viernes, 1 de julio de 2022

Autobiografía - John Stuart Mill

 

Título: Autobiografía                                                                                                          Autor: John Stuart Mill

Páginas: 320 pág.

Editorial: Alianza

Precio: 11,95 euros

Año de edición: 2008

El británico John Stuart Mill fue uno de los grandes pensadores liberales del siglo XIX. Su obra más conocida es el clásico «Sobre la libertad» (1859). Mill investigó el grado de libertad particular compatible con las normas de la sociedad. El hombre es un animal social. Pero convivir no significa desvanecerse en la colectividad. El individuo es lo esencial. Tiene derecho a la autodeterminación personal. Es un fin en sí mismo. Por esa razón, las libertades civiles y políticas son el dique frente a la tiranía. En una palabra: liberalismo democrático. 

En esta magnífica «Autobiografía», Mill nos cuenta su formación intelectual. La educación que recibió fue abrumadora. Hasta los catorce años, estudió los clásicos griegos y latinos, filosofía, economía, derecho e historia. Leyó pocas obras de imaginación. Mantuvo escasas relaciones con jóvenes de su edad. Nada de juegos o diversiones que le distrajeran de su erudición libresca. Nada de educación física o de habilidades manuales. El joven Mill se mostraba torpe cuando se planteaban cuestiones prácticas. 

El pedagogo de John Stuart fue su padre, el destacado filósofo, economista e historiador James Mill. La sombra poderosa de Mr. Mill oscurecía al muchacho. Stuart Mill confiesa que en ocasiones se sentía aplastado por aquel escocés serio, honrado, trabajador y puritano. James Mill le preguntaba a su hijo las lecciones del día durante largos paseos. Lo sentaba a su lado a estudiar. Se mostraba frío y exigente con él. Stuart Mill acepta que su formación fue privilegiada pero, pese a su gran contención emocional, reprocha al padre el rígido intelectualismo que sufrió: «Sucede con frecuencia que los hijos de padres enérgicos crecen sin energía por depender de sus padres. Son sus padres los que son enérgicos por ellos». «La educación que me dio mi padre era mucho más apropiada para enseñarme a conocer que para enseñarme a hacer». «El elemento que más se echaba de menos en la relación moral que había establecido con sus hijos era la ternura».

Admite que esta era la educación normal entre las clases altas victorianas. Manifestar los sentimientos se consideraba inapropiado. Los futuros caballeros no debían perder el tiempo con francachelas. Mill recuerda que durante su juventud no se valoraba en nada. En cambio, los demás lo encontraban «enormemente presuntuoso y desagradable». Como su padre, carecía de convicciones religiosas. Para James Mill, la moral era independiente de la religión. Su postura era parecida a la de los estoicos. Esta creencia básicamente agnóstica fue la que heredó su hijo John. Es inútil preguntarse sobre los misterios de la vida. Lo relevante debe tener una finalidad pragmática y concreta.   

John Stuart Mill era un sabio con catorce añitos. Aprender era su vida. Cuando se libra de la asfixiante tutela paterna va adquiriendo una progresiva madurez de pensamiento. Viaja a Francia. Allí la libertad de costumbres contrastaba poderosamente con la represión de la Inglaterra victoriana. Los franceses expresaban sus sentimientos sin miedo. Para un joven que había pasado su infancia aislado entre montañas de libros aquello fue como aprender a respirar. Aparecen sus primeras publicaciones. Sus enormes dotes intelectuales empiezan a brillar. 

Los rasgos de su pensamiento se perfilan: importancia del razonamiento preciso y lógico frente a las efusiones sentimentales; defensa de la libertad como fundamento de una verdadera vivencia moral; radicalismo liberal en la línea de Jeremy Bentham (gran amigo de su padre). El utilitarismo benthamita defendía que el contenido de la legislación debe asegurar el mayor bien para el mayor número posible de personas. En este sistema no hay lugar para sentimentalismos. La nueva organización social es consecuencia ineluctable del progreso humano. Mill se abre asimismo a otras influencias intelectuales. Compara, matiza y depura sus conocimientos. Quiere reformar a la humanidad. El progreso era el fetiche de su siglo. 

Mill rechaza absolutamente la minoría de edad legal de la mujer, comparándola acertadamente con la subordinación de los súbditos respecto al monarca absoluto; valora con énfasis la calidad humana e intelectual de su amiga, esposa y colaboradora Harriet Taylor (su prematura muerte le destrozó); nos informa de sus empresas culturales, políticas y periodísticas; destaca la influencia que en su pensamiento tuvo el socialismo utópico de Owen, Fourier y Saint-Simon; también el positivismo de Comte; se considera un demócrata radical, pero valora las finas críticas de Tocqueville, porque una democracia degradada puede conducir al despotismo del ejecutivo sobre un conjunto amorfo de seres iguales y aislados: la dictadura del anonimato; las lecturas de los poetas románticos le ayudaron a rectificar ciertos excesos de una razón analítica y disolvente que acaba por devorarse a sí misma, con lo que deja al hombre desnudo y sin esperanzas. Al final de su vida, desde una base utilitarista e ilustrada, liberal radical, Mill fue acercándose al socialismo. La "Autobiografía" ofrece un panorama apasionante de la evolución de la vida intelectual decimonónica. 

Por último, la prosa de Mill es de una elegancia, concisión y precisión inigualables. El estilo es frío y reflexivo. Las palabras obedecen al pensamiento, y no al revés. No se busca impresionar al lector con frases sonoras o una retórica atrayente (como hacía Carlyle, a quien Mill, no obstante, admiraba), sino compartir una experiencia intelectual con la máxima exactitud y pulcritud. Las frases se ajustan a lo que quiere explicarse como la mano a un guante. El resultado literario es extraordinario.

John Stuart Mill
 
John Stuart Mill (Londres, 1806-1873) fue un filósofo, economista y político británico. De familia culta e intelectual, su tremebunda educación fue la de un superdotado. Mill devoró a los clásicos en varios idiomas. Fue influido por Jeremy Bentham, los ilustrados franceses, los economistas clásicos, los socialistas utópicos y los positivistas. James Mill, su padre, cultivó un genio y salió un genio.  

Sus trabajos sobre la libertad, el gobierno representativo, la esclavitud femenina o la lógica son clásicos del pensamiento. Mill era un radical que defendía la democracia parlamentaria, la liberación de la mujer, el debate para alcanzar verdades compartidas y la inevitable tensión entre la libertad individual y el progreso social. También defendió el derecho de los obreros a asociarse para mejorar sus condiciones laborales. Hombre triste, depresivo y melancólico, sus restos reposan en Aviñón. Algunos aseguraban no haber visto reírse jamás a John Stuart Mill. Exagerados. 

Publicado por Alberto. 

jueves, 30 de junio de 2022

A la conquista del cuerpo equivocado - Miquel Missé

 

Título: A la conquista del cuerpo equivocado                                                                    Autor: Miquel Missé

Páginas: 175 pág.

Editorial: Egales

Precio: 17,50 euros

Año de edición: 2018

¿Es fácil entender la situación de las personas que sienten que su sexo biológico es el equivocado y que su género (una construcción cultural, al fin y al cabo) es otro bien diferente? ¿Que es eso de ser trans exactamente? No son preguntas fáciles en una cultura en la que división binaria masculino/femenino es tan fuerte que todo lo relacionado con lo trans está lleno de trampas conceptuales e ideas preconcebidas. Por si fuera poco, en las lenguas romances, como el español, y en otras casi todo es masculino o femenino, hasta los objetos (la mesa, el aparador...) y las ideas abstractas (el espacio, la prisa, la libertad, el amor...).

Pues para encontrar la respuesta a esas preguntas y otras parecidas, y coincidiendo con que en esta semana hemos tenido el Día del Orgullo LGTB el martes pasado y que este próximo viernes arranca el Madrid Orgullo 2022 (1 al 10 de julio), vamos a hablar hoy de uno de los ensayos más claros, divulgativos y cercanos que hay sobre esos problemas, un libro publicado hace cuatro años y que ya va por la octava edición.

Si el año pasado hablábamos de «Después de lo trans» de Elizabeth Duval, como uno de los ensayos teóricos sobre la transexualidad más completos, agudos y bien construidos, ahora traemos aquí otro libro sobre el tema, mucho más pegado a la experiencia vital del autor y de la gente que ha conocido, emocionante, muy pedagógico y altamente recomendable.

Arranca con una declaración muy impactante, «Siento la extraña sensación de que me han robado el cuerpo», que parte de la acertada idea de que el malestar que siente un trans no proviene de su cuerpo, sino del entorno, de los otros que le hacen ver que no encaja en las categorías habituales. Y a partir de ahí nos propone un viaje fascinante por un conjunto de experiencias e ideas dolorosas, pero a la vez muy interesantes, porque ponen en cuestión muchas cosas que se dan por supuestas y, al final, amplían nuestros esquemas mentales.

El libro se divide en tres partes y un epílogo. En la primera parte, se aborda el problema de cuál es el origen real del malestar transexual, una sensación que nace de un complejo diálogo entre el individuo y los otros. Se rastrea ese origen, se construye un relato alternativo al plantea miento del cuerpo equivocado, se explica claramente por qué hay que despatologizar a los trans no son ni enfermos mentales por no aceptar su cuerpo, ni enfermos con un problema físico que solucionar a toda costay se recalca la enorme importancia que tiene para un trans socializar con otros trans y en general, personas LGTBI, que le devuelvan el eco de un entorno humano menos problemático y agresivo que el habitual, que le ayuden a pensarse a sí mismo. En la segunda parte, se describe la ola de relativa popularidad y efervescencia de lo trans de los últimos años y procedente de los Estados Unidos. También se analiza el complicado y difícil tema de los menores transexuales, que han tenido una gran visibilidad en ese movimiento de difusión. En la última parte, se analiza de manera crítica el modelo de solución para los trans basada en la búsqueda compulsiva del pasar desapercibido (passing), el «que no se note» y la asimilación al esquema clásico hombre/mujer, y naturalmente se propone otro modelo de empoderamiento, que por añadidura, propone ver lo trans como un caso particular de las situaciones de todos los que no se encuentran a gusto con su cuerpo (¿a quién no le pasado alguna vez, en mayor o menor medida?). El libro se cierra con un epílogo titulado «Permanezco atrapado en un cuerpo, pero ya no está equivocado», en el que el autor se reconcilia con su físico. Finalmente, la edición está acompañada de una bibliografía muy interesante

Un libro estupendo, escrito con mucho cariño y sentido común, lleno de empatía y experiencia, que plantea y resuelve con notable acierto, preguntas espinosas y complejas donde las haya, en las que lo más difícil resulta leerlas con ojos nuevos, sin prejuicios ni ideas del pasado. Un ensayo estupendo y encantador, que emociona en varios pasajes. Muy recomendable para ampliar horizontes

Miquel Missé Sánchez (Barcelona,1986) es un sociólogo y activista trans. Estudió Sociología en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha participado en varios colectivos, campañas y actividades del movimiento trans y es consultor y formador independiente en el ámbito de las políticas públicas por la diversidad sexual y de género. Colabora además con la Universidad de Vic como investigador sobre diversidad sexual y de género.

Ha publicado cuatro libros: «El género desordenado. Críticas en torno a la patologización de la transexualidad» (2010), «Transexualidades. Otras miradas posibles» (2013), «Políticas Trans. Una antología desde los estudios trans norteamericanos» (2015) con Pol Galofre y «A la conquista del cuerpo equivocado» (2018).

Participa en iniciativas tan interesantes como Oasis, una colonia de verano para adolescentes LGTB, o el espectáculo Trans Art Cabaret.  Tiene una página web con un diseño estupendo y mucha información, y en este enlace podéis encontrar una entrevista que le hicieron en 2019.

Miquel Missé

 
Publicado por Antonio F. Rodríguez. 

miércoles, 29 de junio de 2022

Nur Babá - Yakup Kadrí Karaosmánoglu

 

Título: Nur Babá                                                                                                                Autor: Yakup Kadrí Karaosmánoglu

Páginas: 200 pág.

Editorial: Destino

Precio: 11,50 euros

Año de edición: 2000

Esta curiosa novela, tan exótica, extraña, sofisticada y seductora, fue publicada originalmente en 1922 y es la segunda de las nueve que publicó su autor, es casi una opera prima. Está estructurada en nueve capítulos, que llevan títulos realmente llamativos (¿Cómo se apagan las velas de una abadía bektachí?), y tres apéndices, que continúan la historia cuando ya ha acabado la historia de amor principal.

Desde las primeras páginas, el texto nos transporta a un mundo lejano y exótico, al interior de una abadía o monasterio bektachí, dedicada a la religión de los jenízaros, rama heterodoxa del islam que conserva tradiciones turcas y asimila elementos chíies y cristianos; conducidos por un guía, los novicios deben franquear varias puertas espirituales para llegar a la embriaguez en el amor divino, y mientras lo conseguían, celebraban ágapes en los que el vino corría a raudales y las luces se apagaban.

La protagonista es la joven Niguiar, bella, rica, ociosa y aburrida, casada con un marido ausente, que es embajador en Madrid; una especie de madame Bovary turca, que se enamora perdidamente de Nur Babá, el de la barba enmarañada y la melodiosa voz, el derviche que lidera un monasterio y despierta encendidas pasiones entre sus acólitas. Su pasión es correspondida, abandonda su vida anterior y se muda a la abadía, donde viven otros fieles y las antiguas enamoradas de Nur Babá. La vida parece maravillosa, pero ¡ay! el amor es eterno solo mientras dura y nuestra bella protagonista acabará sus días en la abadía, junto a otras antiguas enamoradas, anciana, humillada, olvidada y siempre prendida de su maestro.

El argumento es muy sencillo, la gracia de la novela está en la intensidad lírica conla que se describen los sentimientos de los personajes y en el tono general que la convierte en una novela psicológica sobre el ciclo del amor: enamoramiento, seducción, pasión, desengaño y olvido. El estilo es rico, lleno de sensaciones y con rasgos clásicos y a la vez modernos. No resulta fácil situar aciegas a esta novela en el tiempo. Mezcla el discurso de un narrador omnisciente con fragmentos del diario de Machid, enamorado secretamente de Niguiar.

El conjunto es una novela muy curiosa, bella, poética y delicada, que destila una gran sabiduría de la vida y la descripción de una atmósfera exótica y muy peculiar. Algunas frases memorables son: «La curiosidad es la más poderosa de las fuerzas que impulsan a un hombre», «Llegó el invierno y la separación partió los corazones», «¿El objeto de mi vida: amar y solo amar, sin esperar nada a cambio», «¿No se parecen todas las vírgenes jóvenes al agua transparente?».

En fin, una rareza, una pequeña joya literaria y un clásico de la literatura oriental.  

La traducción se ha hecho a partir de la versión francesa y es obra de la traductora Alín Salom. Es un libro relativamente difícil de encontrar, habría que buscarlo en librerías de segunda mano y bibliotecas (véase «¿Cómo encontrar un libro?»).

Yakup Kadrí Karaosmánoglu (El Cairo, 1889-1974) fue un periodista, diplomático y escritor turco. Pasó su infancia en la capital egipcia y a los 6 años se trasladó al este de Turquía con sus padres, originarios de allí. Al morir su padre volvió a El Cairo y estudió en un colegio francés. A los 19 años, la familia se instaló en Estambul, donde estudió Derecho con poca convicción, tan poca que los abandonó a los 3 años para dedicarse a su gran pasión: la literatura.

Escribió artículos, poemas en prosa, cuentos, novelas, obras de teatro y ensayos, con lo que consiguió fama y notoriedad rápidamente. Apoyó a Mustafa Kemal Atatürk, el padre de la nueva Turquía, que cuando llegó al poder contó con él como embajador en Tirana, Praga, La Haya, Teherán y Berna. Fundó la revista de opinión política Kadro y dirigió el periódico Ulus.

Muy imbuido de la cultura francesa, sus primeras obras están influidas por el simbolismo. Luego su literatura se convirtió más realista y social. Describió sin atenuantes la miseria que encontró en el interior de su país. Está considerado uno de los grandes maestros de la literatura turca moderna.

Yakup Kadrí Karaosmánoglu

 
Publicado por Antonio F. Rodríguez.