jueves, 16 de marzo de 2017

Los caballeros de la ciencia - Juan Soto Miranda


Título: Los caballeros de la ciencia
Autor: Juan Soto Miranda
 

Páginas: 535
 

Editorial: Juan Soto Miranda

Precio: 15,80 euros 
 

Año de edición: 2015

Tengo que decir que en principio tengo muchas reservas ante la autoedición. Que un autor pueda autoeditarse un libro es algo que está muy bien para aficionados, para enseñar a familiares y amigos lo que uno ha escrito y cosa parecidas. Pero para escritores que quieran dejar huella, dar lo mejor de sí mismos y progresar, salvo el caso de los genios (que en realidad hay muy poquitos), lo más recomendable es pasar por la prueba de fuego del editor. 

Se autoedita mucho y no demasiado bueno. Tener que convencer a alguien para que invierta en editar el libro que uno ha escrito es un filtro de calidad bastante serio; además un buen editor ayuda a pulir y mejorar muchos detalles, de estilo y de planteamiento. 

Pero como no hay regla sin excepción, aquí tenemos una novela de intriga que se merece ser un superventas, editada por el propio autor, con su nombre y a sus expensas. Tiene los ingredientes de cualquier bombazo editorial: un arranque sorprendente, unos crímenes que resolver, amor, un enigma histórico, una misteriosa sociedad secreta que hunde sus raíces en el pasado, la Iglesia Católica y sus secretos, un final potente y una mujer guardia civil cuyas relaciones con los compañeros que le rodean dan bastante juego, y es inevitable que recurrden a las novelas de Lorenzo Silva y la pareja de la benemérita protagonista.

Parte de la acción se desarrolla en la Sierra de Guadarrama, que el autor debe de conocer como la palma de la mano porque las descripciones del paisaje son muy buenas, certeras y está ejecutadas con mucha seguridad, sin recrearse  demasiado en la suerte, con lo que nunca se hacen pesadas.Por otro lado, resulta curioso cómo el autor introduce la ciencia como tema en la obra y la relaciona con los demás elementos.

La narración está organizada en 163 capítulos cortos y un epílogo, que van abriendo líneas de la trama en paralelo, planteando pequeños enigmas y juegan con la curiosidad y las expectativas del lector con habilidad, enganchándalo hasta el final y consiguiendo que el libro se lea con facilidad y rápidamente. El autor no se deja ningún cabo suelto y yo por lo menos no he encontrado ningún error de consideración en la lógica de la historia.

Un superventas con todos las características canónicas del género, interesante y fácil de leer, que tiene mucho mérito si se piensa que lo ha escrito una persona normal, como tú o como el vecino, después del trabajo, al llegar en casa y por afición. Muy bien. 

Juan Soto Miranda (Madrid, 1974) a pesar de que se le daban muy bien las letras, decidió hacer Ingeniería Superior Informática e inició una carrera profesional como informático. 

En paralelo, ha seguido escribiendo hasta llegar a producir esta estupenda novela, que se ha editado él mismo y se puede encontrar en Amazon. Le gustan la lectura, el deporte, la naturaleza y los viajes. Se considera un perfeccionista y actualmente está trabajando en su segunda novela.

En este enlace podéis visitar su página personal.
 
Juan Soto Miranda

Publicado por Antonio F. Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada