martes, 4 de octubre de 2022

Doscientas sesenta y siete vidas en dos o tres gestos - Eugenio Baroncelli

 

Título: Doscientas sesenta y siete vidas en dos o tres gestos                                          Autor: Eugenio Baroncelli

Páginas: 336 pág.

Editorial: Periférica

Precio: 19,90 euros

Año de edición: 2016 

Este curiosísimo y muy entretenido libro no es más que una pequeña enciclopedia de minibiografías muy personales, en las que Baroncellii fija su atención en algunos rasgos de la vida de sus personajes, reales o inventados, detalles que propone como definitorios y esenciales, para obsequiarnos con un conjunto de historias personales caprichosas, juguetonas y divertidas. 

Para escribir semejante libro hace falta poseer una erudición a prueba de examen oral, una personalidad extraordinaria, quizás algo de desfachatez y la soltura necesaria para que el resultado no sea un ladrillo infumable, sino una obra amena y sugerente. Al ofrecernos puntos de vista diferentes para contemplar a personajes ya conocidos, nos descubre ideas nuevas, aspectos insospechados de su personalidad y en fin, nos abre todo un mundo de nuevas posibilidades allí donde la Historia parecía tener todo bien trillado y bajo control, atado y bien atado.

Libro interesantísimo en el que, como suele ocurrir en estos casos, el que queda retratado con todo detalle es el autor, un genio burlón e iconoclasta, irónico, erudito y cáustico, que no duda en hacer de su capa un sayo y entretenernos con sus historias que siempre nos hacen dudar sobre si son inventadas o reales. Pero, al fin y al cabo, eso es la literatura ¿no? Decir la verdad mintiendo y ser sincero al inventar. Baroncelli lo consigue con creces y demuestra un talento desbordante para moverse con soltura en el juego que plantea. Me parece muy difícil no hacer el ridículo al acometer la empresa de contar la vida de tanta gente tratando de ser original y con humor. Y el autor sale de la prueba de manera siempre brillante.

Es un texto ideal para tener cerca del sofá o de la cama para abrirlo al azar y leer unas cuantas entradas, o para leerlo secuencialmente y en pequeñas dosis. Todas sus páginas son oro puro, respiran literatura de la buena, entretienen y enseñan.

Aquí se mezclan en delicioso batiburrillo las vidas de reyes y nobles, actores y artistas, literatos y pensadores, magos, suicidas, amantes, delincuentes, todos ellos reales e históricos, rodeados de otros personajes de ficción que, si no han existido, bien podrían haber vivido realmente, como: un coleccionista casto, un desconocido, un egoísta, un fotógrafo de bodas, un ebanista, un anónimo, un hombre que nunca existió... personas inventadas que parecen reales, junto a personajes verdaderos que parecen de ficción. Un juego de realidad e imaginación diabólico en el que el lector queda atrapado, no sabe a qué carta quedarse, se siente engañado y mientras, se divierte. Y para colmo, al final encuentra una página en blanco en la que se le exhorta a que resuma su biografía, eso sí, a lápiz.

En fin, un libro genial, extraordinario y único, sorprendente y brillante, que solo puede haber sido escrito por una personalidad fuera de serie. Muy bueno y obviamente, de lectura obligada y gozosa. No os lo perdáis.

Eugenio Baroncelli (Rímini, 1944) es un escritor italiano que vive en Rávena. Ha sido profesor universitario de Literatura, crítico cinematográfico y se ha dedicado a teorizar sobre literatura. 

A los 61 años, debutó como narrador con Outfolio. En 2008 comenzó a escribir para la editorial Sellerio de Palermo una serie de biografía breves muy personales de personajes, unos famosos, otros desconocidos, que ha recopilado en varios volúmenes que le han reportado el favor del público, buenas críticas y varios premios, como el Premio Supermondello, y ser finalista del Premio Chiara y del Bérgamo.

Eugenio Baroncelli

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

lunes, 3 de octubre de 2022

Peyton Place - Grace Metalious

 
Título: Peyton Place                                                                                                        Autora: Grace Metalious

Páginas: 558 pág.

Editorial: Blackie Books

Precio: 23,75 euros

Año de edición: 2010

¡Cuántas vidas en 558 páginas!

Una pequeña ciudad de Nueva Inglaterra, Peyton Place, en los años cuarenta. Sus gentes más representativas, sus historias, sus pequeños mundos que juntos y vistos desde la butaca constituyen el gran mundo que es cualquier pueblo, cualquier pequeña ciudad, cualquier barrio de gran ciudad, con sus grandezas, su normalidad, y con sus ruindades pequeñas y grandes.

Llama la atención la habilidad para crear el gran número de personajes paradigmáticos que sustentan la novela, llenos de matices, más cuanto más importantes son sus vidas en el conjunto de la historia. Asimismo, sorprende la imaginación de la autora para inventar y redactar las historias que, sin darse uno cuenta, van atrapando el interés por lo que ocurra.

Es una ciudad agraria en el comienzo de la industrialización, con una población adulta masculina residual como consecuencia de la guerra, caracterizada por una rudeza que ahoga sus problemas en alcohol. La sociedad está dividida entre los pocos que ejercen el poder y el resto que lo acatan. Sin embargo, hay un hecho curioso que se refleja bien y es la existencia de un Consejo del municipio a manera de asamblea popular. Una fórmula democrática ideal si no estuviera presidida por el industrial que más población tenía empleada en sus fábricas, formada por los vecinos, de los que ninguno haría peligrar su empleo por estar en contra de algún asunto para la ciudad que allí se tratara.

La abundancia de personajes hace que en el conjunto haya una muestra representativa de los diferentes caracteres y su papel en la sociedad, por lo que conforman un mundo completo de gran realismo. Algunos de ellos son:

  • Kenny Stearns, factótum de la ciudad, jardinero y encargado del mantenimiento del colegio. Siempre borracho. 
  • Leslie Harrington, dueño de las fábricas. Un poderoso y ambicioso sin límites, padre de Rodney, un adolescente vago, despreocupado, alborotador y consentido. 
  • Dr. Matthew Swain, encarnación de la bondad. 
  • Seth Buswell, viejo periodista dueño del periódico local, inteligente y descreído que conoce muy bien lo que puede ser dicho u ocultado de la ciudad. 
  • Evelin Page es un personaje en el que se concentran todas las consecuencias que puede tener la sobreprotección a los hijos —Norman es el suyo—por miedo a la soledad. 
  • Allison MacKenzie inseparable de su amiga Selena desde niña, por ser compañeras de colegio. En ellas se centra mucho el foco de la historia, lo que dará lugar a que a su alrededor se estructuren otros personajes importantes como Constance, madre de Allison que guarda un secreto y su novio Tom. Por su parte, Nellie, la madre de Selena, que hacía la limpieza en casa de Allison, aceptaba las palizas de su marido, el violento Lucas Cross, padrastro de Selena que desaparece sin dejar rastro tras años de haber estado fuera.

En los pocos años que transcurren en la novela, tres o cuatro, todo parece permanecer casi igual, pero una mirada atenta descubre que hay cambios sustanciales en especial para la juventud que se convierte en adolescente.

Dice Rafael Reig, en su reciente novela autobiográfica «Amor intempestivo», al recordar sus años en Estados Unidos, que la cultura juvenil norteamericana desde los años cincuenta promocionaba el sexo recreativo en los adolescentes mientras en la cultura de España «taurina y trágica», el sexo tenía que ser aflictivo, oscuro, violento y difícil de practicar, por no hablar de sus consecuencias, casi siempre irreparables. Así ocurre en Peyton Place, novela en la que se pone de manifiesto a los lectores españoles tal diferencia y que permaneció inalterable en nuestro país hasta épocas bastante posteriores a los años cuarenta en los que transcurre la novela.

Otro tema interesante y extraño para nosotros es la competencia entre católicos y protestantes, que es también fuente de conflictos y proporciona algunos momentos en los que la crítica de la autora se resuelve con una ironía fina que hace sonreír.

La escritora, a pesar de que fue muy criticada, incluso censurada por la iglesia, tuvo un gran éxito con esta novela que se publicó en 1956. Al año siguiente ya tuvo su versión cinematográfica y no había pasado una década cuando se emitió como serie de televisión.

El término «Peyton Place», que se ha quedado en el lenguaje común como alusión a cualquier pequeño pueblo o grupo que guarda secretos escandalosos, ingresó en el léxico estadounidense y se extendió rápidamente. De esta novela parece provenir el dicho tan habitual «pueblo pequeño, infierno grande».

Una muy interesante lectura. 

Grace Metalious

Grace Metalious (1924-1964) fue una escritora estadounidense que comenzó a escribir tarde, pero que alcanzó, precisamente con la novela que se comenta, un éxito extraordinario para la época, 1955. Murió muy joven, por lo que no le dio tiempo a escribir más que tres novelas adicionales que tuvieron éxito, pero no tanto. Extraña la poca información acerca de la autora disponible en las redes.

Publicado por Paloma Martínez.