martes, 22 de julio de 2014

Memorias de un amante sarnoso - Groucho Marx


Título: Memorias de un amante sarnoso
Autor: Groucho Marx
 

Páginas: 224 

Editorial: Tusquets 

Precio: 16 euros 

Año de edición: 2000


Éste es un libro genial con el que me he reído solo y a carcajadas. Un libro muy divertido en el que el gran Groucho (el inimitable, el magnífico) con la excusa de contar sus experiencias como amante lamentable hilvana una serie de anécdotas y peripecias desternillantes organizadas en 26 capítulos y cinco partes cuyos títulos permiten imaginar cómo será el contenido: «L'amour como diversión», «El amor a través de las edades», «Ecos sociales de un proscrito social», «Lo que sucedió a otros ocho tipejos» y «Lo que este país realmente necesita».

Como él mismo dice: «Escribí este libro durante las interminables horas que empleé esperando a que mi mujer acabara de vestirse para salir. Si hubiera andado siempre desnuda, nunca habría tenido la oportunidad de escribirlo».

Un tratado de marxismo que nadie debería perderse y que demuestra que aquel tipo del puro y el bigote, además de un cómico de primera y un showman consumado, era un escritor inteligente y más que aceptable. Porque siempre he pensado que el humor es uno de los gémeros literarios más difíciles. 

Así que me parece muy beneficioso para la salud, volver de vez en cuando a leer un poco de este loco disparatado y disfrutar de su humor irreverente, anarquista, iconoclasta, un poco cañero y con un punto surrealista que me encanta. Genial.

Julius Henry Marx (Nueva York, 1890-1977), más conocido como Groucho Marx, era uno de los seis hijos de una familia de inmigrantes alemanes y judíos en los Estados Unidos. Su padre era sastre, dicen que malo, y su madre se ocupó de darles una educación musical a sus hijos. 

Gracias a ella, Groucho debutó a 16 años como cantante solista, luego inició una carrera con sus hermanos formando un grupo musical en vodeviles, grupo que fué evolucionando rápidamente hacia lo cómico. Su primera película, «Los cuatro cocos» (1929) le abrió las puertas de la fama y ya no se volvieron a cerrar. Es uno de los pensadores más citados por los políticos.

Murió de una neumonía y nos dejó tres exmujeres, tres hijos, dieciocho películas, dos libros de memorias, una legión de admiradores, frases memorables (en este enlace podéis encontrar una recopilación y elegir vuestra favorita) y algunos de los momentos más divertidos de nuestra vida.

Groucho Marx

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada