sábado, 25 de mayo de 2019

Breve historia de los colores - Michel Pastoureau y Dominique Simonnet


Título: Breve historia de los colores
Autores: Michel Pastoureau y Dominique Simonnet


Páginas: 126

Editorial: Paidós

Precio: 16 euros

Año de edición: 2005


En realidad este libro más que una historia formal es una entrevista realizada por el periodista e intelectual Dominique Simonnet al gran historiador y medievalista Michel Pastoureau sobre la historia de los colores y su simbolismo en occidente.

Todo el contenido del libro llama la atención y parece mentira que no se le haya ocurrido a nadie analizar y escribir mucho más sobre algo tan influyente, omnipresente y cotidiano como el significado de los colores. El índice en sí, resulta ya sorprendente: para Pastoureau existen culturalmente solo seis colores importantes: azul, rojo, verde, amarillo, blanco y negro. El resto, rosa, naranja, violeta, salmón, marrón..., es interesante pero son simbólicamente secundarios; por cierto, es curioso que su nombre suela proceder de una flor, una fruta o un pez. Por ejemplo, marrón viene del francés marron (castaña), y a veces se llama castaño. El libro está lleno de curiosidades:

El azul ha pasado de ser un color olvidado y menospreciado, por ejemplo en la Odisea no se nombra (el mar es negro) porque no había un término para designarlo, a convertirse en el color más positivo, de la mano de la ONU, la Unión Europea y la policía de muchos países. Es el color favorito de occidente desde finales del siglo XIX. El color favorito de los japoneses, en cambio, es el negro.

En la Edad Media se comenzó a pintar el cielo de azul, fué el color de la Virgen María (que está en el cielo) y de ahí devino en un color muy preferido y en el tono de las niñas. Sí, hasta los años 40, las niñas vestín de azul y los niños de rojo, el color de la acción, la guerra y el uniforme de muchos ejércitos, o incluso de rosa.

Las novias se casaban de rojo hasta que la reina Victoria de Inglaterra se casó con un vestido blanco en 1840. El amarillo se ha quedado con todas los aspectos negativos porque los positivos se las llevó en algún momento el dorado, el color del sol, el oro y el emperador nipón.

De todo el texto nos podemos quedar con varias conclusiones: la gran influencia de la cultura y de hechos fortuitos, que disparan tendencias sociales y cargan las cosas de significados que luego parecen intrínsecos e inamovibles; lo relativo de las convenciones sociales y los símbolos, y a la vez su enorme influencia, y que todos los colores tienen connotaciones positivas y negativas, depende de las circunstancias históricas y sociales el que predominen unas u otras.

Si dudáis de la fuerza de las convenciones sociales, os reto a que encontréis unas zapatillas deportivas para mujer que no tengan algo de rosa o de violeta.

Un libro muy curioso e interesantísimo, que se lee en un suspiro y deja al lector con ganas de leer más sobre un tema que resulta por igual apasionante y revelador. Resulta fascinante saber algo sobre cómo funcionan las sociedades humanas, se generan, modifican y destruyen significados, y la influencia de los símbolos en nuestra vida cotidiana. Una obra fantástica.

Dominique Simonnet, politólogo, escritor y periodista, ha sido Jefe de redacción de «L'Express» hasta 2007 y es autor de  una veintena de novelas y ensayos. Destaca su labor como divulgador de temas tan dispares como el arte, la historia y la política. Ha publicado ensayos muy interesantes sobre los atentados del 11-S a las torres gemelas, la historia del amor o la política estadounidense.

Fué uno de los pioneros el ecologismo con su libro «El ecologismo» (1979), enseña periodismo en la Universidad París V y es presidente de la Asociación de Periodistas Científicos de la Prensa Informativa  (AJSPI).

Dominique Simonnet

Michel Pastoureau (París, 1947) es un historiador francés especializado en la Edad Media. Estudió en la  École Nationale des Chartes de archivos y bibliotecas, y graduó con un trabajo sobre el bestiaro heráldico medieval.

Ha sido archivista y paleógrafo de la biblioteca Nacional de Francia y desde 1983, Catedrático de simbología occidental y Jefe de estudios de la École Pratique des Hautes Études de la Sorbona. Ha publicado más de 20 años sobre la historia de los símbolos en occidente, heráldica, el santoral, numismática y algunos colores, como la historia del azul y del negro. Su gran obra es «Una historia simbólica de la Edad Media occidental», reflejo de 30 de enseñanza especializada. 

Michel Pastoureau

Publicado porAntonio F. Rodríguez. 

viernes, 24 de mayo de 2019

Tiene que ser aquí - Maggie O'Farrell


Título: Tiene que ser aquí
Autora: Maggie O'Farrell

Páginas: 480

Editorial: Libros del Asteroide

Precio: 23,95 euros

Año de edición: 2017
 

Descubrí por casualidad a esta original escritora norirlandesa gracias a «Sigo aquí» (2017), me he animado a leer su anterior novela «Tiene que ser aquí» (2016) y no me ha decepcionado en absoluto. Es buenísima, muy creativa e innovadora.

Bueno, empecemos por el principio. Es una novela dividida en 27 capítulos, con títulos tan chocantes y sugerentes como «Lo que debe de sentir un cerrajero», «Exactamente como el cobre oxidado» o «La típica casa en la que uno se pierde», frases enigmáticas que van tomando sentido según avanza la lectura y acaban por coincidir con una frase clave del texto. 

Cada capítulo puede leerse como un relato independiente, comienza siempre in media res y está narrado en primera persona por uno de los miembros de la familia más cercana del protagonista, Daniel. Y aunque cada episodio implica un cambio el narrador, un salto temporal y un contexto completamente nuevo, el lector va encajando esos fragmentos, como piezas de un puzle, hasta completar la historia completa, que se remata con un final abierto a la esperanza.

¿Qué de qué va la historia? Pues de la crisis emocional que atraviesa el protagonista cuando un recuerdo del pasado le obliga a echarla vista atrás, solucionar algo pendiente y acaba poniendo en peligro su matrimonio con la que parece ser la mujer de su vida. El tema que recorre todo el libro es el aroma de los divorcios, llenos de amor intenso y también de desamor, de afectos y pérdidas, junto con todos los efectos colaterales que se arrastran con los hijos, parientes, amigos y conocidos. Un tema poco tratado, que creo que la O'Farrell analiza con maestría en multitud de situaciones dramáticas muy bien traídas.

Una novela muy potente, con estructura, que juega con el lector y sus expectativas, que nos plantea un rompecabezas que obliga a estar muy atento para encajar todos los cabos sueltos y acaba produciendo una novela magnífica. Me encanta Maggie O'Farrell.

Aquí os dejo un enlace en el que podéis leer en el que podéis leer el primer capítulo de este libro, titulado «Tengo una sensación rarísima en las piernas», y una entrevista en la que la autora habla de esta novela:
 

Maggie O'Farrell (Coleraine, 1972) es una escritora norirlandesa. Nació en un pueblecito de Irlanda del Norte, para crecer luego en Gales y Escocia. A los ocho años perdió un año de clase debido a una enfermedad vírica que le marcó de por vida.

Está casada con el también escritor William Sutcliffe, con el que ha tenido tres hijos. Ambos residen actualmente en Edimburgo (Escocia).

Comenzó trabajando como periodista, hasta que se vió despedida y en una situación difícil y se vió obligada a escribir para sobrevivir. Ha publicado siete novelas hasta ahora, con las que ha conseguido el Premio Somerset Maugham y el Premio Costa de Novela.
    
Maggie O'Farrell

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

jueves, 23 de mayo de 2019

Puñal de claveles - Carmen de Burgos


Título: Puñal de claveles
Autora: Carmen de Burgos

Páginas: 163

Editorial: Letra mayor 

Precio: 15 euros 

Año de edición: 2017

¿Conoció Lorca esta novela, aparecida en 1931, sobre los sucesos del crímen de Níjar, que le sirvieron de base para escribir «Bodas de sangre», publicada en 1933? 

No hay constancia de ello, pero lo lógico es pensar que sí. Lorca era un autor y un intelectual que se mantenía muy al día y es más que probable que conociese esta obra publicada por la archiconocida periodista almeriense (la primera mujer española con carnet de periodista) sobre un sangriento crimen pasional que conmocionó a toda Andalucía.

Los hechos fueron estos: la noche del 22 de julio de 1928, la víspera de la boda concertada por interés por las familias entre Francisca y Casimiro, la novia se fugó a caballo del Cortijo el Fraile (Níjar) con el amor de su vida, su primo Francisco; pero  los ocho kilómetros encontraron a Francisco bañado en sangre y a Francisca con la ropa rota y signos de haber sido atacada. El hermano del novio y su mujer había atacado a la pareja, le descerrajaron tres tiros a Francisco y habían intentado estrangular a la novia, que había quedado inconsciente, pero viva. Los asesinos fueron condenados a 7 años él y 3 ella. El crimen les salió barato.

La trágica historia quedó incorporada a la cultura popular en un romance anónimo, que corrió de boca en boca durante años. Carmen de Burgos utilizó esa historia para escribir «Puñal de claveles» y Federico García Lorca, «Bodas de sangre».

Los dos enfoques son bien distintos. Mientras que Lorca se centra en la esencia dramática de la historia para componer una tragedia sobrecogedora, pura y cegadora, primigenia, acerca del sexo, el amor, la familia y la muerte, Carmen de Burgos compone una novela corta en la que quiere destacar la liberación de la novia, que es capaz de negarse a cumplir el mandato familiar y se fuga con su enamorado.

La novela que nos ocupa es además una narración realista y costumbrista, punteada de detalles que describen la vida cotidiana en los cortijos andaluces, como la ley de la hospitalidad, las camas altas de varios colchones, la costumbre de comer en la olla y sin platos, bjo la consigna de cucharada y paso atrás, el acendrado clasismo rural que reinaba en aquellos años... todo un fresco de la vida social de la época en el campo andaluz.

La obra de Lorca resulta más poética, simbólica y arquetípica, pero la novela de de Burgos está muy bien narrada, es un texto muy bueno, intenso y lleno de sabor, que se disfruta párrafo a párrafo y que además, acaba bien.

Creo que es muy interesante leer las dos obras consecutivamente y en orden cronológico, primero esta novela y luego «Bodas de sangre», para comparar y ver analogías y diferencias. Resulta de lo más interesante. Y esta novela por sí misma, de verdad que es antológica. Una gran novela.

Carmen de Burgos (Almería, 1867-1932), hija del vicecónsul de Portugal en Almería, que poseía tierras, minas y el cortijo La Unión, creció en Rodalquilar (Níjar). A los dieciséis años se casó con un periodista doce años mayor que ella, un vividor que no tardó mucho en engañarla. Carmen llevó una vida muy independiente y acabó separándose. 

Estudió Magisterio y obtuvo una plaza de profesora en la Escuela Normal de Maestras de Guadalajara. Colaboró publicando artículos y crónicas primero en «El Globo» y luego en «El Dario Universal», con el seudónimo de Colombine y defendiendo los derechos de la mujer con textos como «La mujer y el sufragio» o «La inspección de las fábricas obreras».

Fué la primera mujer reconocida en España como periodista profesional, un activista que hizo campaña a favor del divorcio y del sufragio femenino. Se ganó la admiración de Giner de los Ríos y de Blasco Ibáñez, con el que se dice que tuvo una aventura.

Consiguió una beca para estudiar los métodos de enseñanza en otros países y estuvo viajando durante un año por Italia, Francia y Mónaco. Fundó una tertulia literaria que se hizo famosa, «La Tertulia modernista», donde conoció a un Ramón Gómez de la Serna de dieciocho años, del que se enamoró y con el que mantuvo una intensa relación amorosa y literaria durante veinte años.

Fué una activista y una pensadora, que se relacionó con Gregorio Marañón, Galdós, Blasco Ibáñez, Cansinos Assens, Juan Ramón Jiménez y toda la clase intelectual de aquellos años. Una pionera del feminismo que creía en la libertad y el goce de vivir. Nos dejó una veintena de ensayos, once novelas, relatos y una larga lista de traducciones, obras prohibidas durante el franquismo y hoy, lamentablemente olvidadas.

Carmen de Burgos

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

miércoles, 22 de mayo de 2019

La acompañante - Nina Berbérova

      
Título: La acompañante
Autora: Nina Berbérova

Páginas: 128

Editorial: Contraseña

 
Precio: 15 euros
 
Año de edición: 2018

Esta novela, publicada originalmente en ruso en 1935, narra la curiosísima historia de una pianista, poco agraciada, mísera y perdedora por naturaleza, que se convierte en la acompañante de una soprano brillante, hermosa y triunfadora. La depresiva pianista desarrolla contradictorios sentimientos de amor y odio, de admiración y envidia hacia la cantante, que se convierte en su benefactora y siempre la trata bien.

Una curiosa narración, sobre esas dos mujeres de gira en París, escrita desde el punto de vista de la acompañante, en forma de diario íntimo y personal que alguien encontró por casualidad en la tienda de un chamarilero. La situación se complicará con la peculiar relación que mantiene la cantante con su marido y con la legión de admiradores que la corteja.

Los personajes están bien dibujados, con profundidad y riqueza de matices, el desenlace resulta inesperado y a la vez, natural, y toda la novela mantiene un nivel narrativo muy alto. Estámuy bien escrita y tiene como aliciente añadido un buen número de aspectos interesantes, como el que en San Petersburgo se adelantaban en abril 3 horas, la descripción de los efectos de la Revolución de octubre y detalles de la vida social de los exiliados rusos en París. 

Una estupenda novela de exilio y música, de sentimientos y afectos. Una buena ocasión para conocer a una gran escritora que ha permanecido olvidada durante décadas.

Nina Berbérova con su marido en Sorrento en 1925

Nina Berbérova (San Petersburgo, 1901-1993) fué una escritora rusa, conocida entre otras cosas por narrar la vida de los exiliados de su país en París después de la Revolución de octubre.

Hija única de un funcionario, tuvo que salir de su patria  alos 21 años y su exilio la llevó a escribir, siempre en ruso, en Berlín, París, en donde vivió 25 años, y en Estados Unidos. Fué profesora en las Universidades de Princeton y Yale. Estuvo casada con el también escritor Vladislav Jodasévich

A pesar de que escribió durante toda su vida, elreconocimiento no le llegó hasta 1985, cuando sus obras empezaron a traducirse a otros idiomas a partir del ruso original.

Nina Berbérova

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

martes, 21 de mayo de 2019

El vaso de plata - Antoni Marí


Título: El vaso de plata
Autor: Antoni Marí

Páginas: 113

Editorial: Libros del Asteroide


Precio: 13,95 euros

Año de edición: 2009

Esta intensa y bella novela se compone de 14 capítulos que funcionan perfectamente como relatos independientes y completos en sí mismos, narraciones cortas en las que el autor novela sus recuerdos de infancia, así que es a la vez un libro de cuentos, una novela y un volumen de memorias.

Toma como índice las obras de misericordia, las siete corporales y las siete espirituales y engarza con soltura y naturalidad en cada capítulo un episodio de sus primeros años muy relacionado con cada una de esas obras misericordiosas en un admirable ejercicio de estilo que muestra una vez más que las barreras formales que a veces se autoimpone un autor potencian su creatividad más que limitarla.

Es un libro de formación, un tema clásico que me fascina y que da mucho de sí. Una novela que describe al paso de la adolescencia a la edad adulta y cómo el protagonista va descubriendo el amor, la muerte y las claves de la vida. Esa etapa de transición, en la que buscamos compulsivamente diferenciarnos, está admirablemente retratada en estas páginas.

Se trata de una familia de cuatro hermanos, bien situada en la Ibiza del franquismo y las anécdotas y sucedidos son de lo más jugoso. Merece mención apate la entrañable figura del abuelo y su relación con el protagonista, pero la descripción indirecta que hace el autor del ambiente familiar, las costumbres de la época y los usos sociales resulta también muy interesante.

Las historias están contadas con un lenguaje elegante, con sensibilidad poética, delicadeza y sensibilidad. Son textos que se pueden considerar líricos, sin ningún subrayado molesto e innecesario, escuetos, sencillos y directos. Una maravilla.

Este libro apareció en 1992 y ha sido reeditado con gran acierto por la editorial Libros del Asteroide en su colección Huellas de ida y vuelta, que intenta rescatar del olvido obras de calidad, ya publicadas, que han pasado, en cierta medida, desapercibidas. Esta edición cuenta con un espléndido prólogo de Ignacio Martínez de Pisón, muy atinado y oportuno.

En resumen, el libro, en su brevedad, ha sido para mí un verdadero descubrimiento, una obra de muchos quilates y un texto de amplio espectro, que creo que gustará a todo tipo de lectores. 

Antoni Marí (Ibiza, 1944) estudió Filosofía y Letras y actualmente es catedrático de Teoría del Arte en la Universidad Pompeu Fabra. Se ha especializado en el estudio de las ideas estéticas, literarias y musicales de los siglos XVIII y XIX.

Ha escrito poesía, ensayo y novela, que han sido traducidas a varios idioma y con las que ha ganado varios premio, como el Premio Ciudad de Barcelona y el Crítica Serra d’Or.

Antoni Marí

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

lunes, 20 de mayo de 2019

La única historia - Julian Barnes


Título: La única historia
Autor: Julian Barnes

Páginas: 240

Editorial: Anagrama
 
Precio: 19,90 euros

Año de edición: 2019


«¿Preferirías amar más y sufrir más o amar menos y sufrir menos?». Con esta pregunta arranca la última novela del inglés Julian Barnes, publicada en inglés el año pasado y traducida rápidamente al castellano. Ese inicio nos anuncia ya que se trata de la historia de un amor tan apasionado como desgraciado.

Y así es, bajo la hipótesis de que cada uno de nosotros tiene una historia de amor en su vida, ya sea no correspondido, traicionado, feliz o de cualquier otro tipo, que es nuestra historia más auténtica y fundamental, nuestra aventura en la vida, la única historia que de verdad cuenta, el autor nos cuenta la crónica de un amor difícilentre un jover de 19 años y una mujer casada de 48.

Las cosas no son fáciles con una diferencia de edad así, más aún en una sociedad como la británica, en la que las convenciones sociales son muy fuertes todavía. La novela está  escrita con los ingredientes habituales de esta admirable autor: fino y suave humor inglés, precisión de lexicógrafo, pulcritud en el lenguaje, inteligencia, un punto de distanciamiento y a la vez, una sobrecogedora sensibilidad. Una combinación muy british.

Abundan los hallazgos felices y las frases afortunadas: «Creo que no es nada deportivo pegarle a una pelota inmóvil (hablando del golf)», «El amor es una institución... para enfermos mentales», «En el amor, todo es verdad y mentira. Es el único ámbito en el que no se puede decir un absurdo», «El primer amor sienta una pauta para toda la vida».

También incluye una teoría completa sobre los crucigramas, una buena exposición de las claves de comportamiento de la sociedad inglesa y un evocadora descripción del enamoramiento de una pareja, con sus bromas fundacionales, sus palabras talismán y su complicidad. Resulta inevitable que al leer esta historia resuenen en la memoria del lector las claves de la suya, de su única historia, de cuando se enamoró o de las veces que se ha enamorado. En realidad, la única aventura que vivimos todos, al menos una vez, en la época en la que los polos y todas las selvas están exploradas. Una aventura en la que nos jugamos la vida, al menos metafóricamente.

¿Cuánto habrá de autobiográfico en esta obra? No lo sabemos, aunque en cualquier caso, respira autenticidad y resulta significativo que el autor, tristemente viudo desde hace algunos años, vuelva al terreno del amor y la pérdida con su capacidad de análisis habitual.

El libro se divide en tres partes, la primera, narrada en primera persona por el joven Paul, describe el enamor en todo su esplendor; la segunda, cuenta la separación de ella y la aventura de irse a vivir junto, y la tercera, parcialmente narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, describe el triste final de la historia. El desenlace, duro, muy duro, recuerda la pertinencia de la pregunta con que se abre el libro y deja una cierta desazón inevitable.

Pero en conjunto es una novela excelente, en la que este escritr de diccionarios describe y disecciona en profundidad el nacimiento del amor, su maravillosa fuerza y capacidad de transformación, los sinsabores de una separación traumática y lo triste que puede ser a veces la vida. Un libro de premio que mantiene el altísimo nivel de Barnes

Julian Barnes (Leicester, 1946) es uno de los autores británicos en ejercicio mas valorados. Estudió en la Universidad de Oxford y ha sido uno de los lexicógrafos que ha trabajado en el Diccionario Oxford de Inglés, considerado el mejor en lengua inglesa. También ha sido editor, traductor y crítico de cine, pero desde hace algunos años se dedica sólo a escribir. Vive en Londres.

Ha escrito diecisiete novelas y ha ganado prestigiosos premios, como el Prix Femina, el Chevalier de l'Ordre des Arts et des Lettres y el Booker Prize en 2011, después de haber estado nominado varas veces. Se dice que si sigue así, ganará el Nobel cualquier año de estos.

Ha visitado varias veces este humilde blog, ya se ha convertido en uno de mis autores favoritos, y ésta es su página web personal: Julian Barnes.

https://www.anagrama-ed.es/autor/barnes-julian-89
Julian Barnes

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

domingo, 19 de mayo de 2019

La historia de la United Fruit Company

 http://web.mit.edu/course/21/21f704/UnitedFruit/UnitedFruit.html

«Cuando Minar C. Keith murió todos los periódicos publicaron su fotografía: un hombre de ojos brillantes con nariz de águila, vientre respetable y una mirada de desasosiego. Minar C. Keith, hijo de un hombre rico, nació en una familia que apreciaba el olor del dinero; eran capaces de oler dinero en cualquier punto del globo. Su tío era Henry Meiggs, el Don Enrique de la Costa Oeste. 

»Su padre tenía grandes empresas madereras y propiedades en Brooklyn; el joven Keith era una astilla de ese palo. (En el cuarenta y nueve Don Enrique había llegado a San Francisco con la fiebre del oro. No se lanzó a buscarlo en las colinas ni se murió de sed revolviendo el polvo de álcali de Death Valley. Él les vendía equipos a los demás. Se quedó en San Francisco y jugó a la política y a las altas finanzas hasta que se embarró demasiado y tuvo que embarcarse de apuro. El barco lo llevó a Chile. En Chile olió dinero.
 
»Era un capitalista yanqui. Construyó el ferrocarril de Santiago a Valparaíso. En las islas Chincha había depósitos de guano. Meiggs sintió que el guano olía a dinero. Con el guano hizo una fortuna, se convirtió en una potencia de la Costa Oeste, manejó cifras, ferrocarriles, ejércitos, la política de los caciques: todos eran para él fichas de una partida de póquer. Cuando la suerte le daba buenas cartas, acumulaba dólares. Financió los increíbles ferrocarriles de los Andes).
 
»Cuando Tomás Guardia llegó a ser dictador de Costa Rica, le escribió a Don Enrique para pedirle que le construyera un ferrocarril; Meiggs estaba trabajando en los Andes, pero un contrato de 75 000 dólares valía la pena,así que mandó llamar a su sobrino Minar Keith. Donde pisaba esta familia no crecía la hierba.

»A los dieciséis años Minar Keith vendía cuellos y corbatas por su cuenta en una sastrería. Después de eso fue capataz de un aserradero y propietario de otro. Cuando su papaíto compró Padre Island, cerca de Corpus Christi, Texas, mandó a Minar a explotar la zona. En Padre Island, Minar se dedicó a la ganadería y a la pesca, pero con eso no se hacía dinero suficientemente rápido, de modo que compró cerdos y los alimentó con carne de novillos y pescado, pero los cerdos no daban dinero fácil, así que cuando lo enviaron a Limón se alegró.

»Limón era uno de los peores focos de peste del Caribe, hasta los nativos se morían de malaria, fiebre amarilla, disentería. Keith subió hasta Nueva Orleans en el vapor John G. Meiggs a contratar mano de obra para la construcción del ferrocarril. Ofreció un dólar por día además de la comida y contrató setecientos hombres. Algunos habían sido filibusteros en las épocas de William Walker. Sólo sobrevivieron veinticinco. Los esqueletos húmedos de whisky de los demás se pudrieron en los pantanos. 

»En un segundo viaje se llevó mil quinientos. Murieron todos, para demostrar quizá que sólo los negros de Jamaica eran capaces de vivir en Limón. Minar Keith no murió. En 1882 había instalados treinta kilómetros de ferrocarril y Keith debía un millón de dólares; el ferrocarril no tenía nada que transportar. Keith hizo plantar plátanos para que el ferrocarril tuviera algo que transportar; para comercializar los plátanos tuvo que meterse en el negocio del transporte; así empezó el comercio de frutas del Caribe.
 
»Ni un momento los trabajadores dejaban de morirse de malaria, fiebre amarilla y disentería. Hasta los tres hermanos de Minar Keith murieron. Pero Minar Keith no murió. Él construyó ferrocarriles, abrió tiendas de ultramarinos en Bluefields, Belice, Limón, compró y vendió caucho, vainilla, carey, zarzaparrilla, compraba todo lo que costara poco y vendía todo lo que pudiese cobrar caro.

»En 1898, en colaboración con la Boston Fruit Company, fundó la United Fruit Company, que desde entonces pasó a ser uno de los consorcios industriales más poderosos del mundo. En 1912 incorporó a su emporio el Ferrocarril Internacional de Centroamérica; todo empezó con los plátanos; en Europa y Estados Unidos la gente había empezado a comerlos, de modo que talaron las selvas de Centroamérica para plantar más y construyeron ferrocarriles para transportarlos, y todos los años más y más barcos de la Gran Flota Blanca partían hacia el norte cargados de plátanos y ésta es la historia del imperio americano del Caribe y del Canal de Panamá y del futuro Canal de Nicaragua y de los marines y los destructores y las bayonetas».

(John Dos Pasos, Paralelo 42)

John Dos Pasos

Para más información,vease este enlace.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.