domingo, 18 de agosto de 2019

Celebration - William Klein


Título: Celebration
Autor: William Klein

Páginas: 120

Editorial: La Fábrica

Precio: 32 euros

Año de edición: 2019


Este volumen, titulado así para celebrar el 90 cumpleaños de William Klein, es el catálago de la exposición que con el título «Manifiesto» muestra unas 200 obras (fotos, cuadros, collages, vídeos...) del gran fotógrafo William Klein en las salas del Espacio Fundación Telefónica, situadas en la madrileña calle de Fuencarral, 3, hasta el 22 de septiembre. 

Es una exposición impresionante, de uno de los fotógrafos más innovadores del siglo pasado. Resultan especialmente interesantes los retratos de grupos callejeros, llenos de caras expresivas que trasmiten multitud de matices.

El espectador tiene la sensación de ver un trozo de vida capturada íntegramente en cada foto. Una verdadera maravilla. No os la perdáis. Epecialmente curioso es el documental que se proyecta continuamente en el que el propio Klein explica varias fotos suyas.

Para los que no podáis desplazarosa Madrid, en este enlace podéis encontrar imágenes de las exposición en el punto 4 y una selección de las fotos de la exposición en el punto 3..

Bikini, Moscú 1959 (© William Klein)

París (© William Klein)

Nueva York (© William Klein)

William Klein (Nueva York, 1928) es un fotógrafo y director de cine estadounidense. Hijo de emigrantes judíos, nació en una familia humilde.

En 1947, haciendo el servicio militar visitó a París, se enamoró de la ciudad y desde entonces vive y trabaja en ella. Sus dos especialidades son la fotografía de moda y las fotos callejeras, pero ha tocado además otros géneros: la pintura, el collage, la escultura... Es uno de los fotógrafosmás reconocidos e influyentes del siglo XX.

Aquí podéis leer una interesante entrevista que le han hecho hace poco con motivo de esta exposición.

William Klein

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 17 de agosto de 2019

De bipolar a bipolar - Alejandro Hernández


Título: De bipolar a bipolar
Autor: Alejandro Hernández

Páginas: 104

Editorial: Círculo rojo

Precio: 10 euros

Año de edición: 2010

La vida es un aprendizaje continuo que no ha querido dejarme al margen de conocer un campo del conocimiento tan importante como la psiquiatría. Indagando sobre uno de los males de la mente, el trastorno bipolar, llegué a este libro de tan delatador título, «De bipolar a bipolar», y con su cómoda lectura, que no se dilata en contenidos, he conocido, como decálogo que lo permite, los síntomas y aspectos más importantes de la enfermedad.

Su autor, Alejandro Hernández Dorta (Santa Cruz de Tenerife, 1979), padece esa enfermedad y, pasados unos años de su diagnóstico y con una medicación y psicoterapia que le permiten guardar la eutimia largas temporadas, se sintió con la madurez suficiente para escribir estas páginas que destina, como queda patente, a otras personas aquejadas por el trastorno bipolar, pero también a «sus familias, amigos y otros allegados».

El libro, con un lenguaje llano, explica someramente de cabo a rabo todo lo que se conoce de la enfermedad, cómo afrontarla desde el diagnóstico, y el trabajo diario de observación que los enfermos y familiares tienen que hacer día a día a modo de seguimiento para detectar los pródromos que tal vez estén delatando un episodio próximo.

Para los grandes desconocedores del trastorno bipolar que se decidan a saber sobre él y cojan entre sus manos este libro, les parecerá especialmente demoledor el brote maníaco, pero también encontrarán diferencias notables entre las depresiones convencionales y las bipolares. Cambiarán por tanto la percepción equivocada que se tiene de la enfermedad por sus representaciones cinematográficas, y entrarán en contacto con una visión más próxima a la realidad de ese mal que, se estima, afecta a, ni más ni menos, un uno por cierto de la población. 

Alejandro Hernández Dorta no le quita ni un ápice de gravedad al trastorno afectivo bipolar, y su implicación con el colectivo de afectados ha sido a temporadas de su vida –como pudo ser durante la escritura de este libro– a tiempo completo, llegando a ser socio fundador y a ocupar importantes cargos de la Asociación Bipolar en Canarias. Además, tiene un Canal de Youtube y una página en Facebook dedicados a esta causa –llamados ambos exactamente igual que el título del libro: De bipolar a bipolar– donde profundiza y comparte aún más sus conocimientos sobre la enfermedad.

Por lo demás, el autor es un diplomado en magisterio con la especialidad lengua extranjera que no ejerce la profesión, y que tiene gran sensibilidad por las artes. El padecimiento de la enfermedad no le impide llevar una vida satisfactoria y, las dificultades que le permiten el desarrollo de una vida laboral activa, las palía teniendo gran parte del tiempo ocupado en sus dos grandes pasiones: la fotografía artística y la escritura. 

De hecho, al libro «De bipolar a bipolar» –editado por dos editoriales diferentes y posteriormente de difusión gratuita en este enlace– habría que sumar, como otra obra del mismo autor, el compendio de relatos titulado «En busca de Avalon». Esa faceta cuentista de Alejandro Hernández, a modo de demostración, también la podemos encontrar en este libro, y es que, en sus últimas páginas, decidió acabar el libro con un estremecedor relato dedicado a estos enfermos y titulado «El amor bipolar».
Alejandro Hernández Dorta

Publicado por Jesús Rojas.

viernes, 16 de agosto de 2019

La tregua - Mario Benedetti


Título: La tregua
Autor: Mario Benedetti

Páginas: 208

Editorial: Alianza

Precio: 10,50 euros

Año de edición: 2011

Esta novela, la segunda publicada por Benedetti, fué escrita durante cinco meses en 1959 y publicada al año siguiente, en 1960. Cuenta en forma de diario del protagonista la historia de un funcionario, viudo, solitario y sentimental que, cuando tiene la jubilación al alcance de la mano, a siete meses del final de su carrera, se enamora perdidamente de una chica más joven que él. La ternura de ese amor, el terremoto que supone en su visa, cómo va adoptando una ueva rutina de vida, las reacciones de los dos enamorados, los amigos, sus tres hijos y la evolución de la historia están contados con verdadera maestría.

Es algo más que una historia de amor por la sensibilidad del narrador, un escritor que siempre me ha parecido un romántico impenitente, tierno, sensible, un poco chapado a la antigua y algo melancólico. Digamos que es, un escritor triste y a la vez optimista, con vocación de persona alegre. En esta ocasión, la historia es muy buena y está resuelta con elegancia y eficacia. Una novela de amor, sincera y llena de poesía, que es verdadero placer leer por su naturalidad y su falta de afectación. Un gran libro.

A la vez, dibuja un panorama de la sociedad uruguaya a través de un elenco de personaje típicos e inolvidables: el amigo Aníbal, los compañeros Viñales y Escalante, los hijos, los compañeros de la oficina... y de una desencantada descripción de los engranajes de la burocracia ministerial, con sus miserias, sus enchufes y sus sobornos (coimas en el Uruguay de entonces).

Hay algún que otro americanismo más, nada importante, que desde luego no entorpece la lectura, algún dicho curioso, como «tocar madera sin patas» para evitar la mala suerte, y una prosa llena de ritmo, con una cadencia maravillosa.

Hay un ligero aroma machista en el libro, incuso cierta homofobia, hay que reconocerlo, pero a pesar de eso, se trata de una gran novela, que vale la pena leer. Me quedo con la pericia narrativa que muestra y con la delicadeza de los sentimientos que expresa.

Una excelente novela, una novela de amor que ni es una novela rosa ni una novela psicológica, sino una narración realista y creíble que funciona bien y arrastra al lector.

Mario Benedetti (Paso de los Toros, 1920-2009) es un famoso poeta y escritor uruguayo, autor de más de 80 libros y traducido a más de 20 idiomas. Fué taquígrafo, vendedor, cajero, contable, funcionario y periodista. Vivió entre Montevideo y Buenos Aires. Ha tocado casi todos los géneros, novela, relatos, poesía, ensayo y teatro, ha ganado numerosos premios y es una de los poetas actualmente más conocidos y populares. ¿Quién no se sabe de memoria al menos unos versos de Mario?

Mario Benedetti
   
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 14 de agosto de 2019

La retornada - Donatella Di Pietrantonio


Título: La retornada
Autora: Donatella Di Pietrantonio

Páginas: 256

Editorial: Duomo

Precio: 16,80 euros

Año de edición: 2018


Dura historia de una niña que siendo muy pequeña es «regalada» por su familia a unos parientes sin hijos y que pasados unos años es devuelta a su familia biológica.

Con este resumen no apetece mucho acercarse a esta novela. Es lo que me ocurrió cuando me la recomendaron en la librería nada más editarse en España. Luego fui leyendo críticas elogiosas y por fin, me decidí a leerla. Y no me he arrepentido. Claro que es un dramón, pero está tan bien tratado y tan bien escrito que enseguida se me fueron todas las reticencias y me sumergí de lleno en la historia que, desde el primer momento, atrapa emocionalmente.

Muy de agradecer es la extensión de la novela, que me parece más que adecuada. Es uno de los libros en los que la cantidad de páginas está en relación inversa al efecto producido, lo que se debe al buen hacer de su autora, en especial, a su medida contención. Es de esos libros que, una vez leídos, nos impone un tiempo de transición ante de emprender otra lectura, pues nos dejan poso en la cabeza y allá donde surgen los sentimientos.

La autora nos hace sumergirnos de inmediato en ese ambiente sórdido de pobreza y penuria cotidianas de mediados de siglo pasado, en un paisaje ubicado en Italia, pero que muy bien podría haber sido en España. Una familia de adopción que en un momento determinado y sin una explicación, rechaza vergonzantemente a la niña que recibió en una donación sin reglar -como se hacían este tipo de adopciones hasta no hace tanto tiempo- y la devuelve sin previo aviso a su familia biológica, a la que ya no conoce y donde no es bien recibida.

La joven tiene que hacerse un hueco en el que vivir en esa familia mísera y miserable que, si en el momento que prescindió de ella era porque «sobraba», cuando retorna no es más que un fastidio mayor. Su sentimiento queda muy bien reflejado cuando en un momento dice «Me siento huérfana de dos madres vivas». Pero, como dice el refrán, cuando se cierra una puerta se abre una ventana. Encuentra en su hermana pequeña una aliada fundamental para entender ese mundo nuevo del que no sabe nada y para el que no tiene recursos, y, gracias a ella, va soportando, toda esa hostilidad tan diferente a la comodidad y afecto de los que viene. A la vez, está despertando a la vida y a los descubrimientos naturales de la edad -13 años- como a la sensualidad que apunta a una concreción que se prevé desastrosa. A todo esto, se añade su obsesión por descubrir la verdad que encierra su devolución. Muchas y duras tareas. Intensidad asegurada.

Es una novela narrada en primera persona, lo que imprime, si cabe, mayor grado de verosimilitud a un relato que describe una realidad no tan lejana. Lo que nos cuenta, ya como adulta que no puede olvidar el doloroso pasado, nos hace pensar en los niños que sufren infancias traumáticas -sean cuales sean las causas- y de cómo les condiciona toda la vida. Por tanto, la reflexión inmediata es acerca del derecho de todos los niños a tener buenas infancias, y hay que recordarlo porque es un derecho que aún en la actualidad, desgraciadamente, solo tenemos una parte de la población mundial, la privilegiada.

Donatella di Pietrantonio
La autora, Donatella Di Pietrantonio, es una odontóloga infantil en ejercicio aficionada desde niña a la escritura y que, con sus hasta la fecha tres novelas, ha conseguido premios: el Tropea con la primera «Mia madre», y el Brancati por la segunda, «Bella mía». Con ésta, «La retornada», en 2017 ganó el premio de los Libreros italianos y el prestigioso Campiello. En España no la conocíamos pues no había sido traducida hasta ahora y hemos descubierto una autora con gran sensibilidad y buen hacer. Ojalá que pronto podamos leer sus otras obras.
    
Donatella Di Pietrantonio

Publicado por Paloma Martínez.

lunes, 12 de agosto de 2019

Cien mejor que uno - James Surowiecki


Título: Cien mejor que uno
Autor: James Surowiecki
  
Páginas: 352

Editorial: Urano

Precio: 5,95 euros

Año de edición: 2005 

Este interesantísimo ensayo trata con amenidad y en detalle la cuestión de en qué ocasiones y por qué, la opinión de un gran número de personas es más acertada que la de un solo individuo. Y la verdad es que, si bien es un poco exagerado hablar de «la sabiduría de la muchedumbre», en más ocasiones de las que parece es cierto que la multitud parece ser sabía. Como veo que ponéis cara de escepticismo, vayan algunos ejemplos por delante.

El libro arranca con la historia del físico inglés Francis Galton (Birmingham, 1822-1911), que estaba convencido de que siempre era mucho mejor consultar a un experto que hacer una votación. En una feria de ganado vió que había un concurso que premiaba al que más se acercase al peso final en canal de un enorme toro que podía verse allí, vivito y coleando. El bueno de Galton consiguió que le dieran las más de 800 estimaciones que habían hecho los asistentes, halló la media y para su sorpresa el resultado se diferenció de la cifra real, unas 1200 libras (544 kg), ¡en solo una libra! (454 gr).

Otro caso sorprendente: en el concurso televisivo «¿Quién quiere ser millonario?», los datos estadísticos dicen que el comodín del público acierta en más del 90 % de las ocasiones, mientras que el comodín de la llamada al experto se queda en un discreto valor en torno al 65 %. Curioso ¿verdad? Como que en el problema de adivinar cuántas gominolas hay en un tarro a simple vista, lo mejor es preguntar a toda una clase y hallar la media.

Por supuesto, no para todas las cuestiones es buena idea preguntarle a la multitud, en este ensayo se plantea una clasificación de problemas a resolver y se discute en qué casos la muchedumbre suele acertar. Por otro lado, la gente consultada debe ser variada, debe formar un grupo suficientemente grande y debe dar su respuesta de manera individual e independiente, sin saber lo que responde el resto ni dejarse influir. Pero hay en este texto algunos ejempos de problemas mucho más complejos y especializados, en los que se hizo el experimento de preguntar a un gran número de personas y acertaron.

En este asombroso ensayo se discuten y analizan mucho casos diferentes, entre otros, problemas de cooperación, de coordinación y problemas prácticos, se estudia qué condiciones tienen que darse en un grupo pequeño de expertos para que den una buena respuesta, cuándo funcionan bien los jurados y cuando no, se analiza en qué situaciones puede ser buena idea preguntar a la multitud, cómo hacerlo para que acierte y en qué casos vale más no hacerlo. 

Una obra interesantísima, que encierra más de una sorpresa y que hace pensar al lector. Junto con «Pensar rápido, pensar despacio» de Daniel Kahneman (reseñado aquí), constituye una base imprescindible para iniciarse en el problema de cómo tomamos decisiones los humanos y cómo evitar los principales problemas que las sesgan y hacen que nos equivoquemos. Por añadidura hay un capítulo muy atractivo acerca de cómo se aceptan y rechazan teorías científicas, y cómo la comunidad científica construye la verdad aceptada en cada momento..

Cada vez me interesa más esto de la «decisiología». 

James Surowiecki (Meriden, 1967) es un periodista estadounidense. Nació en una pequeña localidad de Conneticut, pero creció en Puerto Rico, donde ganó algunos concursos escolares de redacción.  Estudió Historia Americana en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y se doctoró en Yale

Luego se convirtió en periodista financiero, ha colaborado en un gran númerode publicaciones, entre otras en The New York Times y Wall Street Journal. Desde hace algunos años tiene una columna fija en The New Yorker.

En el 2004 publicó su gran éxito editorial «The Wisdom of Crowds» (en español, «Cien mejor que uno») sobre la sabiduría de los grandes grupos, antes de que apareciesen las redes sociales.

James Surowiecki

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

sábado, 10 de agosto de 2019

Calor y sensibilidad

Hao Huang en uno de sus viajes

Hao Huang, un joven y brillante matemático chino de Shantou, graduado en la Universidad de Pekín, doctorado en UCLA y actualmente profesor de la Universidad de Emory (Estados Unidos), ha demostrado la llamada Conjetura de la Sensibilidad, cuya demostración se resistía a matemáticos y teóricos de la informática desde 1989, hace ya 30 años.

¿Qué en qué consiste el que desde ahora es ya el Teorema de la Sensibilidad? Pues tiene que ver con los algoritmos (métodos matemáticos o simplificando, fórmulas) complejos para tomar una decisión final que puede ser un sí o un no. Hay varios métodos formales de describir numéricamente un algoritmo de decisión. En concreto, se puede cuantificar su grado de complejidad, que depende del número de mediciones o variables individuales que intervengan en el algoritmo de decisión. 

Por ejemplo, para decidir si el riesgo de incendio es preocupante existe el famoso algoritmo de los tres treintas, según el cual más de 30º de temperatura, más de 30 km/h de velocidad del aire y menos del 30 % de humedad relativa suponen un riesgo de incendio muy alto. En ese caso el algoritmo depende de tres mediciones o variables, su grado de complejidad es 3.

Por otro lado, también se puede cuantificar su sensibilidad, o dependencia del resultado final frente a pequeñas variaciones en los datos individuales que intervienen. Por ejemplo, si en algún momento hay una votación que se decide por mayoría simple, un solo voto puede decidir e inclinar la balanza hacia uno u otro lado. El grado de sensibilidad de un algoritmo de decisión es el número máximo de datos individuales a los que el algoritmo puede llegar a ser sensible si se dan las circunstancias adecuadas.

Lógicamente, el grado de sensibilidad siempre será menor que el grado de complejidad. Pues bien, el Teorema de la Sensibilidad describe en detalle la relación entre esos dos grados y establece que el grado de complejidad es proporcional al grado de sensibilidad elevado a cuatro.

Hay varias circunstancias que han rodeado a la demostración que son realmente llamativas. En primer lugar, Hao Huang ha necesitado solo dos páginas para demostrar la conjetura (véase su artículo) y otro matemático, Ryan O'Donnell (Universidad Carnegie Mellon), ha resumido la demostración en los 282 caracteres de un tuit:
 
Ex.1: ∃edge-signing of n-cube with 2^{n-1} eigs each of +/-sqrt(n) 

Interlacing=>Any induced subgraph with >2^{n-1} vtcs has max eig >= sqrt(n) 

Ex.2: In subgraph, max eig <= max valency, even with signs 

Hence [GL92] the Sensitivity Conj, s(f) >= sqrt(deg(f))

Y por otro lado, parece que nuestro matemático se encontraba en Madrid cuando tuvo su Eureka particular, encerrado en la habitación de hotel porque no aguantaba la ola de calor de finales de junio pasado, mientras su mujer, también matemática, visitaba el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) de la Universidad Autónoma de Madrid. Y es que a veces, no hay bien que por calor no venga.

No me resisto a resumirlo en forma de cuento:

Érase una vez un joven y brillante matemático chino, que viajó de vacaciones a Madrid junto a su esposa un caluroso verano, para conocer la capital española. Pero una ola de calor, extraordinariamente intensa, hizo que decidiera quedarse un día entero en el hotel, cerca del aire acondicionado y sin pisar la calle, mientras su mujer recorría la ciudad.

Como se aburría, se puso a repasar fórmulas y teoremas en los márgenes de los folletos turísticos que tenía a mano y hete aquí que encontró una maravillosa demostración, tan elegante que cabe en un tuit, del teorema que contiene la fórmula que relaciona la sensibilidad con la complejidad. Y es que cuanto más complejo es un sistema, más sensible es, también al calor. 

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 8 de agosto de 2019

La hija de la española - Karina Sainz Borgo

               
Título: La hija de la española
Autora: Karina Sainz Borgo

Páginas: 224

Editorial:Lumen

Precio: 17 euros

Año de edición: 2019 

No me suelen llamar la atención las novelas que vienen precedidas de una gran publicidad y la de ésta fue enorme en la Feria del libro de Fráncfort. Las editoriales más prestigiosas de más de 20 países compraron  los derechos de edición y ha sido un éxito de ventas extraordinario. Consecuentemente, la red está llena de comentarios y reseñas positivas de la obra. Y creo que no les falta razón.

La historia que nos cuenta es, por desgracia, común a lo largo de la presencia del ser humano en el mundo. El sufrimiento extremo de las personas que en su país de origen padecen persecución, tortura y muerte porque el poder ha sido tomado por unos codiciosos sin escrúpulos, unos iluminados que creen que solo ellos tienen la verdad, ambiciosos sin medida, ignorantes, al fin, que como no pueden argumentar frente a quienes no comulgan con sus ideas, deciden imponerlas por la fuerza. Es el principio de la espiral de una violencia que comienza encarcelando y torturando, y llega al vil asesinato. Esta situación provoca que muchos valientes, que no pueden soportar bajar la cabeza y someterse, o bien disimular y callar, o quienes sienten ya físicamente el cerco de los perseguidores, decidan huir en el último momento en busca de otra supervivencia, otra vida en la que, indefectiblemente, cargarán con la culpa de no haber resistido, de no haber luchado lo suficiente para que su país saliera de su situación.

Estamos en Venezuela en los momentos –que ya duran demasiado- de la revolución «redentora» en donde prima el «todo por el pueblo pero sin el pueblo», pero en este caso, sin ilustración.

¿Qué es, a mi juicio, lo diferente de esta narración que parte de la propia experiencia de la autora, venezolana afincada en España? La forma de relatarlo. Es periodista y se nota porque imprime al relato una agilidad propia de quien no se recrea en la descripción, sino que va al meollo de los asuntos, no se demora en cuestionamientos, sino que plantea su visión sin justificaciones. No evita la descripción del terror institucional que somete a toda una población, ni sus métodos corruptos revestidos de necesidad. De esa manera, como lectores inmersos en la historia, nos reafirmamos en nuestras convicciones previas y evidenciamos -una vez más- que el miedo producido por unos pocos que detentan –por muy legal que haya sido su elección- el poder es un motor determinante para aniquilar el deseo más legítimo de las personas: la libertad.

Las consecuencias del exilio que nos muestra la autora recuerdan a lo que cuenta María Zambrano, quien, tras 40 años de exilio, tuvo que «hacer las paces» consigo misma para poder aceptarlo como parte esencial de su propio ser. Porque, como a la autora de esta novela, la culpa le supuso durante un tiempo mortificación. 

Preguntada sobre si es o no «autoficción» esta primera novela suya, la autora lo rechaza de plano diciendo de la protagonista: «Yo comparto con Adelaida Falcón, territorio y generación, pero ella es la síntesis de muchas otras personas, de mujeres y de hombres que he conocido a lo largo de estos años».

Una novela que me he alegrado de haber leído a pesar de la prevención con la que la comencé. La autora dice que ella ha escrito una novela porque quería emocionar. Y lo ha conseguido.
   
Karina Sanz Borgo

Karina Sainz Borgo, hija de inmigrantes europeos, periodista cultural, nació en Caracas en 1982 y reside en Madrid desde 2006. Dice que siente su mezcla de identidades, nacionalidades e ideologías, como conformadoras de su forma de ser y de su particular visión de la vida y de la manera de contarla, pero reconoce que el hecho de haber salido de su país es lo que más le ha influenciado para ser quién es. 

Ha publicado los libros de periodismo «Caracas hip-hop» (Caracas, 2007) y «Tráfico y Guaire» así como «El país y sus intelectuales» (Caracas, 2007). Mantiene el blog Crónicas barbitúricas. Trabaja como periodista especializada en temas culturales para medios digitales como VozpopuliProdavinci.

Publicado por Paloma Martínez.