Istrati es un valor seguro. Leed, leed todos los libros que podáis de este entrañable rumano, poque es buenísimo.

 
Panait Istrati

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada