martes, 14 de marzo de 2017

No me toques - Andrea Camilleri


Título: No me toques
Autor: Andrea Camilleri
 

Páginas: 192
 

Editorial: Destino

Precio: 15,50 euros 
 

Año de edición: 2017

Otra estupenda novela de Camilleri, publicada en Italia en 2016 y en España en marzo del 2017, recién salida de la imprenta, que me he cepillado en tres horas y de un tirón, tal y comooestaba, calentita todavía y con la tinta fresca. Es un libro estupendo, que me ha encantado, como todo lo que escribe este seductor siciliano que, la verdad, me tiene loco.

En esta ocasión, abandona a su comisario habitual, Salvo Montalbano, y le engaña con otro policía, Luca Maurizi, un hombre culto y sagaz, que tendrá que resolver la desaparición de una mujer que se irá complicando poco a poco con el correr de los capítulos.

Está escrita con la habilidad de un hombre del teatro, con una factura estupenda basada solamente en diálogos, noticias de prensa y documentos, para contar de manera indirecta un caso policíaco muy peculiar, desconcertante, lleno de intriga y de preguntas sin responder. Como suele pasar en este género, las cosas no son lo que parecen a primera vista y el lector tendrá más de una sorpresa.

Sin embargo y a pesar de que la novela se plantea como un thriller, en el fondo es otra cosa: el retrato de una enigmática mujer, con una marcada personalidad que se irá desvelando página a página y que finalmente resulta ser la verdadera protagonista del libro, por más que sea la desaparecida y que no aparezca directamente en ningún momento.

Parece que el autor, que se revela de nuevo como un profundo conocedor del alma femenina, conoció a una mujer que le fascinó, en cuya manera de ser está inspirado el personaje central de esta novela, que tiene mucho truco y está escrita por alguien que sabe muy bien lo que hace.

Una pintura de Fra Angelico (1390-1455), «Noli me tangere» (no me toques), juega un papel muy especial en la trama y da título al libro. Y una obra de teatro del estadounidense T. S. Eliot (1888-1965), titulada «The Cocktail Party» (1949), basada en elementos de «Alcestis» de Eurípides, completa las referencias culturales de esta historia curiosísima, profunda y apasionante. 

Una novela corta que es una joya, por el tema, planteamiento y la técnica con la que está escrita. Da igual si conocéis ya a Camilleri o no, creo que debéis leer este libro sí o sí, como suele decirse ahora. 

«Noli me tangere», fresco de Fra Angélico (1441). Y sin embargo, parece que acaban de tocarse.

Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925) es un autor de novela negra siciliano. Teniendo a las espaldas toda una carrera profesional como Director de teatro, comenzó a publicar novelas policiacas ambientadas en su Sicilia natal a los 53 años. Lleva publicados ya 97 títulos y, a juzgar por esta novela que ha publicado a los 91 años, sigue en plena forma.

Desde luego, tiene buenos maestros. Adaptando novelas del gran Simenon desmontó el mecanismo de sus novelas policiacas y aprendió a reproducirlo. De su admirado Vázquez Montalbán tomó el gusto por la gastronomía mediterránea y la costumbre de comer en silencio, para concentrarse en los sabores. 

Tiene una fínisima habilidad para sintetizar, para dar la información necesaria para que una historia funcione de manera concentrada, sin perder ni un segundo, y hacerlo a la vez de manera que quede bien.

Como García Pavón, dos temas le obsesionan: el sexo y la muerte. Si a eso le añadimos una sensibilidad artística especial, que abarca la pintura, la música y la cultura en general, y lo aliñamos todo con una pizca de sentido del humor del sur y un poco de socarronería siciliana, tenemos la receta completa. Como dice un blogero, de Camilleri me gustan hasta los andares. Esperemos que siga escribiendo muchos años.

Andrea Camilleri

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada