domingo, 4 de abril de 2021

Entrevista a Miguel Díaz, de Libros Alcaná

Miguel Díaz, en el centro, rodeado de su equipo

Hoy tenemos la suerte de entrevistar a Miguel Díaz, artífice y gestor de una de mis librerías de cabecera, Libros Alcaná, un remanso de música clásica ambiental y un cuarto de millón de libros de segunda mano catalogados en la web de la librería. Es un establecimiento con mucho encanto, situado en Marques de Viana, 52, en el corazón del barrio de Tetuán, que admite pedidos por internet y los envía a domicilio por solo un euro y despliega un amplio abanico de actividades alrededor del libro (exposiciones, encuadernación, lecturas en youtube, ediciones propias…).

Llevas un buen número de años dedicado a vender libros ¿cómo nació tu vocación de librero?

Por la lectura. Un libro te lleva a otro, a un autor, a sus obras, a sus ediciones. De ahí pasé a interesarme por las editoriales y autores de otras épocas. Fui descubriendo los libros descatalogados, los autores olvidados, las ediciones raras y curiosas, los ilustradores, las encuadernaciones y todo ese mundo que tiene que ver con la creación de un libro.

¿Cuál crees que es el secreto para que una librería como esta sobreviva en la era digital?

Adaptarse al medio, digitalizarse y hacer lo que siempre se ha realizado, pero desde la tecnología digital. Estar atento a las nuevas formas de vender, de informar y adecuarlas al mundo del libro de segunda mano.

¿Cuál crees que es el futuro del libro en papel?

Creo que le queda una larga vida, oficiar de adivino es difícil, pero creo que le quedan muchos años más.

Seguro que tienes anécdotas muy jugosas de la librería ¿nos puedes contar alguna?

Muchas, pero siempre que me preguntan recuerdo aquella señora mayor que vino un día a pedir un libro de tapas verdes, le pregunté el título y no lo recordaba pues era muy pequeña cuando lo tuvo y ahora lo quería recuperar. Le pregunté por el autor y tampoco se acordaba. Sólo recordaba las tapas verdes y que era sobre una niña muy buena que vivía con su abuelo en las montañas. De pronto me acordé de Heidi de Johanna Spyri y sí, ese era el libro, sólo que el nuestro ya no tenía las pastas verdes, sino azules.

¿Nos puedes recomendar un par de autores olvidados, que valga la pena recuperar?

Hay muchos. Aquí tenemos mucho cariño a Silverio Lanza, Alejandro Sawa, Rafael Cansinos, Pérez Escrich, Joaquín Belda… la lista sería larguísima.

Por último ¿quieres añadir algo que no te hayamos preguntado?

Recomendar tener siempre un libro cerca, la lectura nos descubre otras formas de pensar, otros paisajes, otras vidas… En sí, con la lectura, aprendemos y conocemos, a la vez que nos entretiene.

Muchas gracias, Miguel. Invitamos a todos a que se den una vuelta por la Libros Alcaná y que disfruten allí de la buena literatura.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario