jueves, 9 de enero de 2014

Cartas desde mi molino - Alphonse Daudet


Título: Cartas desde mi molino 
Autor: Alphonse Daudet 

Páginas: 288 

Editorial: Ediciones Gaviota 

Precio: 7,95 euros 

Año de edición: 1989

Este libro reúne catorce relatos en forma de carta, que constituyen uno de los clásicos por excelencia de la literatura francesa. Con estos cuentecitos, publicados por entregas en «Le Figaro» y «L’Événement» entre 1866 y 1874 y recopilados en un volumen en 1879, Daudet se convirtió rápidamente en un autor famoso y uno de los mejores cuentistas en lengua francesa.

Son relatos sobre la vida en el campo, la mayoría de ellos en la Provenza, y están basados en gran parte en las experiencias vividas por el autor. Hay algunos cuentos dramáticos, en los que no se oculta lo dura que puede llegar a ser la vida, pero la mayoría están teñidos de una suave ironía y de un particular sentido del humor. Frescos, ligeros, sinceros, verdaderos, algo ingenuos, describen la vida tal y como es, con sus sombras y sus luces, sus alegrías y sus tristezas.

Son sencillos en apariencia, porque su estructura y temática son simples, pero resulta endiabladamente difícil escribir textos así de sencillitos y que resulten tan interesantes. Tienen un encanto especial y una ternura en el fondo que los hace inolvidables. Describen el alma del sur de Francia, de la Provenza, esa región maravillosa, llena de luz y plantas aromáticas.

El molino que inspiró al autor, el llamado molino de Ribet, está situado cerca de Arlés y aunque estos cuentos están escritos como si lo hubiera comprado y se hubiese instalado en él, la verdad es que nunca llegó a adquirirlo. Otro caso en el que una impostura da lugar a una obra literaria magnífica. Un libro muy recomendable para todo tipo de lectores de todas las edades. En este enlace podéis encontrar algunos de estos estupendos cuentos.

Molino que inspiró a Daudet

Alphonse Daudet (Nimes, 1840-1897) nació en una familia muy católica. Pasó su niñez en Bezouce, un pequeño pueblo del Languedoc. Empezó estudios secundarios en Lyon, pero tuvo que interrumpirlos cuando su padre, comerciante de sedas, se arruinó. 

Fué jefe de estudios en un colegio y luego secretario del Duque de Morny, cuya súbita muerte cambió completamente su vida. Se vió obligado a dedicarse por entero a escribir artículos para «Le Figaro», relatos, novelas y memorias. Fue miembro de la Academia Goncourt durante seis años.

Alphonse Daudet

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada