viernes, 2 de febrero de 2018

Rituales cotidianos - Mason Currey


Título: Rituales cotidianos
Autor: Mason Currey
 
Páginas: 264
 
Editorial: Turner
 

Precio: 19,90 euros 
 

Año de edición: 2014

Este curioso libro nació como un blog, en el que el autor escribió durante un año y medio varias entradas a la semana sobre las costumbres, manías y rutinas de todo tipo de artistas y creadores a la hora de ponerse a trabajar. Son 163 textos que resumen los trucos y tics que empleaban esos grandes hombres y mujeres para concentrarse y poder crear a gusto.

Son rituales, como los de un deportista de élite antes de competir, que ayudan a concentrarse y sirven como disciplina de trabajo para aumentar la producción. Aquí se habla sobre escritores, pintores, músicos, escultores y hasta científicos.

Resulta muy atractivo asomarse por un momento a la vida de Fellini, Mozart, Beethoven, Goethe, Chopin, Picasso o van Gogh, saber un poco más sobre cómo trabajaban y conocer anécdotas curiosas, como el que se tragaba medio bote de anfetaminas al día mientras estaba encerrado en su estudio, aquel que pintaba con los niños jugando alrededor, el que estaba meses sin trabajar y en un solo día era capaz de escribir 80 páginas, o el que produce 2000 palabras todos los días, festivos incluidos..

La mayoría, se levanta muy temprano y dedica la parte principal de la mañana a su trabajo. Luego come y por la tarde puede dedicarse a pasear, hacer ejercicio, visitar a unos amigos, leer la prensa o charlar con la familia. Pero desde luego, no todo los creadores se atienen a las mismas reglas.

Hay curiosas excepciones, como Descartes, que dormía diez horas al día, se levantaba tarde, trabajaba pocas horas y consideraba el ocio como algo fundamental para ser creativo. Lamentablemente, cuando aceptó un puesto en la corte de la Reina Cristina de Suecia en 1649, tuvo que levantarse a las cinco de la mañana en uno de los inviernos más fríos de la época y en menos de dos meses, el pobre murió de neumonía. O el de Marilynne Robinson (1943) que se confiesa incapaz de cualquier disciplina, escribe cuando le apetece y aprovecha sus insomnios.

Son más frecuentes de lo que el lector espera los artistas que no siguen el planteamiento de Thomas Alva Edison, que decía estar trabajando siempre para que cuando llegase la inspiración, le pillase en plena faena.

En cualquier caso, un libro entretenido, curioso, en el que apetece más que leerlo de corrido, tenerlo a mano una temporada y dejar que la mano se enrede en sus páginas y lo abra al azar para hojearlo un rato.

Mason Currey (Honesdale, Pensilvania) es un editor y escritor estadounidense, licenciado por la Universidad de Noth Carolina (Asheville). Colabora en State, Metropolis y Print. Vive en Los Ángeles y éste es su primer libro. Tiene una página web interesante: Mason Currey .

Mason Currey

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario